martes, 15 de junio de 2010

Zapatero: a la mesa con los caníbales´, y 2, por Rafael Chirbes

.....
De hecho, desde que se inició la crisis, el enredo ideológico ha permitido que los sindicalistas hayan seguido haciéndose enternecedoras fotos con el presidente del gobierno mientras las cifras oficiales hablan de cuatro millones seiscientos mil parados, y las reales superan con creces los cinco millones. Los líderes sindicales han apoyado sin fisuras a un gobierno cuyas únicas medidas anticrisis se han sustanciado en la concesión de ayudas a las empresas automovilísticas y en una entrega de decenas de miles de millones a la banca, ejecutada sin ningún control, con la excusa ideológica de que esos millones iban a servir para que las entidades dieran créditos a las familias y a los pequeños empresarios en apuros. Pero la banca, entre tanto, se ha dedicado a comprar firmas extranjeras, a conceder jubilaciones fastuosas a sus directivos y a mostrar unas brillantes cuentas de resultados fin de ejercicio. Los sindicatos (engrasados con donaciones multimillonarias) no han movido un dedo por los que veían desaparecer sus puestos de trabajo, los que perdían sus pisos y los que tenían que cerrar sus empresas. Durante los últimos meses, la única batalla sindical visible –siguiendo la estrategia del gobierno- ha sido la defensa de un juez que lleva veinticinco años intrigando en política. Zapatero y su ministra de economía han podido presumir ante la oposición de paz social en esa línea postmarxista de que la socialdemocracia es la mejor gestora del capitalismo, y que,por lo demás, cuenta con tan buena tradición en España: en los ochenta fue el gobierno del socialdemócrata Felipe González el encargado de llevar adelante la durísima reconversión industrial que solicitaba el implacable capitalismo europeo; de multiplicar los despidos empresariales hasta elevar el paro a tasas antes nunca imaginadas, de domesticar a varazos a los sindicatos, y de meter al país en la OTAN.
.....
......
Zapatero ha estado trabajando en sordina a favor de la gran banca y de los especuladores a los que de cara a la galería ataca con demagogia populista: Las vicepresidentas del gobierno (hay dos) llegaron a amenazar con llevar a la cárcel a quien difundiera bulos acerca de la crisis para beneficiarse. Al parecer, acababan de descubrir que la esencia del capitalismo es la especulación: comprar barato y vender caro. Palabrería. En sus actuaciones, ni una sola referencia a tocar el estatus de unos bancos que, según leo en la prensa, son las entidades europeas que más cobran a sus clientes por servicios y las que menos pagan por rendimientos; bajo su mandato, se ha suprimido el impuesto de patrimonio y no se han gravado los bienes suntuarios, tampoco se ha mirado hacia las sociedades de inversión, esos refugios de grandes fortunas que se conocen con el nombre de SICAV, Sociedades de Inversión de Capital Variable, escondites financieros, para entrar en los cuales hay que contar con un mínimo de 2.300.000 euros, y que cotizan al uno por ciento. El discurso del 12 de mayo, levanta el telón de la retórica y, en escena, aparece la amarga realidad. El excitante ajetreo del dinero. Bambi (así se le conoce a Zapatero, por su discurso buenista) tiene agudos colmillos con los que da dentelladas, incluso a sus ingenuos votantes. Empiezan a oirse las voces de altos cargos del partido socialista que ven su sillón en peligro: no se quejan de que el presidente sea injusto al tomar estas medidas, sino de que los deja sin discurso político ante la derecha. Quieren otro guión que sirva para echar de nuevo la manta por encima de la realidad. Y él mismo ha creído necesario anunciar precipitadamente que pronto llegarán impuestos que gravarán a los que más tienen: a la banca, a la Iglesia, a los ricos (se les llena la boca, salivan al decir la banca, los ricos, la iglesia: cultural war en estado puro). La batidora populista vuelve a girar. A lo mejor queda alguien que se crea algo. No lo sé.
......
* El cuadro es de Lucien Freud.
......

16 comentarios:

Antonio Tello dijo...

Felipe González dijo días pasados que a la mínima el PP se lanzaba a la yugular. Pues desde que el presidente Rodríguez Zapatero llegó a la presidencia ha tenido los dientes de la derecha en su cuello. ¿Qué hicieron antes los críticos de izquierda? Pues dejar que esa derecha retrógrada y cavernaria siguiera insultando, acosando e impidiendo gobernar -presionando dirían los futboleros hasta que se perdiera la pelota-. Pues bien, ahora, el gobierno quizás haya perdido la pelota y los hinchas como Chirbes silban a su equipo. Vaya responsabilidad cívica. Es tan fácil hacer leña...
Si en estas circunstancias no hubiera habido un gobierno socialista, los millones de parados que hay ahora no estarían cobrando el subsidio, ni los pensionistas sus pensiones con el mismo poder adquisitivo,ni miles de despedidos mayores de cincuenta años seguirían cobrando hasta la edad de la jubilación, ni tendríamos ley de dependencia, ni regulación de parejas homosexuales, etc. Seamos serios y razonables, por favor. Estoy bastante harto de tanto crítico pasional. Y si lo digo es porque tengo suficiente historia personal como para decirlo, le guste a quien le guste.

Teresa dijo...

Es un panfleto 'stricto sensu', perfecto. Carmen Peire hablaba de Max Aub. Yo pienso más bien en el Tito Liviano de la quinta serie de 'Episodios' de Galdós y en el Clarín de 'Cánovas'.
Habría que difundir más este texto. Y más ahora, cuando los sindicatos se plantean una huelga general en septiembre, a la vuelta de las vacaciones, para no crear conflictos visibles ante la que se nos viene encima en julio.
Por otra parte, el daño que ha causado la Cultural War en educación es incalculable. Alguien tendría que escribir sobre ese nuevo catecismo buenista que ha sido y sigue siendo el caldo de cultivo del momento, cortina de humo en que se han envuelto los mal llamados estudios de humanidades.

Isabel González dijo...

Zapatero remendón.

Anónimo dijo...

La tendencia en Europa, a pesar de la crisis, es la de votar a partidos neoliberales y conservadores. Quién iba a pensar que unas muestras del fracaso de este modelo capitalista neoliberal fuese la mejor forma de dejar a los socialdemócratas con las vergüenzas al aire. Y es que esta crisis, al mismo tiempo que nos muestra cuán feo es el neoliberalismo, nos dice, no sólo quién manda, sino quién ha mandado en realidad todo este tiempo, incluso cuando iban bien las cosas. Y me da que la gente, para salir de esta, está prefiriendo ponerse del lado de los que mantienen el discurso de los que mandan en realidad (aunque sean los verdaderos culpables y estos hayan demostrado que les importamos una mierda), no de aquellos a los que les gustaría oponerse y, sin embargo, no pueden; no sólo se demuestra que no han podido, sino que han fracasado estrepitosamente, demostrándonos a todos que el suyo era y es un progresismo condicionado, superficial, ligero... Y ahí es donde estoy con Chirbes. Es una crítica desde la izquierda. Parece que este progresismo está tocado y casi hundido, y sólo tiene futuro si consigue convencernos a todos de que es capaz de meterle mano a las cosas que realmente importan y marcan la diferencia.
Nicolás Melini

manuespada dijo...

Más allá de ideologías me pregunto dónde están los economistas. ¿La Economía no es una ciencia? Al menos eso nos enseñaron en la Universidad. Al final ha fracasado el Feudalismo, el Caciquismo, el Comunismo, el Capitalismo, el Socialismo, el Neoliberalismo, todo. Siempre nos quedará el trueque.

Anónimo dijo...

En mi opinión no es ahora cuando este modelo económico neoliberal globalizado ha dado muestras de su naturaleza. Lo único que sucede es que ahora nos ha tocado a nosotros. Ya vemos que, cuando nos toca a nosotros, la gente se va al paro o ve disminuido su sueldo (y las arcas del Estado se desangran), pero es que por estas mismas cosas, en otros sitios, la gente se muere de hambre. Es así, literal. En el mundo ha habido desde hace algún tiempo una soez miseria, consentida y provocada, tantas veces, por ese sistema neoliberal globalizado. Acaso era ingenuo pensar que a quienes amasan fortunas no se les iba a ocurrir nunca tratar de hincarle el diente al pastel más jugoso, nuestros países. Cómo no. Mientras nos hemos sentido a salvo, y recibiendo las mieles de ese modelo económico, no nos ha importado mucho que todo ello pudiera ser a costa de la vida de tantos otros. Hipócritamente, le hemos ido entregando cantidades ridículas de recursos, unas migajas, a aquellos “de los nuestros” que querían poner algún remedio a tanta injusticia, para que limpiasen sus conciencias (y de paso las nuestras), y, sobre todo, nos dejaran en paz; o nos lamentábamos de que no fuera posible subsanar tanta injusticia, a pesar de que sabíamos que, en realidad, egoístamente, no estábamos dispuestos a hacer lo necesario. Me resulta un tanto ridículo que pongamos el grito en el cielo cuando nos bajan el sueldo o nos vamos al paro, cuando, por estas mismas razones, la gente viene muriéndose de hambre en otros lados: explotación de recursos, explotación laboral de personas, especulación financiera sobre el mercado de materias primas y recursos agrícolas y sobre las economías de tantos países, países enteros empobrecidos a conciencia (tantas veces con la colaboración de sus élites).

En mi opinión, lo más progresista que se puede hacer en este momento es promover la extensión de la democracia al ámbito global del mundo. La economía es global. También ha de serlo la justicia. Las instituciones internacionales que toman tremendas decisiones sobre nuestro futuro, sin que hayamos podido votar a sus gestores, deben ser democratizadas. Es importante que haya leyes que protejan a “los otros” igual que “a nosotros”, y jueces con libertad de acción más allá de las fronteras de los países en los que se encuentran. Leyes son democracia. No es de recibo que nuestras empresas puedan hacer en otros países lo que en los nuestros sería ilegal. No es posible abordar la regulación de un mercado financiero global desde las políticas pequeñas de los distintos países. Hay que establecer acuerdos globales y promover leyes y medidas globales. No debería valer arreglar lo justo para que no nos vuelva a pasar a nosotros. Afortunadamente, tal vez ya no sea posible ni eficaz ocuparnos sólo de nosotros. El mundo tiene que dejar de ser el lejano Oeste de los matones de las finanzas, las multinacionales y aquellos países a los que les conviene que siga siendo el lejano Oeste para seguir moviéndose a sus anchas. Este mundo pre democrático tiene que empezar a ser una democracia en condiciones.

Nicolás Melini

Fernando Valls dijo...

Si queréis que publique vuestros comentarios es imprescindible que os identifiquéis. Queremos saber con quien dialogamos. Firmar Chuki o El destripador de Boston es lo mismo que no firmar. Malos tiempos en los que resulta necesario explicar lo obvio.

Ana dijo...

Gracias por publicar el artículo de Rafael Chirbes.

María dijo...

Se agradecen análisis sensatos. Yo, que no soy experta, quisiera preguntar algunas cosas sobre comentarios que escucho o leo por ahí y que me inquietan bastante:
1. que se pueda considerar la posibilidad de una UE sin Grecia. ¿Acaso Grecia no es Europa, es decir, acaso Europa no es lo que es gracias a Grecia? El simple hecho de que algo así se plantee ya me parece bastante preocupante, que nadie levante la voz para defender a un pueblo al que debemos, como poco, el pensamiento racional, todavía más. Un claro ejemplo de que estamos en manos de ciertos poderes económicos que cosntruyen los mercados a su medida, mientras que los Estados parece que, al menos por ahora, han perdido la batalla.
En otras palabras ¿quién ha dicho que la productividad y las ganancias son las que han de fijar el baremo de lo que queremos ser?
2- ¿No resulta un tanto inquietante que Alemania sea la que señale con el dedo a otros países y los acuse de despilfarrar y de abusar de su generosidad? Es algo que, evidentemente, resulta más fácil que señalar a los auténticos responsables de todo esto. Marcar a algunos países como piigs ¿no es azuzar un fuego peligroso? La reciente historia de Alemania ¿no debería enseñar a sus políticos que hay ciertos terrenos en los que no hay que adentrarse, que despertar odios irracionales puede tener unas consecuencias demasiado terribles?
3. ¿qué hace Boyer en la tele y en conferencias diciendo que: a) España ha dado trabajo a través de la construcción a más de ocho millones de personas en los últimos años; b) el paro se nos ha disparado por culpa de la construcción, porque si no tenemos en cuenta ese sector, tenemos unas cifras de paro similares a las del resto de Europa, c) estos inmigrantes ahora no se van?
¿Qué conclusión quiere el señor Boyer que saquemos? ¿Quién en el PSOE y en el Gobierno comparte esa opinión?
Un abrazo

hugo dijo...

Hola Fernando:

Primero, gracias por publicar entero el artículo de Chirbes e intentar, de estar forma abrir la discusión y hasta cierto punto el diálogo acerca de una situación que no deja a nadie ileso.

Pienso que, de poco o nada, puede servir la sensibilidad que se nos supone, el afán transgresor que se nos supone, el afán sensible-creativo-transgresor que se nos supone, si nuestro contacto con la literatura al final acabara alejándonos de los problemos y conflictos del género humano. Pienso que cuando se tocan asuntos como los que toca Chirbes -o en otro orden, el dicurso en el Parlamento Europeo de Cohn Bendit a raíz de la "ayuda" a Grecia. Ver en Youtube- hay que leerlos y discutirlos amablemente en la discrepancia.

Ahora bien, Chirbes en esencia no dice nada que no sepamos. Busca conmover a los últimos mohicanos de la izquierda -entre los que me cuento como viejo topo que me enorgullezco de ser- y de alguna forma tocar las conciencias de los amplios sectores progresistas que tiene este país.

El artículo de Chirbes en muchos momentos tiene un sesgo de panfleto que no deja de ser interesante en él. Refleja el enfado por el fraude o sencillamente la traición del PSOE y Zapatero a una serie de expectativas -Por ejemplo la Ley de Dependencia, por ejemplo, la LEC en Catalunya, por ejemplo El Estatuto de Catalunya, cuya necesidad o demanda era y es muy relativa, por ejemplo la Ley de memoria histórica cuyos fondos son ridículos, etc.etc.etc-

Es significativo que el texto de Chirbes o espante a unos o concite aplausos en otros. El pensamiento crítico desde posturas progresistas o de izquierdas ha retrocedido tanto y tanto en nuestro país que hoy un artículo como el Chirbes nos parece excepcional cuando no deja de ser un ejercicio de puro sentido común y nada más. Todo y adhiriendo a su crítica, pienso que, intelectualmente, es bastante romo: no pasa del reproche a Zapatero por no ser un socialdemócrata como manda la tradición, a pesar de retraerle que se comporten como siempre se ha comportado la socialdemocracia: dejándole a la derecha la casa "limpia y en orden" (El PSOE, desde Felipe González en adelante, ideológicamente está más cerca de los conceptos de "caridad" de la Democracia Cristiana Italiana que del concepto de justicia social y, políticamente, no han ido más allá de una aplicada gestión de la "cosa pública" tal como la entiende el neoliberalismo imperante-.

Por favor, no caigamos en futuribles tramposos del tipo "si hoy gobernara el PP o Rajoy estaríamos peor". Afortunadamente no gobiernan estos dinosaurios -aún aceptando fósil como animal de compañía que nos contampla desde su gota de ámbar-. La situación es esta y no podemos aceptar siempre "tortas" los de siempre y ver como el "pan" se lo repatern los que nunca probaron una "torta" porque su riñón no se permite esas rutinas.

Hoy, por no haber tenido un pensamiento crítico en su momento (A. Tello, comenta) parece que sólo se nos ocurre soplar la "vuvuzela" para festejar los goles en nuestra propia portería.

Claro, quizá, entre otras cosas, sea un problema cultural que se expresa en ese insultante porcentaje de fracaso escolar
O quizá que la clase trabajadora ha sido llevada al redil neoliberal por la burocracia (y burrrrocracia)que la dirige y que ahora pide perdón porque amenaza con una huelga general para... el 29 de septiembre.

Pero todo eso quizá, pertence a otro plano de expresión y creo que ya he abusado en la extensióndel comentario

Fernando, vuelvo a galeras,afortunadamente, Lanave va,

salut,

hugo

Julia U. dijo...

Qué alivio... Yo ya no sabía dónde estaba la izquierda.

NáN dijo...

Reacciones como la del Sr. Chirbes ya estaban previstas ("descontadas", como les gusta decir en jerga bursátil) en los argumentarios del Poder. Es más, las necesitan como agua de mayo para deshacerse de los que hacen "tonterías", como esas de las que hace una lista, que apoyo, Antonio Tello.

Sin darnos cuenta, se ha creado un verdadero Poder, el Sistema Financiero, gestionado políticamente por instituciones tan democráticas como el BM y el FMI y cortocircuitado o jaleado, según convenga, por los grandes inversores.

Es un poder de delincuentes. Por poner dos ejemplos, Rusia fue "neoliberada" a destiempo por BM y FMI, cuando solo las mafias tenían dinero para comprar; y a nivel global, creación de activos tóxicos para extender unos años la bonanza.

Esos delincuentes no solo no llenan las cárceles, sino que después de ayudarles ahora nos piden cuentas y pueden destruir cualquier país en cuestión de semanas si no se aviene a las condiciones.

En un muro de Lima alguien escribió: "Ahora que sabíamos las respuestas nos han cambiado las preguntas". Nos está pasando a muchos, disparando desde el pasado a un enemigo que está en otra parte.

Me parece legítimo, siempre que se tenga una visión de futuro. Las Casandras que profetizan hacia atrás solo son útiles para el verdadero poder.

Anónimo dijo...

Zizec hoy en El País:

Los Gobiernos de Izquierda tienen todos la misma evolución: producen al principio cierto entusiasmo: la convicción de que algo cambiará: el capitalismo les permite legalizar el aborto, las bodas homosexuales, asuntos de género. Nunca las reglas del mercado. (Más lúcido que Chirbes, pues Chirbes se "enfada" con Zapatero por algo que no tiene vuelta de hoja. Aunque el enfado me parece legítimo y sus razones son absolutamente plausibles)
Nicolás Melini

Anónimo dijo...

Pero lo que me preocupa más es esto otro. Zizec señala el futuro de un capitalismo autoritario, como en China. "No es nada seguro que el desarrollo del capitalismo ponga en movimiento los deseos de democracia. El capitalismo asiático funciona sin democracia y no tiene problemas".

Concuerda con lo que dije ayer en otro comentario: "lo más progresista que podemos hacer en este momento es promover una democracia a nivel global". Es que todo lo que nos está pasando sólo demuestra una cosa: el carácter autoritario de cierto neoliberalismo, de los mercados funcionando a su antojo, por encima del bien y del mal, gobernándonos contra nuestros intereses e incluso a nuestra costa, no de un modo muy distinto de cómo esos mercados especulan con el precio de productos de alimentación básicos, matando de hambre a millones de personas todos los años (porque hay que recordar que la principal causa del hambre en el mundo no es la escasez de alimentos, sino la especulación con sus precios).
Nicolás Melini

carmen peire dijo...

a modo de sugerencia, para quien quiera, el blog de Vicens Navarro, donde casi a diario cuelga análisis sobre lo que está pasando. También en youtube las últimas declaraciones del lúcido Jose Luis Sampedro.
Carmen Peire

Anónimo dijo...

gracias por las sugerencias.
Nicolás Melini