lunes, 2 de mayo de 2011

ORLANDO VAN BREDAM, 1


"Hombre solo"
....
Mi hijo mayor se fue pero me dejó su loro. Mi hijo menor se fue pero me dejó el canario. Mi única hija se fue pero me dejó su gata. Mi mujer se fue pero me dejó su perra. La casa se ha llenado de mascotas inquietas que me los recuerdan, que copian de sus amos sus gestos típicos. Les doy de comer y sin darme cuenta, sustituyo sus nombres por los nombres de sus dueños. Llamo Pepe al loro, Miguel al canario, Melisa a la gata, Laura a la perra. Las mascotas aceptan y acuden a mis llamados con sincera, renovada y eufórica ternura. Sin sobresaltos. Y lo que es mejor: sin histerias.

"En el ascensor"

Mientras bajan, él imagina lo que haría con ella si ella quisiera. Ella se imagina lo que él imagina y lo mira. El ve en los ojos de ella lo que ha imaginado y se llena de vergüenza. Ella se lamenta, otra vez, de la eterna indecisión de ambos.
.......
........
* Orlando Van Bredam (Villa San Marcial, Entre Ríos, Argentina, 1952) vive en El Colorado, Formosa, en su país natal. Ha publicado varios libros de poesía, tres libros de cuentos y dos de microrrelatos: La vida te cambia los planes (1994) y Las armas que cambia el diablo (1996). Su novela Teoría del desamparo obtuvo el Premio Emecé en el 2007 y La música en que flotamos fue finalista del Premio Clarín Alfaguara de novela en el 2007.
......

9 comentarios:

Propílogo dijo...

No sé si rebuscas mucho, Fernando; lo que sé es que encuentras, o que, al menos, si ya estaba encontrado, nos avisas. Muy de agradecer. Para mí un hallazgo. El descanso del nostálgico es genial.
Mil gracias.
Gabriel

Fernando Valls dijo...

No rebusco nada, Gabriel, Van Bredam, aparece con 5 piezas, en la antología del microrrelato argentino de Laura Pollastri, publicada en España por Mensocuarto. Saludos.

Túconmigo dijo...

Gracias por todas tus sugerencias e informaciones. Ésta e interesa especialmente, me apasiona el microrrelato. Y estas muestras son realmente buenas.
Un abrazo

Rocío Romero dijo...

Pues la verdad es que para mí también ha sido un hallazgo, como dice Gabriel.
"Hombre solo" es una muestra de lo que a veces se desea, el amor sin defectos ni daños, el micro es una delicia. Tomo nota.
Gracias y abrazos

orlando Van Bredam dijo...

Gracias, Fernando, por la publicación de estos inéditos y gracias a quienes acercaron sus comentarios. Lo bueno de lo virtual es la respuesta inmediata que tiene.

kynikos dijo...

gracias por acercarnos estas dos joyitas y a su autor.
un saludo, sincero

Sandro Centurión dijo...

Muy buena selección Van Brediana, Muestra exquisita del estilo siempre renovado del autor. Saludos

Pedro Herrero dijo...

Admiro a quien es capaz de armar un relato con frases cortas, tan bien ensambladas como el terrazo y tan rotundas como un cordón policial. La primera historia parece escrita sin apenas esfuerzo, por pura lógica. Y todos sabemos que no hay nada tan difícil como eso. Conocía la solvencia Orlando. Pero creo que es de los autores que uno descubre cada vez que tiene ocasión de leerlos.

Rosana Alonso dijo...

Me ha gustado mucho Hombre solo.

Y los de la nueva entrada que has colgado, siempre tienen sus microrreltaos por lo que veo un punto amargo/irónico y son muy precisos.

Un saludo cordial