miércoles, 30 de junio de 2010

FEDERICO FUERTES GUZMÁN

.....
"Rojo y negro"
....

Cuatro amapolas muy negras corretean por el prado. Ríen a carcajadas, se empujan, se soplan detrás de las orejas que, en este caso, son los pétalos. Dan carreras, se zambullen en los charcos y, por fin, llegan al pie de la carretera. Se miran asustadas porque tienen que cruzar para seguir retozando. Están enrojecidas por el esfuerzo. Allí las atrapamos y enterramos sus pies en el suelo. Se quedan quietas para siempre y rojas, terriblemente rojas de sudor, esfuerzo e ira.
.....
"Cefalea"
.....
«¡Que la decapiten y que pase la siguiente! –ordenó el gran visir–. ¡Y que traigan mis aspirinas!». El asistente se postró ante él y le mostró a la nueva concubina. Asintió sin mirarla y se puso un paño de agua fría sobre la frente, dispuesto a una nueva sesión de ridículas historias sin fin. La chica entró, miró al visir y bajó la cabeza. No tenía nada que decir. Pasó la noche en silencio, y la siguiente y la otra. Así diez noches, cien, mil y una noches. Era, definitivamente, la mujer de su vida.
....

.....
* Federico Fuertes Guzmán confiesa que "no le gusta el fútbol, ni los bailes, ni el carnaval, ni el flamenco, ni la música de guitarra, ni la Semana Santa, ni la moral cristiana, ni la ética kantiana, ni salir de noche, ni la leche hervida, ni las corridas de toros, ni los tejidos sintéticos, ni la aldea de Almonte, ni el principio de no-contradicción de Aristóteles, ni la calvicie, ni los perros, ni la novela social, ni los telediarios. Su frase preferida la pronunció el gran diestro Jesulín de Ubrique unos días antes de su retirada: «Yo nunca he tocado techo. He sido imprevisible en toda mi carrera»". Pero aunque no hayamos logrado saber su edad, ni su lugar de nacimiento, ni siquiera a qué se dedica; hemos averiguado que reside en Algeciras y nos consta que es autor de dos recomendables libros de lo que podríamos denominar como microrrelatos y más..., titulados Los 400 golpes y Necesito llamar al Olimpo, ambos publicados por e.d.a., en Benalmádena (Málaga), en el 2008 y 2009, respectivamente.
.....

12 comentarios:

Hansel en Baviera dijo...

Mis felicitaciones. Son muy buenos relatos, originales, bien estructurados y sólidos.

Hansel en Baviera dijo...

Lo siento. Se me disparé el post sin: firmar:
Norberto
Y mis saludos.

Pedro Herrero dijo...

Me gustaría comentar “Cefalea”, porque eso es justo lo que tengo hoy, tras un viaje de vacaciones agotador. Pero me quedo con “Rojo y Negro”, un texto que calificaría de cortazariano (me recuerda “El aplastamiento de las gotas”, de Julio Cortázar). Me engancha y me seduce la total humanización de las amapolas, descritas en sus movimientos, en su pretensión lúdica, incluso en sus sentimientos de ira. Frente a ellas, la mención de los culpables no puede ser más aséptica y despersonalizada. Mi enhorabuena al autor.

Víctor dijo...

Me encanta "Cefaleas", por la dificultad de ser original en un tema tan trillado como el de Sherezade y el visir.

Gracias por la recomendación, Fernando. Me apunto ese nombre en mi lista de futuras adquisiciones. Un saludo.

Bel M. dijo...

Sí, excelentes relatos. Todo un descubrimiento.
Saludos desde las "Amapolas en octubre".

mariajesusparadela dijo...

"Los cuatrocientos golpes", es una hemosa película de cuando el señor Fuertes era un bebé (si había nacido).

Juan Carlos Márquez dijo...

Me alegro mucho de leer a Federico aquí. Buena elección.

ijimenez dijo...

Si os han gustado los textos os recomiendo entrar en la web de Federico Fuertes y disfrutar de sus increíbles series de iconos. Es mucho, pero mucho más entretenido que una tarde de Mundial.

Jesus Esnaola dijo...

Es estupenda la imagen de "Rojo y negro" y muy divertida la ironía de "Cefalea"
Un placer conocerte Federico.
Como siempre, gracias Fernando.

Anónimo dijo...

Me ha gustado mucho Rojo y negro porque consigue que veas la imagen y por la originalidad.

También me ha gustado la biografía de tan pintoresco escritor.

Rosana A.

Síndrome Coleccionista dijo...

Leí hace poco su libro "Los 400 golpes" y me sorprendio gratamente. Es una pena que no haya podido encontrar nada más de él. Además éste libro lo encontré en la biblioteca de mi ciudad. Yo era la única persona que lo ha leido...

Fernando Valls dijo...

En la editorial e.d.a., de Málaga, tienes más libros suyos. Saludos.