sábado, 14 de mayo de 2011

El disloque de Blogger


Nos ha dejado Blogger sin servicio un par de días. Pero lo más grave es que hace ya más de un mes que componer una entrada se ha convertido en algo muy complicado, por no decir casi imposible. Así, utilizando el navegador Explorer, como hacía hasta ahora, es posible preparar una entrada y guardarla, pero no publicarla. Por si ello fuera poco, tampoco te permite mantener la distancia, los blancos entre los textos y las ilustraciones, ni subrayar el escrito para cuadrarlo en la entrada, y ya no digamos darle un determinado color.

Debido a este problema, tampoco la descarga de su última versión lo ha logrado solventar, para publicar las entradas en el blog, no me queda más remedio que utilizar dos navegadores: el renqueante Explorer y el de Google, que se ha convertido –por lo visto- en su asistente. O sea, que parece que hemos vuelto a la prehistoria de la informática. ¿Alguien sabe qué hacer para solucionar, de una vez por todas, estas averías, o tenemos que seguir en taparrabos y cachiporra?


13 comentarios:

Jordi Doce dijo...

Totalmente de acuerdo, Fernando. Con el Explorer es imposible. En mi caso, las cosas han mejorado notablemente con las últimas versiones del Mozilla Firefox, aunque de vez en cuando, con este nuevo programa, me encuentro que al subir una foto, por ejemplo, desaparecen los saltos de línea. De todos modos, yo te recomiendo que te pases al Mozilla para trabajar en el blog. Ánimo, paciencia, y un fuerte abrazo, J12

Fernando Valls dijo...

Gracias, Jordi. Mañana probaré el Mozilla, a ver qué tal. Abrazos.

Pablo Jauralde Pou dijo...

Sin embargo a mí el Mocilla no me va (sube la mitad de lo que le digo y me falsifica la letra). Yendo a mayores, a mí lo que me preocupa realmente es la posibilidad que "alguien" tiene de omitir y barrer millones de comunicaciones, creaciones, participaciones.... Los "blogs" son excelentes para abrir esas tres cosas (comunicación, creación , participación); pero todo queda en un limbo ajeno.
Hace falta darle muchas vueltas a todo esto, ¿eh?

Juan Carlos Márquez dijo...

A mi me va bien con el navegador ópera.

Antonio Serrano Cueto dijo...

Yo también uso el Mozilla hace tiempo y no tengo problemas. Últimamente todo se derrumba. Da miedo. Un abrazo.

Paloma Corrales dijo...

Yo pasé por todas esas penurias y me volví loca. Después un amigo me indicó que entrara en la pestaña de configuración y seleccionara "editor actualizado (recomendado)", sin saberlo tenía "editor anterior". Funcionó, ahora vuelvo a poder hacer todo con explorer.

Saludos.

Sandro Centurión dijo...

Cuando el bloggero despertó, google había desaparecido.
Saludos

Olga Bernad dijo...

Yo solo puedo hacerlo razonablemente con el google chrome. Fatal con el explorer y algo mejor con el mozilla. ¿Pero a dónde ha ido todo lo que se ha perdido?
En fin.

julia U dijo...

De acuerdo con Pablo. Estas páginas son un espacio de libertad e independencia y qué mejor que cansar a los blogueros para que se callen. Al menos, confundirlos, ponerle zancadillas... ¿O exagero?

Luis Vea García dijo...

De acuerdo con Paloma. Con el editor actualizado funciona mejor. Yo lo he probado en mi Reseñados y la diferencia es notable en el uso.

Fernando Valls dijo...

Gracias a todos por vuestros consejos, me han sido de mucha ayuda. Actualicé la versión de Blogger y parece que va mejor. Saludos.

Propílogo dijo...

Leí una vez que muchos de los problemas de formato en el blog provienen de alternar el uso de las pestañas "Edición de HTML" y "Redactar" al crear la entrada. Aconsejaban crear el código (o sea, copiarlo de algún sitio) de un párrafo, con un estilo, un color... y pegarlo como predeterminado en Configuración -Formato -Plantilla de entrada. Así, cada nueva entrada tiene ese formato por defecto. Luego, escribir o pegar nuestra entrada dentro de ese código HTML, y usar la pestaña "Redactar" lo menos posible. A mí me ha funcionado, y aprendiendo tres o cuatro conceptos básicos, se hace sencillo.
En el fondo, el código HTML se resiste a que los profanos lo usemos como si fuera una cucharilla.
No voy a defender a google, me ha robado unos comentarios, tiene todas mis direcciones de mail y mis teléfonos, y aunque me gusta Android, uso Mozilla y Safari.
Saludos.
Gabriel

Carlos Medrano dijo...

En mi experiencia, desde siempre lo que he comprobado es que hay blogs que según qué navegador use los puedo ver enteros o me faltan componentes o entradas...

De este parón, yo recuperé absolutamente todo lo desparecido. Supongo que Blogger tiene copias de seguridad de las que han rescatado los datos que de pronto nos faltaban.

Y luego, ¿no se está cayendo casi todo? Alguna vez nos tiene que afectar algo. ¿O no aguantamos un apagón de 24 horas? Hasta nuestro cuerpo tiene gripes y contracturas que nos "aparcan" sin pedirnos permiso. ¿Qué nos pasaría si durante 48 horas nos fallaran los móviles, ordenadores, electricidad...? ¿Una histeria colectiva, una ansiedad insuperable, o una oportunidad para desconectar por un momento de todo y darnos cuenta de lo que eso tapaba y que era posible?