sábado, 20 de marzo de 2010

MARTÍN GARDELLA

.....
BESTIARIO
(Una colección de seres extraordinarios pero encantadores)
.....
"El Vafoso"
.....
Oriundo del África occidental, el Vafoso era una especie carnívora de simio, con una boca desproporcionadamente grande, capaz de emanar un aliento deletéreo, que adormecía a sus víctimas para luego devorarlas con tranquilidad. Según cuentan las crónicas de la época, la vida de aquel ser monstruoso habría sido extremadamente breve. Su mortal arma de ataque se habría vuelto inútil desde la invención del chicle......
........
"La Desafinada"
......
Con cuerpo de sirena, pero cuerdas vocales de hombre, la Desafinada moraba las costas del Peloponeso en la Edad Antigua. Con su voz de tenor desafinado, buscaba atraer a los marinos hasta sus aposentos, para poseerlos por toda la eternidad. Sin embargo, su inocultable nuez de Adán, sus senos deformes y su cola de ballena, la hacían poco atractiva para los piratas, que preferían la abstinencia a semejante experiencia. Dicen, entonces, que la Desafinada alcanzó la vejez sin conocer hombre alguno, o que habría muerto muy joven, a causa de la tristeza.
.....
....
"El Hombre Toro"
.....
Descendiente lejano del famoso Minotauro, el misterioso Hombre toro vivió en Europa oriental durante el siglo XVIII. Fue perseguido durante un lustro por los pastores rurales, acusado de abusar de sus vacadas. Finalmente, fue atrapado y condenado a muerte, sin necesidad de enjuiciamiento. Una teoría, aún no demostrada científicamente, asegura que el origen del mal de la Vaca Loca habría sido el impacto sufrido por el ganado, al ver el cuerpo decapitado de la bestia, colgado en cruz junto a las brasas.
.......
....
"El Quelonius Lepus"
......
De origen posterior al Diluvio (durante el cual se produjeron inexplicables cruces), el Quelonius Lepus fue el único ser vivo de la familia de los sauromamíferos, caracterizado por tener cuerpo de liebre y caparazón de tortuga. A pesar de la agilidad que le daban sus patas cortas y peludas, se caracterizaba por ser un animal de movimientos vagos y limitados. Cuando iniciaba una caminata hacia cualquier destino, su rostro mostraba el entusiasmo propio de un velocista, pero el cuerpo se movía al ritmo de un perezoso. Semejante contradicción lo convertía en un bruto carente de personalidad, y también de amigos.
......
"El Rinoganso"
......
Con cuerpo de rinoceronte y patas de ganso, el abominable Rinoganso tuvo una corta existencia en las llanuras que rodean el Río Congo. La pesadez de sus cuernos relajados sobre el morro no le impedía evacuar unos extraños graznidos que precedían la hora del baño. Tuvo una muerte estúpida, propia de un ganso. El sacudimiento ágil de sus extremidades cortas no fue suficiente para mantenerlo a flote sobre el río que traga a los demás ríos, y a todos aquellos que intentan cruzarlo.
......

......
* Martín Gardella (La Plata, Argentina, 1973) vive en la ciudad de Buenos Aires desde 1984. Es abogado y profesor universitario. Sus textos, que recoge en el blog El Living sin tiempo, aparecerán en forma de libro durante el 2010. El "Pequeño bestiario sin ilustraciones" que aquí se publica es inédito. http://livingsintiempo.blogspot.com/martingardella@gmail.com
......

14 comentarios:

Citopensis dijo...

Grande Martín.

Su "Living sin tiempo" es un buen lugar por el que pasear.

Nota: el Hombre Toro bien podría ser un Miura de la actualidad...

Un saludo.

Víctor dijo...

Menuda sorpresa (y alegría) encontrar a Martín por aquí. Me dejo caer a menudo por su Living y siempre me marcho pensando ansioso cuándo podré volver.

Uno de los buenos de la red.

Un saludo.

MARIA FABIANA CALDERARI dijo...

¡Bravo Martín! Me alegró mucho encontrarte en la Nave.
Saludos cordiales.

No Comments dijo...

Un genio este Martín. Me gustaron, el del rinoganso es bestial, jeje

No sabía lo del libro...

Un saludo indio

norberto dijo...

Muy buenos. Con lo que me gustan los bestiarios. Te pondré en mis favoritos para seguir tus monstruosos y entrañables rebaños.
Un saludo a lo bestia,
Norberto

Antonio Serrano Cueto dijo...

Esta suerte de bestiario, donde los seres monstruosos tienen algo de melancólico, me recuerda el tono de la maravillosa cuerda de ciudades invisibles de Italo Calvino. El del Quelonius me gusta especialmente. Me llama la atención que la estructura narrativa es un poco repetitiva.

Isabel González dijo...

De los mejores momentos de lectura bloguista cuando paso por su living me tomo un té calentito y le leo, y lo releo, y le comento. Nos seguimos mutuamente, y es un honor y un placer cuando me lee y me comenta. Besos Martín. Gracias Fernando por destacarlo.

Ali dijo...

Ali:
Hace tiempo que no entraba en "Living.... grande fue mi sorpresa encontrarte, un genio como siempre. Muy bueno y merecido tu proyecto del libro. Besote.

Javier Perucho dijo...

Como sabes, Fernando, la sirenología va vientos fuertes a la popa, sobre todo ahora que me topo con ese animal trasvestido con cola de ballena. Un hallazgo el bestiario; enhorabuenas al autor y al bitacorista.

Pedro Herrero dijo...

Martín, regreso de viaje y llego a destiempo para dejar un comentario, pero yo también me alegro de que abordes la nave y te unas a nuestro grupo de locos. Tu living parece ya el camarote de los hermanos Marx. Mi enhorabuena y un abrazo.

Martín dijo...

Quiero agradecer a todos por sus comentarios tan generosos.
Ha sido un placer dejar el Living por un rato y abordar esta Nave loca.
Gracias Fernando por regalarme el pasaje.
Un abrazo

LA CASA DE ATRÁS dijo...

A esto juego con mi hijo de cuatro años. Nos armamos con papel y lapiceros y creamos bestiarios divertidísmos. Y no sólo bestiarios, fusionamos plantas con superhéroes y cualquier cosa que se nos antoje.
Os lo recomiendo, pasaréis un gran rato.

Raúl dijo...

Excelente, el compañero Martín. Como siempre.

Hiperbreves S.A. dijo...

Martín, llegué tarde, pero enhorabuena por esas bestias literarias.