lunes, 23 de agosto de 2010

JAVIER PAYERAS

.....
La chica siguió desnudándose hasta que desapareció por completo; cuando el chico salió del baño la buscó desesperadamente por toda la habitación -Aquí estoy- repetía ella, exasperándolo cada vez más. Después de un largo rato logró comprenderlo, las prendas de aquella excitante chica estaban revueltas sobre la cama, ella deambulaba completamente desnuda, realmente desnuda, tan desnuda que el chico no podía verla.
La chica tuvo que vestirse de nuevo para poder hacerse visible.
-Así me gustas más, quédate vestida- dijo él con toda sinceridad.

.....

....
* Javier Payeras (Ciudad de Guatemala, 1974) tiene estudios en Filosofía y Letras, pero es escritor y artista conceptual. Ha sido coorganizador del Festival Octubre Azul y director del Centro de Arte Contemporáneo Colloquia. En la actualidad trabaja en Editorial Cultura. Ha publicado varios libros de poesía y de narraciones, así como la novela Ruido de fondo (2003). También es autor de libros objeto y publicaciones experimentales. Este microrrelato, sin título, apareció en la revista Algarero Cultural, 6, julio-diciembre del 2000, pero yo he encontrado su rastro en el libro de Andrés Neuman, quien sólo cita la primera frase, Como viajar sin ver (Latinoamérica en tránsito) (Alfaguara, 2010).
.....

13 comentarios:

Víctor dijo...

Inquietante y moralizador, el micro de Javier. Habrá que rebuscar por ahí, a ver qué encuentro. Buena sugerencia, Fernando.

Anita Dinamita dijo...

Desnudez extrema... hay que saber mirar. Muy bonito!

M dijo...

Fernando, Javier saca cuento en una antología, al menos para mí (bueno, soy parte interesada) muy apetecible: La banda de los corazones sucios, antología del cuento villano. Obviamente, son relatos sobre malos malísimos, desde Mengele al Dios del Génesis.

Ha salido ahora en Bolivia y Argentina (ed El cuervo) y en octubre la sacará en España Ediciones Baladí. De los españoles están Jon Bilbao, Lara Moreno, Sergi Bellver, Vicente Luis Mora, Juan Carlos Márquez o yo mismo.

Intentaré mandarte un ejemplar cuando salga la versión española, a ver qué te parece.

gonzalo dijo...

hay también las que vestidas no parecen invisibles y que estallan de luz al desnudarse.

Fernando Valls dijo...

Matias, espero con curiosidad un ejemplar de ese libro, donde te veo en buena compañía.

Pedro Herrero dijo...

¿Alguien se apunta a recordar a Dustin Hofmann, aunque no cuadre del todo? Lo cierto es que si duda Javier invita a saborear varias lecturas, y una de ellas puede ser la del chico que sólo es capaz de desear lo que previamente existe en su imaginación, ignorando otro tipo de belleza. También es cierto que meterse en el baño mientras una chica se desnuda es un pecado mortal imperdonable. Pero ciñéndonos al texto, yo destacaría dos méritos esenciales. Primero, conseguir que nos excitemos todos, o sea la chica, el chico y el lector. Y segundo, conseguir que el narrador conserve la sangre fría.

Pablo Gonz dijo...

Contiene una imagen muy potente este micro.
Un cordial saludo,
PABLO GONZ

Jesus Esnaola dijo...

Me gustó mucho el micro de Javier. Y es que cuando alguien delante de ti se desnuda por completo, en todos los sentidos, te muestra más a ti mismo que a sí. Y no solemos estar muy dispuestos a vernos como somos.
Puedo ver a ese Dustin Hoffman, intimidado por mrs. Robinson, Pedro.

Un abrazo para todos.

javier dijo...

un fuerte abrazo fernando

Fernando Valls dijo...

Javier, a ver si puedes dejarme tu e-mail en mi correo privado del blog. Saludos.

Anónimo dijo...

No todos soportan "la desnudez" verdadera.

Buen micro, buen escritor.

UN saludo

Rosana A.

Tuky dijo...

Me pareció simplemente bello

Estuardo Alejandro dijo...

A veces lo que se desnuda es el alma, se desnuda tanto que la sinceridad duele, como persona curiosa pide que se vista para descubrir quien es.