martes, 20 de julio de 2010

Estatuas de Panamá

......
....
Roberto Mano de piedra Durán
....
.......
Einstein
......
....
Gandhi recuerda la presencia de hindúes en el país
.....
Las ciudades también pueden conocerse a través de sus estatuas, que al fin y al cabo podrían ser la parte de su historia, valores e intereses que desean recordar y mostrarle al visitante. Leo en Viajar sin ver (Alfaguara), de Andrés Neuman, que en la autopista que lleva a La Paz, la capital de Bolivia, en la Ceja de El Alto, se encuentra una estatua del Che, empuñando una ametralladora. Lo curioso es que la figura está hecha con materiales reciclados, como ruedas, hierros y engranajes diversos. En Montevideo, en uno de los lugares más hermosos de la ciudad, me sorprendió un monumento a Buda, mientras que en Panamá hay otro dedicado a Gandhi, cuya figura, como puede verse aquí, aparece atravesada por un puente de nueva construcción que ha transformado el tráfico de la ciudad.
.....
....
El monumento al ingeniero George W. Goethals que proyectó el Canal
.....
.....
Ferdinand de Lesseps, en la plaza de Francia
....
.....
El general Herrera, quien lideró la independencia de España, en la plaza que lleva su nombre, también conocida como del Triunfo. Es la única estatua ecuestre de la ciudad
.....
Pero lo singular del país es que no parecen muy convencidos de quiénes son sus ídolos nacionales porque el monumento a Anayansi, la india que se supone que fue amante de Balboa, una especie de Malinche panameña, situado en un lugar privilegiado de la ciudad, cerca de su enamorado, en la Avenida Balboa, ha desaparecido de la circulación. En cambio, la del descubridor, aunque la hayan cambiado de sitio, sigue ocupando un lugar principal, frente al mar. Tampoco faltan diversos monumentos a generales, como no podía ser menos, que os ahorro en su mayoría; una singular cabeza de Einstein y otra dedicada al campeón de boxeo Roberto Mano de piedra Durán que se alza sobre una bola del mundo, dados sus méritos. Pero no deberíamos olvidar nunca que, a veces, el destino de las estatuas es acabar en un cementerio, como el que se encuentra en pleno centro de Moscú, a orillas del Moskova, donde yacen las efigies de los viejos ídolos del comunismo soviético.
.....
.....
Monumento al varias veces presidente Belisario Porras, obra del escultor español Victorio Macho, frente a la embajada española, en el parque Porras, barrio de Calidonia
......
.....
Bolívar, en la Cancillería, frente a la Bahía de Panamá
....
.....
Balboa, mirando al Pacífico
.....
....
El jefe indígena Urracá, quien luchó contra los conquistadores españoles, en el parque que lleva su nombre, plagado de árboles espectaculares, situado en el barrio de Bella Vista
.....
* Las fotos, sin que sirva de precedente, son de FV.
....

12 comentarios:

Mario dijo...

Hola Fernando,
no sé explicarlo demasiado bien, pero las fotos me parecen latinoamericanísimas. Quizá sea por los pedestales. En cualquier caso, la entrada me ha gustado mucho: siento una predilección especial por las estatuas y las ciudades desde que me enteré, mucho ha, de que Sabadell tenía la única estatua al sastre de toda Europa. Cosas hay.
Un abrazo,

Mario Garvin

Fernando Valls dijo...

Mario, tienes razón, habría que detenerse también en los pedestales, otro género distinto. Buen verano.

Esteban Dublín dijo...

Fernando, interesante tu visión acerca de cómo las estatuas hablan de las ciudades. En Bogotá, por ejemplo, hay una estatua recurrente de Américo Vespucio y, otra, bastante extraña conmemorando la muerte de Álvaro Gómez Hurtado.

Un saludo.

Fernando Valls dijo...

Esteban, ¿quién era Álvaro Gómez Hurtado? Saludos.

manuespada dijo...

Si hablamos de estatuas únicas no hay que olvidar la única estatua dedicada al diablo en el parque del Retiro en Madrid, que volvió a saltar a la fama tras la película "El día de la Bestia", de Álex de la Iglesia (curioso que el director tenga este apellido con esa película a cuestas, a mi entender, su mejor película).

Annete dijo...

siempre viajo con mi cámara y no sé cómo ni por qué, en algún momento empecé a fotografiar las estatuas de los sitios a los que viajo así que,sí, las ciudades se conocen también por sus estatuas

Fernando Valls dijo...

Annete, si te parece bien, mándame algunas de esas fotos con estatuas y armaremos una entrada.
Manu, a mí también me sigue pareciendo `El día de la bestia´ la mejor película de Alex de la Iglesia, entre otras razones, por lo que tiene de quijotesca.
Saludos para ambos.

Anónimo dijo...

Celebro que haya una estatua a Núñez de Balboa en Panamá, primer europero que se bañó en el Pacífico -con pendón y armadura- y uno de los descubridores más interesantes y aventureros (qué gran película se pierde el cine con su vida). Balboa fue víctima de la inquina y envidia de un sacamantecas llamado Pedrarias Dávila, un sexagenario pelirrojo al que los indígenas y españoles apodaban "la cólera de Dios". Angelito. En él se inspiró Herzog para su película sobre el loco Aguirre y un Klaus Kinski no menos terrorífico.
Gracias por la foto de Balboa.
Juan Gracia Armendáriz

Fernando Valls dijo...

Juan, voy a dedicarla una entrada a la pervivencia de Balboa en la actual Panamá.

Esteban Dublín dijo...

Fernando, Álvaro Gómez Hurtado era un político conservador de mucho prestigio en el país, precisamente, porque encarnaba el espíritu contrario al político tradicional: honesto, transparente, recto en todo el sentido de la palabra.

Se dedicaba a dictar clases en la Universidad Sergio Arboleda, cuando la mafia colombiana lo asesinó después de una de sus clases magistrales.

Su estatua se posa muy cerca del Gimnasio Moderno de Bogotá, el colegio en el que estudian todos los presidentes de Colombia.

Un abrazo.

Fernando Valls dijo...

Gracias, Esteban, y saludos.

Anónimo dijo...

Me gustaría saber qué liderazgo ejerció Tomás Herrera cuando la independencia de Panamá de España, ya que tenía 17 años y aquí nos independizamos sin combate alguno.

Jorge E. Moreno jemoreno@cableonda.net