lunes, 15 de abril de 2013

Fútbol en Madrid

.......
El miércoles pasado, en compañía casi única de un grupo de escritores, medio vi el partido del Barcelona, contra el PSG, en un bar de Madrid, para los amantes de la precisión  llamado Saltón III, situado en la Corredera baja de San Pablo. Pero, al grano, el caso es que estaba lleno de gente y me sorprendió que todo el mundo fuera a favor del equipo de Messi. Unos pocos días después, el domingo por la noche, mientras cenaba en un pequeño mesón, también de Madrid, en la calle Málaga, daban el Atlético de Bilbao/Real Madrid. Había poca gente, pero muy ruidosa. La verdad es que yo le prestaba más atención al periódico que leía que a la pantalla, pero pocas veces he visto un personal tan fanático y racista. Bueno, sí, en un restaurante de Sant Cugat, en la provincia de Barcelona, donde hace años solía ver algunos partidos del Barcelona con unos pocos amigos, todos forofos del equipo catalán, había un ganado semejante. 
En fin, ojalá hubiera más gente como la del primer bar, mejoraría la convivencia, que buena falta nos hace. Sería señal de que no nos enlodamos del todo. 
.....
.....
* El cuadro es de Fernando Botero.
......

8 comentarios:

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Me pregunto yo, ese domingo del que nos hablas, no te habrás colado en algun bar que sea sede de alguna peña culé en los madriles.

Estoy -creo que todos estamos- de acuerdo contigo, Fernando.

Un abrazo.

Towanda dijo...

Te doy toda la razón, ¡ojalá así fuera!
Un abrazo

PPK dijo...

Hola, Fernando: solo una matización. Imagino que eres poco futbolero. El equipo de Bilbao se llama "Athletic", no "Atlético".
Saludos desde Zafra.

Fernando Valls dijo...

Pues, no, Pedro, no era una peña madridista, ni nada parecido.
PPK, sí me gusta el fútbol, desde siempre, e incluso lo sigo (una vez en Roma creo que me libre de un atraco porque le recité de memoria al taxista ladrón la alineación completa del Inter de Helenio Herrera que ganó las dos copas de Europa seguidas), pero como eso de Athletic me suena tan artificial me imagino que inconscientemente lo he castellanizado. De la misma forma que no hablo nunca de la Champions (ni del Milan, sino del Milán, etc.), sino de la Copa de Europa. En fin, manías mías.
Saludos.

Nicolás Jarque dijo...

El fútbol bien se podía definir como esa actividad que a los seguidores acérrimos de un equipo son capaces de trasmutar, por muy educados y comedidos que sean desde la cuna, en unos salvajes dialécticos sin cultura, eso en el mejor de los casos. Y doy fe de ello en los estadios que he estado, en los bares y hasta con amigos más ilustrados.

El fútbol es otro apartado, que como bien indicas debería reconducirse por los ejemplos de deportividad que a veces se dan.

Saludos.

Francis Black dijo...

Yo soy del Barça y quiero que el Real Madrid pierda, los del Atlético de Madrid también quieren que el Real Madrid pierda y los del Liverpool que pierda el Manchester United. El problema del fútbol es cuando se deja de ver como un entretenimiento y la gente se pone histérica.

Fernando Valls dijo...

Ahora recuerdo los improperios que les dedicaban a los jugadores del Bilbao, al color de uno de sus jugadores, quienes -según estos caballeros, la única señora era mucho más comedida- jugaban con boina... Además, las patadas que daban los jugadores del Bilbao eran recibidas como si las recibieran en sus propias espinillas, mientras que las que propinaban los del Madrid resultaban ser lances naturales del juego. Sin embargo, me parece que lo que más les molestaba a los merengues era que la chica, mucho más joven que ellos, comentara en varias ocasiones que CR le parecía un chulo, un macarra, frases que generaban un silencio incómodo en la reunión y cuya única respuesta era darle otro bocado a la hamburguesa ques se estaban tomando en el mesón madrileño. Mucho me temo que esa chica, tan suelta de pensamiento, no la dejarán que vuelva a ver el fútbol con ellos.

César Romero dijo...

En eso de llamar Copa de Europa a la así llamada Champions, Milán al así llamado Milan y Atleti al así llamado Athletic, soy de los tuyos, Fernando.