lunes, 30 de agosto de 2010

Emilia Oliva, premio León Felipe

.....
CONTEMPLO aquí
frente a la inmensidad sin tiempo
tu cuerpo gris, sin luz
contra las olas

silueta incandescente

contra el azul del mar
contra la reverberación de luz
sobre las aguas

confundida

una más entre mil
vertida allí en la playa
indistinta, fugaz
adolescente casi

como ese filamento de cal sobre la arena

carcasa hueca que habita un ser minúsculo
allá en la orilla

contemplo aquí ese fragor de espumas
de lenguas, de manos y de labios
sobre los cuerpos ebrios
de salitre, de luz, de días
esos pechos henchidos
para habitar el pálpito
buscan la oquedad de la boca
y empañan con su aliento
el límpido cristal de la mañana

contemplo aquí el océano sin origen
que nos trajo a la orilla
donde el tiempo cristaliza en recuerdos
nos abandona después
hachón de algas
carne trémula
medusa
transparente
y marca en la arena un sendero
de agua
un reborde de espuma
donde yace la vida

por él vuelve tu voz
tibia en la noche
y mi voz regresa a ti
aunque no me escuches
......

......
QUEDA un rincón de parque
un sendero de brumas entre álamos
la grisura de un día de penumbras
tan lleno de humedades
un fondo de bosque no explorado
el árbol desnudo
como un grito de ramas en la senda
un banco sin nadie

lo que tus ojos ven

lejano el frío
como el ruido del mar en la rompiente
penetra en los cristales

y persiste la intemperie de saberse
ya fuera del encuadre
......
........
* Emilia Oliva acaba de obtener el Premio Internacional de Poesía León Felipe, con la obra Quien habita el fondo., que aparecerá en la editorial Celya. El jurado que le concedió el premio estuvo compuesto por los poetas Antonio Colinas, Javier Asiáin (ganador en el año 2005) y Jesús Losada; el crítico literario Enrique Villasagra; el secretario del Ateneo de Navarra, José Luis Alló; y Joan Gonper, director de la citada editorial.
......
* La primera foto es de Jacques Chateau y la segunda de la autora del poema.
......

9 comentarios:

Antonio Serrano Cueto dijo...

Hermoso poema. Mi enhorabuena a Emilia, a la que no conocía.

Fernando Valls dijo...

Antonio, aparece un curioso texto suyo en `Velas al viento´. Saludos.

Pedro Herrero dijo...

La imagen que Emilia adjunta con el poema puede leerse como un autógrafo de la autora, con quien me une una amistad fecunda y dilatada. El curriculum que aporta a esta entrada es discreto, considerando el nervio que la ha llevado a montar seminarios literarios, coordinar grupos de poesía visual y luchar como una jabata por levantar a pulso una obra personal que la defina con justicia. Este premio compensa en parte su dedicación abnegada, pero como la conozco, sé que lo que de verdad le hace ilusión es saberse cerca de quienes la aprecian. Y que son legión. Y que me honra estar en ese grupo.

Gemma dijo...

Enhorabuena, Emilia.
Un abrazo

Anónimo dijo...

Me gusta el poema que has colgado como muestra. Y ese final:

"lo que tus ojos ven

lejano el frío
como el ruido del mar en la rompiente
penetra en los cristales

y persiste la intemperie de saberse
ya fuera del encuadre "


Un saludo

Rosana A.

Emilia Oliva dijo...

Gracias a todos por esta acogida a mis versos y espero que el libro -cuando salga- no decepcione las expectivas de estos poemas, Rosana

No sé si uno puede manejar una legión de gente que te aprecia, pero no me disgustaría llegar a una legión de lectores (je, je).

El honor es mío, Pedro, por todo lo que aprendí con tus notas a pie de versos ajenos y todos los autores que llegaron de tu mano a mi mesa.

Ahora, Fernando, con esta extraordinaria nave sigue alimentando la voracidad lectora las noches de insomnio, como quien no quiere la cosa.

edu salas dijo...

por él vuelve tu voz
tibia en la noche
y mi voz regresa a ti
aunque no me escuches.

Yo me quedo con estos versos... es algo sorprendente encontrarse con poemas que te levanten el ánimo y te hagan sonreír... Felicitaciones!!!

Anónimo dijo...

Mi más sincera enhorabuena, Emilia, sabes que yo ya formo parte de la legión de lectores, je,je y que desde hace tiempo, creo que el reconocimiento de tu poesía sólo era cuestión de tiempo. Necesitamos otra comida para seguir festejando, quizá en Navidades.

Besos,

Puerto

Anónimo dijo...

Hermosos y conmovedores poemas, de nuevo, mi enhorabuena, promete muchísimo y seguro que no decepcionará.
Un abrazo
Ana Alvea