lunes, 2 de agosto de 2010

AGUSTÍN MARTÍNEZ VALDERRAMA, y 2

.....
"Gatos por la ventana"
....
A ella, estaba claro, le gustaban los chicos malos que le tocaban el culo, escribían poemas de amor y tiraban gatos por la ventana. Aunque ahora es una musa célebre y procura guardar las apariencias. Viste en boutiques. Veranea en Saint-Tropez. Y bebe champán francés. Siempre fue muy coqueta, caprichosa y ligera de cascos. Sin embargo, desde que inspira best-sellers apenas frecuenta los cabarets. Y no se acuesta con poetas. Conmigo suele hacer una excepción. Le divierte recordar viejos tiempos. Luego, desaparece. Y me deja su ausencia y la nevera vacías. Yo, mientras espero que vuelva, sigo tirando gatos por la ventana. Pero ya nunca caen de pie.
......
.....
"Diluvio"
......
Abrumado por tanta responsabilidad, el animal había huido dejando atrás la enorme embarcación y los presagios que anunciaban lluvia durante cuarenta días y cuarenta noches. Pero ni el miedo ni los augurios más funestos bastaron para convencerlo, cansado y afligido de estar sólo. Imaginó otros cien años más así, temido y rehusado por todos. Incluso el propio Noé olvidó su tamaño al construir el arca, y él prefirió no ser causa del naufragio. Al alejarse, aún se cruzó con una pareja rezagada de jirafas que al verlo corrieron atemorizadas. Entonces comenzó a llover; primero mansamente, luego con mayor denuedo. Aliviado, el dinosaurio miró al cielo y sonrió.
.......
* En la foto, el autor con su familia.
.......

27 comentarios:

Propílogo dijo...

Me ha gustado el del arca, a pesar de que habrá quien critique el uso de la palabra dinosaurio. Creo que el mismo Monterroso estaría contento si se le fueran quitando porciones del monopolio del dinosaurio.
Brillante la crisis de identidad del pobre bicho. Y escalofriante la palabra "aliviado".
Gracias, Agustín.
P.

No Comments dijo...

A mí también me gustó el del diluvio y el dinosaurio. Son temas recurrentes pero con otra visión.

Un saludo indio

Pedro Herrero dijo...

Es famosa la correspondencia entre Groucho Marx y un bufete de abogados de Nueva York, que quiso denunciarlo por usar el nombre de Casablanca en una de sus películas. Sostenían los letrados que “Una noche en Casablanca” no podía titularse así, sin pagar derechos a los autores de la película “Casablanca” de Michael Curtiz.

Espero que no llegue a ocurrir lo mismo con la palabra “dinosaurio”. En mi modesta opinión, el texto “Diluvio” no evoca a Monterroso. Y eso no tiene nada de descrédito. Es una historia sensible, que aplica la amarga sensación de liberación a un personaje habitualmente denostado. Coincido con P. en la importancia de la palabra “aliviado”. Y felicito a Agustín, que parece tener esa rara habilidad de que sus historias siempre caigan de pie.

Isabel dijo...

Me ha gustado más Diluvio. Yo tampoco lo he relacionado con Monterroso, me he fijado más bien en que ha hecho relucir un rasgo de solidaridad en este animal que... puede desapareciera con ellos.

Marta Tort dijo...

Me gustaron mucho los dos. “Gatos por la ventana” más vanguardista, interpretable y lírico. “Diluvio”, más sensible y melancólico. Aunque, bien mirado, podría ser una nueva teoría literaria acerca de la extinción de los dinosaurios.

David L. dijo...

Los temas no son de nadie. Lo que importa es cómo se los desarrolla. Coincido con Pedro Herrero y otros comentaristas: el microrrelato de Martínez Valderrama no evoca a Monterroso. Es simplemente una nueva versión --excelente-- de un tema que "todavía estaba allí" y seguirá estando a disposición de quienes quieran usarlo. Admiro este ejemplo, pero le modificaría la última palabra: siento que la mención de la "sonrisa" insiste demasiado en el antropomorfismo.
David L.

Jesus Esnaola dijo...

Hola Agustín, me encantan los dos pero, puestos a elegir, me quedo con "Gatos por la ventana"; me encanta esa forma de retratar al chico malo, como alguien que tira gatos por... Me encanta cómo el paso del tiempo que nos cuentas es el de ella para, en realidad, describir a este chico malo que ya no lo es.
Por otro lado estoy seguro de que Monterroso habría querido poder demostrar que Parque Jurásico es un plagio de su microrrelato, o una revisión, o algo que le hubiera dado unos buenos dividendos; lamentablemente, o gracias a dios, sólo es una película de dinosaurios.

Un abrazo grande Agustín, muchas gracias, Fernando, como siempre.

Isabel González González dijo...

Lo que más me gusta de ambos relatos es la primera frase, aunque bien sabe Agustín que yo la hubiera puesto al final. (Guiño al autor). Me quedo con 'Gatos por la ventana'. El hombre tirando mininos a lo loco por la ventana es una de esas imágenes potentes que tan bien sabe crear Agustín.

Anónimo dijo...

Agustín qué bien supiste continuar los dos finales de Isabel.
Mi favorito siempre fue Gatos por la ventana, por la estampa y el lirismo y ese chico que me parece a mí que no es tan malo. Recuerdo que es de la 2ª edición (la que ganó Manu).

Decirte que en esta edición me gustó mucho el micro con el que continuaste mi frase final y también el de Batallitas(y es que también te manejas sin problemas con la sensibilidad sin ñoñerías).
Un saludo!!
Rosana A.

Agustín Martínez dijo...

Gracias a todos por vuestros generosos comentarios y a Fernando por darme la voz. Coíncido con Pedro, Isabel, Marta y David. Elegí al dinosaurio por una cuestión de tamaño y porque su extinción todavía hoy es un misterio y un hueco sugerente e irresistible por donde colarse. Jesús, me diste una nueva perspectiva de "Gatos por la ventana" que enriquece notablemente el texto. Siempre tan perspicaz. Como Isabel, que bien sabe ella que no sólo lleva razón sino que con la potencia de ambas frases todo resultó ser mucho más sencillo. Un abrazo y gracias.

alberto corujo dijo...

Con estos dos ya son... cuatro los relatos que he leído de Agustín (buena suerte con el de los abogados), y los cuatro me han gustado, así que enhorabuena, estás hecho un pedazo de escritor.

Julia U, dijo...

Siempre me sorprende la palabra "pedazo" cuando se emplea para elogiar algo. Pedazo es una palabra dura que alude a lo desgarrado de un todo. Y se ve más lo que falta que lo que hay (¿en las manos, entre los dientes?). El pedazo.
Esto no es una crítica sino un pedacito de reflexión y, en parte, de duda sobre el sentido que damos a muchos términos.

Fernando Valls dijo...

Alberto, si nos mandas tu microrrelato finalista lo daremos aquí también. Saludos.

alberto corujo dijo...

Tienes razón, Julia, parece un contrasentido, porque tomada en sentido literal, "pedazo" podría significar que le falta una parte para llegar al todo, y sin embargo la expresión se dirige a todo tren en sentido opuesto, queriendo reforzar la calidad de lo adjetivado, en este caso la calidad literaria de Agustín.

Gracias, Fernando, será un placer enviártelo.

Fernando Valls dijo...

Julia, Alberto, resulta un extraño ponderativo, que exalta la parte por el todo. Me imagino que proviene de jergas juveniles modernas, o modelnas, para sustituir al más pomposo y gastado "gran o extraordinario escritor", pero esto habría que preguntárselo a Leonardo Gómez Torrego, quien ahora debe estar dando clase en Santander, en la UIMP. Me parece que es una de esas expresiones que acaba llevándose el tiempo.

manuespada dijo...

Me ha gustado mucho la imagen de los gatos, muy simbólica del cdhico malote que fue. Y en cuanto al dinosaurio, creo que Agustín lo ha puesto en el micro por ser una especie que se extinguió, como bien explica por lo que también podría haber sido un mamut. Y la expresión "pedazo de" creo que viene del sur, y la puso de moda Chiquito de la Calzada (Ese peazo de botella de anís del mono...)

Jesus Esnaola dijo...

En el DRAE, versión digital al menos, la tercera acepción de "pedazo" es su utilización para reforzar el significado del adjetivo o sustantivo que antecede.

Fernando Valls dijo...

Manu, me parece que tienes razón y que empezó a popularizarse con Chiquito de la Calzada, ese peazo de cómico...

Julia U dijo...

De acuerdo. Y ¿qué os parece cacho? No discuto la calidad de Agustín, por supuesto. En cuanto a la RAE, admite todo y no deja nada en libertad.
¿Utilizan los académicos todo lo que admiten? ¿Creen que a los que sí les interesa si cacho, peazo o pedazo, en el sentido que estamos comentando les preocupa si la palabra está o no en el nicho de la RAE?
Estas formas van subiendo a TV y locutores de radio.
Sigo dudando.

Isabel González dijo...

Me encantó "gatos por la ventana" y como enlaza con el final aludiendo a que ya no caen nunca de pie. Las cosas cambian para los chico malos cuando crecen.

Iván Teruel dijo...

En "Gatos por la ventana" cristaliza de alguna manera el arquetipo de la Femme Fatale: esa mujer tan irresistible como escurridiza que provoca pasión y desesperación a partes iguales entre sus amantes. La historia es vieja y conocida. Pero, y ahí coincido con Isabel, Agustín sabe introducir un elemento perturbador y sugestivo (el lanzamiento de gatos por la ventana) que reactualiza el tópico: esa imagen del amante entregado a un ritual que no pretende sino revivir un tiempo que ya no existe. De ahí la última frase (otro golpe certero): por eso los gatos ya no caen de pie, porque ya nada es como antes.

Me gusta más, sin embargo, "Diluvio", porque Agustín utiliza uno de los procedimientos que mejor le calzan a la micronarrativa: la reformulación de mitos a través del ingenio o del humor (y en este caso de la ternura). La introducción del dinosaurio errante y desamparado en la coyuntura del célebre diluvio es un movimiento creativo fantástico. Ese contraste que produce la mezcla, además invita a una reflexión que trasciende los límites de lo anecdótico: el dinosaurio representa el sentimiento de exclusión social, tribal o grupal, y el miedo a lo atávico o desconocido. Me recuerda mucho a un cuento extraordinario de Italo Clavino, "Los dinosaurios", que también explota la imagen del dinosaurio incomprendido ante los cambios del mundo.

Por cierto, a Jesús Esnaola y Alberto Corujo: he leído vuestros microrrelatos del Concurso de Abogados del mes de julio. Son muy buenos ambos. Jesús, trabajas de forma magistral, en unas pocas líneas, el perfil psicológico del protagonista a partir de detalles ; y la vuelta de tuerca final, con los personajes como marionetas y víctimas de las disputas divinas es fabulosa. Alberto, esa naturaleza muerta que cobra vida para generar muerte produce un contraste muy interesante. Y claro, la figura de esa especie de nigromante hipnotizadora es realmente sugestiva.

Y para acabar: a Julia: creo que estamos en un contexto literario, sí, pero en el que hay cierta informalidad y una amable camaradería. No creo que el uso del ponderativo "pedazo" disuene en esta situación comunicativa. Hay diferentes registros lingüísticos que hay que saber adaptar a cada caso.

Saludos a todos y perdón por la extensión del comentario.

Iván T.

Jesus Esnaola dijo...

Iván, estupendo y exhaustivo análisis de los microrrelatos de Agustín; esto que acabas de hacer es lo más apreciado por cualquier escritor que tenga un blog en la red: un lector atento, crítico y generoso.
Y gracias por lo que me toca, claro.

Un abrazo

Agustín Martínez dijo...

Otra vez, vuestros comentarios, me exigen volver a daros las gracias antes de empezar mis anheladas vacaciones. Me alegra Rosana que te acuerdes de ambos textos con tanto cariño. Alberto, que bueno verte por aquí, esperó muy pronto ver publicado tu relato ( Recuerdo, no sé si está mal decirlo, el pitillo que compartimos en la terraza de la Ser antes y después del programa). Gracias también a Manu, certero como siempre, Julia, Jesús, Isabel... Por último, decirte Iván que coincido con Jesús. Tu comentario es la mejor recompensa que podrían haber imaginado jamás mis micros. Gracias y hasta pronto.

alberto corujo dijo...

Gracias Iván, por la parte que me toca.

Nada que ocultar, Agustín, dos cigarrillos que, saboreados frente al mar de tejadillos que conforman ese pueblo grande que es Madrid, supieron a gloria.

Pedazo de vista, por cierto :-)

Fernando Valls dijo...

Alberto, muy ingenioso el final el comentario. Felicidades, hombre, aunque espero que en los micros andes más fino.

Sinsellos dijo...

Diluvio me ha parecido un relato original porque nunca había visto asociado a un (¿pobre?) dinosaurio con la famosa arca. Y con hermoso final.

En cambio el de Gatos me ha gustado menos porque el personaje de ella está dibujado de forma estereotipada (boutiques-saint tropez-champan), aunque tiene el elemento de arrojar un animal por la ventana como, a mi modo de ver, una forma de arrojar la rabia o la desesperación, y es bonito el final (esos gatos que se salvaban pero ya no...).

A ver si llego antes de que te vayas de vacaciones, Agustin, a mí me queda ya muy poco...

Un beso
Bea

Hiperbreves S.A. dijo...

Tierno y salvaje el primero; otra vuelta de tuerca al mito de Noé el segundo, trufado con el omnipresente dinorroso.. Muy buenos ambos.