lunes, 25 de marzo de 2013

ISABEL CIENFUEGOS

......
Escribir
........
Sentir los zureos de las palomas, sentirlos hasta comprender el deseo de remontar acantilados y devorar la presa.
Aullar como los lobos, y tener la garganta de un perro para ladrar el celo y la ternura.
Y habitar en la frase, como en un paraíso.
  ..............
..........
............
Pinocho
.......
Hoy no va al instituto, le molesta la anilla en la nariz. Sentado en el parque, mientras espera la llegada del Gato y de la Zorra para  pillar algo que le lleve al País de los Bobalicones, oye a una anciana de cabellera azul murmurar que los chicos de hoy son todos unos burros y nunca llegarán a ser personas.
No quiere pensar en Geppeto, al que una empresa de tiburones se traga de sol a sol. Aún no es capaz de cruzar el mar de rabia o el mar de sueños para rescatarle.
......
* Isabel Cienfuegos  (Madrid 1954) vive en Madrid donde comparte su dedicación a la literatura con la práctica de la medicina en un hospital público. Es autora del libro de relatos Mañana los amores serán rocas (Cuadernos del Vigía, 2012).
.............

3 comentarios:

Jesus Esnaola Moraza dijo...

Me han gustado mucho los dos. Tan diferentes y tan igualmente delicados y precisos. No había leído nada de Isabel y es un placer hacerlo hoy.

Enhorabuena, Isabel; gracias, Fernando.

Anthony dijo...

Estimado Fernando, soy un torpe. Llevo días intentando enviarle un mensaje pinchando donde dice “email” en su perfil, y pese a innumerables intentos y descargas de software no hay manera. ¿Sería posible recibir un mensaje a fin de poder responderle? Mi email es: papa_asbestos@yahoo.es Muchas gracias. Antonio

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Yo, como Jesús, tampoco había leído nada de Isabel y me alegra haberme acercado hasta aquí y encontrarme con estas dos joyas, Fernando.

Intentaré enmendar mi falta, sin duda.

Un abrazo,