jueves, 11 de marzo de 2010

El microrrelato en Andalucía

......
Cuando en el 2009, aunque con fecha del 2007, apareció la antología de Pedro M. Domene, dedicada al Microrrelato en Andalucía, me quedé con ganas de dedicarle un comentario. Resulta, desde luego, una recopilación muy atractiva y útil, pues aparecen nombres que ya tienen en su haber libros dedicados al género, como Hipólito G. Navarro, Fernando Iwasaki, Ángel Olgoso, José Alberto García Avilés, Manuel Moyano y Francisco Silvera. Pero también otros que han destacado, sobre todo, como poetas o narradores, como es el caso de Manuel Talens, Felipe Benítez Reyes, Guillermo Busutil, José Manuel Benítez Ariza, Manuel Moya, Salvador Gutiérrez Solís, Vicente Luis Mora, Pablo García Casado, Mónica Gutiérrez Sancho y Luis Manuel Ruiz. Y he querido dejar para el final a tres jóvenes narradores, muy recomendables: Javier Puche, Lara Moreno y Cristina García Morales. No son, sin embargo, todos los antologados, aparecen también otros nombres, también valiosos, hasta un total de 31, aunque varios de ellos sean desconocidos para mí, a los que tengo que pedirles disculpas por no poder citarlos aquí, ante el riesgo de convertir esta entrada en algo parecido a una lista de teléfonos.
.....
......
Lo único, digamos, preocupante, es el desconocimiento que algunos de estos autores parecen tener del género, del microrrelato, pues lo confunden con el cuento e incluso con el artículo, del que sólo es un pariente, no más allegado -por cierto- que de la poesía, género con el que me parece que nadie confundiría al microrrelato. De todas formas, a los escritores no hay que juzgarlos nunca por sus reflexiones teóricas, sino por sus ficciones. No creo, por otra parte, que exista un microrrelato andaluz que se distinga del extremeño o del canario, como tampoco existe -me parece- una poesía o una novela específicamente andaluza. Pero también me consta que, tal y como están las cosas, tenemos que recurrir a estos subterfugios para que los toscos políticos que padecemos apoyen determinadas empresas, incluso las que son tan generosas como ésta. En Argentina, por ejemplo, también son muy dados a componer antologías con los autores de las distintas regiones del país. Así, existe, por ejemplo, un Panorama del microrrelato en el noroeste argentino (Universidad Nacional de Tucumán, 2004).
......
Pedro M. Domene ha tenido la amabilidad de titular su prólogo recordando una antología mía, de 1993, dedicada al cuento, quizá por haber cosechado entonces una cierta fortuna. Por ello he querido tomarme la libertad de rectificarlo, pues, en esta ocasión, lo hubiera titulado, más propiamente, "Son microrrelatos", en vez de "Son cuentos". Pero todo esto son pequeñas chincherías que nada cuentan ante un corpus atractivo de textos que ensancha el terreno de juego dentro de este nuevo género narrativo.
.....

8 comentarios:

gonzalo dijo...

que vivan las etiquetas y los regionalismos, porque hacen la champaña más burbujeante.

microrrelatosperdedores dijo...

a mí me da la sensación de que esas etiquetas van muy bien para conseguir subvenciones de las comunidades autónomas, pero no creo que tengan mucho sentido literario

Fernando Valls dijo...

Santamaría explícate un poco más, a qué etiquetas te refieres, ¿a lo de "microrrelatos andaluces"? Me consta que el autor de la antología es consciente de todo eso. Pero, ¿las instituciones andaluzas te apoyan si haces un libro de microrrelatos españoles? El disparate de Cataluña, el País Vasco y Galicia, se ha extendido al resto de España. Y así nos luce el pelo...

microrrelatosperdedores dijo...

Sí, sí, me refería a eso. Sería digno llamarlo microrrelatos de la coca-cola?

Fernando Valls dijo...

Pues, no, Santamaría, me temo que no sería muy sensato, ni muy afortunado.

Raúl dijo...

Fernando. Me encantaría que desarrollaras un poco la aseveración que haces acerca del "desconocimiento que algunos de estos autores parecen tener del género". Con lo dicho, resulta sólo enunciada.
Saludos.

Fernando Valls dijo...

Raúl, si me convocan a formar parte de una antología de poesía, me piden una poética y les hablo del cuento, sólo puedo pensar que el autor anda un poco perdido. Creo que a estas alturas debe estar claro que un cuento y un microrrelato no son lo mismo; algo que algunos autores de esa antología no parecen haber entendido. A eso me refería.

Anónimo dijo...

Gracias, Fernando, por ocuparte de Microrrelato en Andalucia. Tú sabes bien como nació el proyecto y las dificultades del mismo. Con respecto a las subvenciones, dile a ese lector que no son tales, ni se hacen este tipo de trabajos por eso, ni mucho menos. Se hacen porque, sin duda, y ahí está el volumen para leerlo,hay buenos autores de microrrelatos en Andalucía. El hecho de que lleve la etiqueta de Andalucia es, simple y llanamente, porque no se pudo hacer uno sobre microrrelato español, por su amplitud y dificultades que encierra. Particularmente, sí soy partidario de esos regionalismos que me llevan a conocer a algunos autores que de otra manera no los hubiera leído. Quien quiera ver otra cosa, allá él. El tiempo dirá los aciertos o desaciertos de esta antología, aunque algunos ya se están viendo. Y no cito nombres porque todos los antologados, me merecen un respeto por su amabilidad y por su generosidad.
Gracias, de nuevo, Fernando por dar a conocer un trabajo que a alguien le pueda interesar.
Cordialmente, Pedro M. Domene