domingo, 13 de mayo de 2012

Póngame un spritz

....
`No te vayas de Padua sin tomarte un aperitivo con un spritz´, me recomendó Aurora, una amiga española que vive desde hace años en Milán, dando clases de español. Y yo, que suelo ser tan obediente en estas ocasiones como desobediente en todo lo demás, le hice caso, claro está.   
El spritz es un aperitivo que suele tomarse en el Veneto, aunque su origen, como tantas otras cosas en esta región, sea austro-húngaro, de los tiempos en que el imperio ejerció su dominación en esta parte de Italia. En su origen estaba compuesto por una mezcla de agua con gas y vino blanco, Prosecco, aunque cada barman haga gala de poseer su propia fórmula, que varía según los lugares y el paso del tiempo. El que yo probé en Padua me pareció hermano mellizo, que no gemelo, del Campari, tanto por su sabor como por su aspecto rosado. Sus ingredientes eran una mezcla de aperol, prosecco, agua gaseosa y una rodaja de naranja (puede ser también de limón, o llevar una aceituna), y tengo que decir que resultaba francamente rico. Lo sirven acompañado por un cuenco de patatas fritas. Al parecer, existe una canción, “Spritz Hour”, de Emotiva, nunca la he oído, que goza de cierta popularidad en el Veneto, en la que se describe su preparación tradicional. El caso es que esta bebida ha vuelto a ponerse de moda tras una campaña de publicidad en el 2008.
Tomarse un spritz, al atardecer, en buena compañía y en medio de una conversación amena, en la Piazza delle Erbe, de Padua, viendo desfilar el mundo alrededor, es una de las cosas más gratas que puedan ocurrirle a uno.
  
....

7 comentarios:

Miguel A. Lama dijo...

Tuve la misma experiencia en Verona, hace ya un tiempo. Tienes razón. También sobre lo del Plan Bolonia. La misma experiencia. Un abrazo.

Araceli Esteves dijo...

Fernando, deberías plantearte muy seriamente escribir una guía de viajes alternativa, diferente, o sea con cosas útiles de verdad.
Si es que dan ganas de visitar Padua aunque sea sólo para tomar uno de esos spritz.

Fernando Valls dijo...

Gracias, Araceli. En cuanto me jubile y encuentre un editor que me pague los viajes me dedicaré a la materia. Mientras, fabular sale gratis...

sergio astorga dijo...

Salucita de la buena.

Gonzalo Hernández Baptista dijo...

Ahora es época, con los primeros calores. A mí me sale estupendo. Y hielo, se añade, mucho hielo.

Esther Andradi dijo...

Coincido con Araceli, querido Fernando: La guía de viajes Valls "para comer y beber" sería irresistible, gracias por el "spritz", y un abrazo

Fernando Valls dijo...

Gracias, Esther, podríamos ampliar esa guía a "Leer, comer, beber, pasear y mirar el mundo...". Saludos.