sábado, 27 de abril de 2013

FÉLIX TERRONES, 1

........
MADRES E HIJAS
......
Desde mi ventana podía ver a Pamelita jugar con sus muñecas, estirarse sobre su cama para leer o bailar como una loca en su cuarto al ritmo de no sé qué canción adolescente. No sé cuándo fue que empezó lo otro, quiero decir, a mirarse frente al espejo, desvestirse, acariciar despacito cada una de las partes de su cuerpo, pero el hecho es que Pamelita me tenía hecho una brasa. Una noche no volvió a aparecer. Me temí lo peor. Pasó bastante tiempo antes de que la cortina se corriera otra vez. Cuando apareció la señora, entendí todo. Sus padres le habían obligado a cambiar de habitación. Pero la mamá de Pamelita es una mujer muy comprensiva que esboza una sonrisa cuando me mira sentado y expectante en mi ventana.
........



.......
* Félix Terrones (Lima, 1980) es narrador y traductor. Ha publicado un volumen de novelas cortas A media luz (Pontificia Universidad Católica del Perú, 2003) y la novela El silencio de la memoria (Mundo Ajeno, 2008). Ha editado y antologado de la obra de Sebastián Salazar Bondy para la Biblioteca Ayacucho. En la actualidad trabaja como asistente en la Universidad François Rabelais de Tours (Francia). Este microrrelato es inédito.
.......

8 comentarios:

Isabel Martínez Barquero dijo...

Desasosiega ese final, lo transmuta, pues de un microrrelato dulce se convierte en turbio.
En cualquier caso, atrapa.
Un abrazo.

Susana Camps dijo...

Buen ritmo y feliz elección de imágenes, que nos dejan pendientes de esa sorprendente ventana indiscreta. Como dice Isabel, atrapa...
Abrazos

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Este micro es una prueba más de la calidad de Félix Terrones como microrrelatista. Una pieza precisa, en la que podemos notar lo medido -muy bien medido- de la selección del lenguaje y cómo con ello consigue el mejor pulso narrativo posible para la historia. De hecho, es tan buena que -por momentos- logra que como lector empatice con ese personaje que, en condiciones normales, se llevaría todo mi desprecio.

Me alegra ver un 1 tras el nombre de Félix. Espero el 2.

Un abrazo para ambos.

manuespada dijo...

No sé si es más potente el personaje que mira o la madre de Pamelita, creo que esa madre se lleva el
Premio al personaje del micro. Me alegra ver a Félix por La Nave.. Un abrazo.

Fernando Valls dijo...

Yo apuesto por el marco, por la ventana indiscreta, y por la sonrisa de la mamá de Pamelita. Saludos.

Pedro Herrero dijo...

A mí, más que evocar La ventana indiscreta, me trae a la memoria "Monsieur Hire" de Patrice Leconte, es decir, no tanto la novela original de Simenon sino la espléndida adaptación que se llevó al cine. Y, por supuesto, coincido con todos vosotros: el texto de Félix es preciso, turbador y lleno de magnetismo.

Fernando Valls dijo...

Desde luego, si hay consentimiento, complicidad, no existe la indiscreción. Saludos.

Félix Terrones dijo...

Estimados lectores y amiga(o)s de "La nave de los locos":
Agradezco sus comentarios que he leído con mucho interés, expectante y contento con las impresiones e interpretaciones que avanzan.
Agradezco, igualmente, a Fernando Valls por acoger mis micros en su nave.
Abrazos!
Félix