martes, 8 de mayo de 2012

Calcedo e Hidalgo Bayal, premios NH

...
Me alegra mucho anunciar que Gonzalo Calcedo ha obtenido el premio NH Mario Vargas Llosa con su libro El prisionero de la avenida Lexington, editado por Menoscuarto, al mejor libro de cuentos publicado el año pasado. Creo que Calcedo, quien tiene ya en su haber una dilatada trayectoria dentro del campo de la narrativa breve, ha demostrado ser uno de los mejores escritores españoles de cuentos y novelas cortas de las últimas décadas. También ha obtenido el mismo premio el libro Conversación, de Gonzalo Hidalgo Bayal, publicado por Tusquets. Y entre los finalistas al mejor cuento se encuentra Lola Sanabria, amiga y visitante de este blog. En esta última modalidad el ganador ha sido Luisgé Martín. 
.....
......
....

9 comentarios:

Pepe Cervera dijo...

Y tanto que es uno de los mejores, y tanto. Me alegro por él y por la editorial.
Abrazos, Fernando.

AGUS dijo...

Mi enhorabuena a los premiados y finalistas, entre ellos Lola, y a ti, Fernando, por la parte editorial que te corresponde.

Abrazos.

Ximens dijo...

Felicidades a los ganadores y finalistas. Ahora, a conseguir los libros y disfrutar.

Anónimo dijo...

Enhorabuena a los premiados. Los dos Gonzalos han escrito libros excelentes.
Pilar

Jordi Masó Rahola dijo...

¡El libro de Hidalgo Bayal es magnífico! Recuerdo que los dos primeros cuentos me parecieron antológicos. Sin duda, un premio merecidísimo. El de Calcedo no lo conozco, así que voy a por él.
Jordi.

FERNANDO CLEMOT dijo...

Felicidades a Calcedo y a Hidalgo.
Sin duda el libro de Calcedo es un libro magnífico, como casi todo de lo que he leído de él.
Felicidades también a Menoscuarto y a los señores Zapatero y Valls, por su buen juicio.
Un abrazo a todos.

Rosana Alonso dijo...

Enhorabuena a todos, me apunto el libro de Calcedo. Y claro, a Lola pues un abrazo especial, faltaría más.

Lola Sanabria dijo...

Tuve la suerte de tener a mi lado durante la comida a Calcedo. Naturalmente, la conversación fue por los derroteros del microrrelato. ¡Qué le vamos a hacer si la cabra Lola tira al monte! Y hasta ahí voy a contar. Las irreverencias y otras hierbas se quedan para nosotros.

También me llevé una grata sorpresa al encontrarme con Eloy Serrano con quien también coincidí en los Hucha de Oro. Me lo quise quedar cerca como acompañante pero al final nos separaron.

En fin que una alegría grande.

Muchísimas gracias, Agus. Mil gracias, Fernando.

Abrazos para todos.

Anónimo dijo...

Gracias a todos por las felicitaciones. Y mis disculpas por el retraso; torpezas mías en la Red.

Lola exagera. Fuimos unos benditos. Mi cariño para ella y Eloy, con el que apenas pude charlar de las grandezas del cuento.

Gonzalo