domingo, 21 de abril de 2013

CARLOS VITALE

.....
Novela negra para impacientes
.......
Soborno. Bajos fondos. Tiroteo. Muerte. Sirenas. Revuelo. Policía. Soborno. No hay testigos. Pistas falsas. Investigación. Soplo. Huida. Arresto. Soborno. El inductor cruza la frontera.
........
.......
Excusas
.......
Recuento los matrimonios aparentemente felices que conozco: nueve. Pido excusas si me olvido de alguno.

.......
.......
* Carlos Vitale (Buenos Aires, 1953) es Licenciado en Filología Hispánica e Italiana. Entre otros libros, ha publicado Unidad de lugar (2004), Descortesía del suicida (2008), ambos en Candaya, y Cuaderno de l'Escala / Quadern de l'Escala (con fotografías de Jaume Salvat, ilustraciones de Marc Vicens y prólogo de Carles Duarte, Edicions Vitel·la, 2013). Asimismo ha traducido numerosos libros de poetas italianos y catalanes: Dino Campana (Premio Ultimo Novecento, 1986), Eugenio Montale (Premio Ángel Crespo, 2006), Giuseppe Ungaretti, Sergio Corazzini (Premio del Ministerio Italiano de Relaciones Exteriores, 2003), Umberto Saba (Premio Val di Comino, 2004), Sandro Penna, Joan Brossa, etc. Desde 1981 reside en Barcelona.
.......
* La foto es de Ana Portnoy y la ilustración de Ian Gamache.
.......

10 comentarios:

Pedro Herrero dijo...

A Carlos hay que escucharlo, en vivo y en directo, leer con su propia voz sus propios textos. Notar cómo incluso en aquellos más breves sabe dimensionar cada palabra y cómo proyecta su voz hasta el fondo de un auditorio. Lo admiro por ello, y, por supuesto, por ese humor tan particular que gasta comúnmente en sus relatos.

Fernando Valls dijo...

Tienes razón, Pedro. Creo que Carlos es la persona que mejor lee los microrrelatos, no solo por la voz que tiene, sino también porque consigue darle la entonación adecuada para que se entiendan mejor. Saludos.

Carlos Vitale dijo...

Queridos Pedro y Fernando:
¡Me habéis dejado afónico! Sois excesivamente buenos conmigo.
Un fuerte abrazo
Carlos

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Pues yo, después de haber saboreado estas dos exquisiteces, me quedo con ganas de conocer a Carlos y oírle leer.

Un abrazo,

hugo dijo...

Hola Fernando:

¡¡¡Eeeeppp!!! que los 933 galeotes y remeros a tiempo parcial de LaNave levanten los remos, que hoy en cubierta está un poeta, un narrador, un excelente traductor y un maestro -mi maestro más reciente, lo digo con orgullo, claro-. Los que tenemos la fortuna de conocer a Carlos sabemos, además y sobre todo, de su gran generosidad y de su buen hacer con todos los que aún continuamos pensando que escribir no sólo sirve de algo, sino que es necesario para seguir viviendo.

La síntesis Quién se acerque a su poemario "Unidad de Lugar" a ese extraordinario libro de microrelatos "Descortesía del suicida" o a su último poemario "Quadern de l'Escala" -en colaboración con Jaume Salvat-, sí quién se acerque a cualquiera de estos tres textos quedará sorprendido por un manejo de la síntesis nada habitual,que convierte a la elipsis en un santo y seña. Y de todo ello se beneficia,¡como no!, la ironía. Y, como muestra, estos dos micros

Pero la obra de Carlos se ha de entender también a partir de la lectura de los herméticos italianos -Montale, Salvatore Quasimodo, etc.- y, sobre todo, de Giuseppe Ungaretti: un amigo común dijo un día que Carlos era el más "ungarettiano" de los poetas argentinos actuales y llevaba -y lleva- razón.

A veces pienso -y Carlos me permitirá el excurso futbolero- que tanto su poesía como su narración tienen la virtud -o la virtú- de dejar al lector en "orsay" -fuera de juego en argentino-, de pillarlo con el paso cambiado o de llevarlo a esa soledad del"portero ante el penalti".

Acierta Pedro Herrero cuando observa que a Carlos también se lo ha de oír en vivo y en directo por su particular forma de leer. Pienso que esa "voz" sólo puede ser deudora de la poesía y del poeta. Y, claro, el privilegio, después, es del auditorio...

Carlos, sé que tengo descuidado tu bloss y que últimamente estoy muy gandul con mis comentarios, hago firme propósito de enmiendas partir de hoy mismo. Un gran abrazo, pibe, y permitime compartir con vos esta gran alegría. Nos estamos viendo.

Fernando, si Carlos está en cubierta es el mejor síntoma de que "La Nave Va". Gracias.

salut,

hugo

Fernando Valls dijo...

Hugo, levantamos los remos, cesa el tan tan, aquí no hay latigazos, sino lectura, como en los ingenios del tabaco cubano, te leemos y seguimos navegando lo mejor que podemos, velas al viento, siempre contra la marea...
Un abrazo.

Carlos Vitale dijo...

Caro Pedro:
No te creas todo lo que se dice de mí, sobre todo si es bueno.
Gracias por tus palabras.
Un abrazo
Carlos

Carlos Vitale dijo...

Huguísimo, lo tuyo es una verdadera hagiografía, ¡te has pasado! Con que fuera verdad la mitad de lo que dices ya pensaría que es una injusticia que no me dieran el Nobel.
Abrazos mil
Carlos

Cybrghost dijo...

Estupendos, habrá que seguirle la pista.

Carlos Vitale dijo...

¡Ay! Soy muy fácil de seguir, y de encontrar. Si quieres, busca en alguna librería mi "Descortesía del suicida", donde encontrarás textos de la misma familia. Perdón por el autobombo.
Un abrazo
Carlos