domingo, 14 de octubre de 2012

MAR HORNO, y 2

......
EL AMOR ES PARA EL VERANO
........
A finales de agosto, algunas bandadas que emigran hacia el sur, en busca de climas más cálidos, hacen parada en la laguna del pueblo. Que si un grupo de bicicletas, para remojar ruedas y reposar pedales. Que si un tropel de sombrillas blancas y azules, para plegar sus varillas doloridas. Que si un rebaño de toallas, para sacudirse la arena. Un día, se posó, con gran algarabía, una pandilla de morenos bañistas con daiquiris en la mano. La Aurora le echó el ojo a uno especialmente musculoso y de camiseta ajustada. Ante la contundencia de esas caderas de hembra rotunda, el mozo se quedó a pasar el invierno en el pueblo. El pobre, no duró mucho. En gloria esté. Todos pensamos que fue el frío, o la tristeza de la lluvia, o la falta de sol. Pero en realidad, lo que pasó, es que a la Aurora, le gusta en exceso el verano.
.........
.....
* El cuadro es de R.B. Kitaj.
........

12 comentarios:

David Moreno (No Comments) dijo...

Será que el verano le confunde, jeje

Un saludo indio
Mitakuye oyasin

Marga Reig dijo...

Definitivamente, un microcosmos propio surrealista delirante. Me fascina.

Fernando Martínez dijo...

Mar, ¿que puedo decir?... de nuevo en esta bitácora de la excelencia microrrelatista, que sin duda, es un referente y con un microrrelato excepcional. Felicidades, a este paso deberás cambiarte el nombre por Océano.
Un abrazo.

Miguelángel Flores dijo...

Si es que cuando van hacia el sur, lo mejor, por mucho que te guste el daiquiri y sus complementos, es dejarlos.
Una Hornada de las tuyas, buenísima como siempre. Y otra vez aquí a todo lujo. Si eso que te abra una sección...

Un abrazo, o más.

MJ dijo...

¡Qué despliegue de imaginación, chica!
¡Ja ja! Creo que la Aurora es mucha Aurora.
Felicidades por escribir como los ángeles, Mar.

Un abrazo.

Nicolás Jarque dijo...

Mar, has escrito un relato de realismo magico impregnado del mejor surrealismo patrio. Este genero, que bien podrías acuñar como propio, te va como anillo al dedo, no hay más que recordar tu último micro de ENTC para no dejarme como mentiroso.

¡Felicidades por la publicación y por el relato!

A seguir en este estado de gracia, que no es fruto de la casualidad sino de tu ingenio.

Abrazos.

Humberto Dib dijo...

Un excelente relato (no me gusta la palabra 'micro').
Un abrazo.
HD

Pedro dijo...

Me gusta la definición de Nicolás, Mar, realismo mágico impregnado de surrealismo patrio, así que me sumo a ella.

Tal como te dije ya, disfruto leyéndote en el mar -con pirañas- o en la nave.

Un abrazo,

Mar Horno dijo...

Muchas gracias por vuestros comentarios, DAVID, MARGA, FERNANDO, MIGUELANGEL, MJ, NICOLAS, HUMBERTO, PEDRO, aquí en esta nave donde hay mucho loco, pero genios.
Gracias Fernando, por publicar mis textos.

Ximens dijo...

Qué bueno, Mar. Eres como La Aurora, pero con los microrrelatos, no te conformas con uno, tienes que estar continuamente creando nuevos, y a cada vez más musculosos y de prosa ajustada. Felicidades.

Mar Horno dijo...

Gracias XIMENS, pues sí, me gustan en exceso, pero los excesos, tú sabes, nunca son buenos. Un abrazo muy fuerte.

Rosana Alonso dijo...

Solo puedo decir que me gusta mucho este micro.
Está lleno de imaginación, surrealismo y ternura.


Saludos per tutti