sábado, 3 de julio de 2010

El cuento de El cultural

.....
Cuando todavía no me había olvidado del disparatado reportaje que el diario El País le dedicó al cuento, se publica otro semejante en El Cultural de ayer. Ahora resulta que van a ser los editores quienes nos digan cómo es el cuento español actual. Hubiera sido mejor que nos lo hubiera contado el mismo Juan Bonilla, autor del reportaje, al menos hubiera sido su propia opinión; o alguno de los buenos críticos que tiene el suplemento cultural y que conocen bien la materia, como Ángel Basanta, Santos Sanz Villanueva y Ricardo Senabre.
......
.....
Entre las sorpresas que nos depara el texto en cuestión, la primera estriba en que, tratándose del cuento, incrusta tres microrrelatos de Pilar Adón, Elvira Navarro y José María Conget. Como si cuento y microrrelato fueran lo mismo. No me ha llamado menos la atención que ni siquiera se mencione la más reciente antología dedicada al género, parece que titulada Siglo XXI. Los nuevos nombres del cuento español actual, y que fue reseñada en ese mismo suplemento hace muy poquito. Pero lo más sorprendente de todo quizá sea la elección de los editores a los que les pide opinión, Juan Casamayor aparte. No parece que ni Impedimenta ni Seix Barral sean las que más hayan atendido al género, al menos en su vertiente española, que es de lo que se ocupa el trabajo de Bonilla, cuyos cuentos, eso sí, han aparecido en Seix Barral. Puestos a hablar con los editores, que venden su producto, como es normal, por lo que hay que hacerles un relativo caso, podría haber entrevistado a los de Xordica, Tropo o Menoscuarto, que sí han demostrado interés por los cultivadores españoles del cuento. Me temo que tanto Elena Ramírez (quien, por cierto, podría haber traducido la novel in stories por ciclo de cuentos, no por novela como denomina Dios ha muerto, de Ron Currie), como Enrique Redel (quien nos confiesa que antes sólo era lector de novelas, aunque ahora también lo sea de cuentos...), andan muy perdidos en la materia tratada.
Tampoco me parece inútil aclarar que lo que acaba de editar Menoscuarto no son los cuentos de Carmen Laforet, algo que ocurrió en el 2007, Carta a Don Juan y cuentos completos, sino las novelas cortas. Y respecto a los "quince que han hecho historia", elegidos por los críticos del diario, yo añadiría los cuentos de Chaves Nogales, Max Aub y Javier Marías, muy superiores a varios de los que se citan.
Ya que Bonilla se mete a reportero podría mostrar algo más de interés y conocimiento de causa, y algo más de ecuanimidad. Decididamente, me gustan mucho más sus artículos, y sus cuentos.
......
* El cuadro es de Yves Klein.
.....

17 comentarios:

Citopensis dijo...

Festival del humor en el texto.

A recomendar la analogía realizada entre novela-fútbol y cuento-futbolín.

Ni Cristiano Ronaldo la hubiera firmado mejor... o con menos chulería.

Y tal.

Fernando Valls dijo...

Pues, sí, Alberto, el comienzo de ese texto no es de las cosas más inspiradas que le he leído a Bonilla, escritor a quien aprecio mucho.

Uceda U. dijo...

Llegará el día en que algunos editores y algunos críticos nos diran qué tenemos que hacer, decir y cómo.
Yo prefiero mis propios errores aunque sean muchos.

Pablo Jauralde Pou dijo...

Viene siendo alarmante el desconocmimiento del campo literario de la crítica periodística; se da una extraña mezcla de ignorancia, esnobismo, fetichismo... No conozco tan bien como tú el mundo del relato y de la narración en general; pero en el caso de la poesía actual, por ejemplo, y de la literatura clásica, uno va de ausencia a disparate y de arbitrariedad a ignorancia. Suelo poner ejemplos por aquí y por allá, para que no me tachen de sabe dios qué: lo hice cuando se adquirió el códice Daza hace unas semanas (un autógrafo de más de 500 páginas en donde Lope escribió durante los últimos años de su vida)... Se puede comparar a un autógrafo de Shakespeare o a la edición de Montaigne entre nuestros vecinos. Entre nosotros, algunos (como el País), nada. A regañadientes han cumplido todos con el póstumno de Blas de Otero; pero nadie reseñó a Carlos Piera... El etcétera ocuparía tu oñágina, Fernando.

Fernando Valls dijo...

Pablo, para un periodista siempre resulta más interesante la última novela superventas, que asegura buena publicidad en el diario, que la adquisición de un códice de Lope de Vega o la aparición de un nuevo libro de Blas de Otero. ¿Sabías que el último libro de poemas de Ferrer Lerín, cuando obtuvo el Premio de la Crítica, no había sido reseñado ni por El País, ni por La Vanguardia? En fin, que ganan los malos, sin remedio.

Víctor dijo...

Habrá que echarle un vistazo al reportaje en cuestión. Luego te cuento, Fernando. Saludos.

Julia U dijo...

Yo ya le di un vistazo y tiene muchas palabras y muchísimas letras. Larguísimo. ¡Qué trabajo...! Y no entendí nada. Me dió una pena...Creo que por eso me equivoqué antes y escribí como tartamuda.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Fernando te felicito de corazón.

Un abrazo.

Delia Olmos dijo...

Yo creo que deberíamos ir al "origen del mal". ¿SE ha fijado alguien en los planes de estudio que siguen los futuros periodistas? ¿Ha hablado alguien con futuros periodistas o con periodistas que ya trabajan como tal? Es una desfachatez. La mayoría de los que tienen menos de 30 años no tienen un conocimiento profundo sobre nada. Encontrar a alguno con ciertos conocimientos sobre política, economía o literatura (por nombrar sólo algunos campos) es muy complicado. Un periodista joven al que hace poco ha fichado para hacer crítica literaria y que en breve leeremos por ahí (no diré dónde) me decía sin asomo de rubor que él disfrutaba mucho de los libros de Zafón, que era el gran escritor español actual. Le pregunté si había leído algo de Salmón, Tizón, Adón o Jon Bilbao y ni siquiera le sonaban. Eso es lo que hay, amigos. Vivimos en un país de gente que, por lo general, no está formada, por mucho algunos tengan (tengamos) títulos universitarios. Nuestro conocimiento es de una superficialidad que asusta. Ese es el "origen del mal".

Marian Torrejón dijo...

Cierto todo lo que apuntas: los deslices, como el de cuentos reunidos o la identificación de cuento con microrrelato, el acercamiento de ascuas a sardinas varias, y sobre todo la omisión incomprensible de la antología Siglo XXI, más en este preciso momento. Pero con todo, es bueno para el género que medios con tan gran difusión lo tengan como protagonista de sus artículos. Vaya lo uno por lo otro, y a ver si toman nota para la próxima.

Belnu dijo...

Sí, yo esperaba que hablase de Menoscuarto y también que conociera al menos la existencia de mis cuentos. Empiezo a acostumbrarme al silencio y el ninguneo y eso me preocupa.

Julia U dijo...

Espero que Belnu no se preocupe por el silencio o el ninguneo. A veces vale más que no se acuerden de un autor a que hagan lo que acabo de leer (anónimo pero bendecido por EFE).
Alguien ha publicado una reseña sobre la Obra Completa del poeta granadino Rafael Guillén y todo el tiempo ha estado confundiéndolo con Jorge. Habrá leído algunas páginas, posiblemente fuera de quicio, porque cita frases enteras de los que nos hemos ocupado de la obra de Rafael, repartiendo entre él y Jorge todo lo que ha querido.
Ha sido alucinante.
Y así va la historia. Y el autor estará contento de la información que proporciona.

Anónimo dijo...

Un par de precisiones: cuando te encargan un reportaje sobre editores de cuentos en España, lo normal es que preguntes a editores de cuentos, y no te lances a hablar de la situación del cuento en España desde tu perspectiva personal. Gracias por preferir mis artículos a mis reportajes, pero resulta que me pagan por hacer reportajes y ceñirme a sus estrictas reglas, y a otras que me invento yo como eliminar mi nombre cuando aparece en las listas de algunos de los consultados. En cuanto a la elección de los editores, tiene fácil explicación: se buscaba alguno "grande" entre cuyas principales fuentes de ingreso no estuviera el relato breve pero aun así hubiese publicado algunos libros de relato breve, consulté a Anagrama y Seix Barral y me respondió la segunda; se buscaba alguno que se ocupara esencialmente del relato breve y elegí a Páginas de Espuma, y se buscaba otro de los "independientes" para calibrar en qué medida el relato breve entraba en sus planes. Las elecciones pueden ser más o menos afortunadas, pero no creo que esté mal planteado. Me hace gracia que alguien diga que hay demasiadas letras y alguien diga que el reportaje se queda corto, pero supongo que eso es inevitable. No soy responsable de que la publicación pidiera microrrelatos a algunos autores, ni por supuesto de la lista de imprescindibles. Como no tengo cuenta en google, firmo como Anónimo, pero soy Bonilla.

Juan Pedro Martínez dijo...

Lamento que pueda molestar a alguien, pero es el peor reportaje que he leído en mucho tiempo, y no podía estar peor planteado.

La editorial Impedimenta no había publicado libros de cuentos españoles hasta el reciente "El mes más cruel", de Pilar Adón, pareja del editor, Enrique Redel (salvando los cuentos orientales de Andrés Ibáñez, que no creo representativos del relato español), y no se me ocurre ni una sola razón por la que debiera aparecer en este artículo de El Cultural, habiendo media docena de opciones sensatas de editoriales que han trabajado e invertido en el género. Y la editorial Seix Barral no ha publicado relatos en las últimas temporadas, salvo los muy puntuales de Pisón y del propio Bonilla. Pilar Adón, Impedimenta; Juan Bonilla, Seix Barral... Se empieza a ver por dónde van los tiros.

Por otro lado, después del despropósito del planteamiento en lo que respecta a las editoriales, la enumeración de autores es parcial, guiada por gustos personales (Conget, Elvira Navarro... sólo faltaba que Bonilla nombrara una vez más entre los cuentistas a Garriga Vela, Jesús Aguado, Pablo Aranda), y denota un profundo desconocimiento de lo que se mueve en el género en el momento actual.

De verdad que lamento tener que escribir todo esto, pero me parece que el reportaje no está a la altura de lo que se espera de un suplemento de difusión nacional, con títulos y subtítulos como "Las letras españolas viven del cuento" "El mercado editorial se aferra al relato", o "Juan Bonilla reflexiona sobre el momento de esplendor que vive el género en España". Y lo siento porque Juan Bonilla me parece uno de los cuentistas más interesantes de las últimas décadas; pero si no era capaz de dar una forma digna a lo que se le pedía, quizá debería empezar a pensar en decir "no" la próxima vez, en lugar de tener que salir a defenderse después del estropicio.

Fernando Valls dijo...

Juan, ando muy lejos. A la vuelta te contesto, con tranquilidad. Saludos.

Anónimo dijo...

El reportaje puede estar mal informado, pero no peor que Juan Pedro Martínez: la editorial Impedimenta ha publicado libros de cuentos de Andrés Ibáñez, Méndez Ferrín y un tal Kafka. En cuanto al libro de Pilar Adón, elegí a su editor sin consultar el registro civil (un fallo por mi parte) por el hecho de que no hay muchos libros de relatos que en menos de un mes lleguen a la tercera edición. Lo de Seix Barral tiene más gracia, porque no sólo ha publicado el sin duda más grande libro de cuentos de las últimas décadas, La Palabra del Mudo de Ribeyro, sino libros de Ron Currie, de Hipólito Navarro,de Wells Tower, de Millás, de Héctor Abad. Yo no enumero autores predilectos en el reportaje, de hecho ni siquiera cito a Elvira Navarro como parece entender Fernández: dejo las listas a los listos. Y una última precisión antes de callarme de una vez: yo no he salido a defenderme de nada, porque entiendo que cualquiera puede ver un estropicio donde quiera, sino a hacer unas cuantas precisiones (supongo, Fernando, que me molestó eso de "ahora que Bonilla se mete a reportero" dado que llevo 23 años haciendo reportajes, y vivo de eso). Pero ya veo que las precisiones sirven de poco y por tanto, mejor no hacer más. Gracias

Juan Pedro Martínez dijo...

Estimado Anónimo/Juan Bonilla,

Yo también voy a dejarlo aquí, pero mi impresión cuando vuelvo a leer el reportaje sigue siendo muy negativa. Podría decir lo contrario, para saldar esta discusión, pero mentiría. Por otra parte, creo que la sensación ha sido bastante generalizada en el mundo del cuento.

No creo que sus últimas matizaciones estén bien traídas. Si incluyó a Impedimenta por publicar a Kafka, el artículo podría haberse anunciado como "Las letras españolas viven del cuento: Kafka, la gran K. del cuento español". Y si incluía a Seix Barral por el indiscutible Hipólito G. Navarro, deberían haber titulado "Juan Bonilla reflexiona sobre las décadas [en lugar de "el momento"] de esplendor que vive el género en España" (a los autores extranjeros no los comento, porque de verdad que entendí que el reportaje hablaba del panorama nacional).

Me dice que no estoy bien informado. Pero luego alega que no sabía que Pilar Adón era pareja de Enrique Redel, y que no miró el registro civil. No entiendo nada. Luego habla de las tres ediciones de "El mes más cruel" en menos de un mes. Si usted está tan bien informado quizá podría contrastar ese dato con alguna lista real de ventas, o explicarnos cómo es posible que el libro recibiera el Premio FNAC -que dan sus libreros al libro más interesante publicado por un "nuevo" autor en los últimos meses- mucha antes de haber llegado siquiera a las librerías. ¿Presciencia de los prescriptores? Querido amigo, es usted más ingenuo de lo que creía.