sábado, 16 de octubre de 2010

MIGUEL ÁNGEL ZAPATA, 1

.....
"Frío"
.....
Me humillaba. Me insultaba. Me escupía. Rubricaba con la brasa de sus cigarrillos agravios incandescentes sobre mi piel.
Contraté a quien debía segarle el pulso por una cantidad que devastó mi cuenta corriente. Recibí a media noche la llamada del verdugo confirmándome su satisfacción por el trabajo bien hecho.
Sobre la nieve que enmudecía la llanura y a la luz de mi lamparita de gas, la sangre que brotaba de su espalda (la espalda de Él) tejía en el blanco una imagen confusa de ángel caído en desgracia.
Con la fuerza que otorgan los actos destinados a ofender a dios, arrastré el cuerpo hasta nuestra cabaña, lo descuarticé con la delicada precisión de un sastre, procurando recortar en cada trozo un perfil idéntico a Él, para acumularlos sin orden en las entrañas del congelador.
Cada día, a la hora del postre, saboreo uno de estos helados de color cerúleo, preguntándome a qué parte de su anatomía corresponde, excitada también hasta la humedad por el placer de paladear yo la piel que tanto amaba.
A veces, también a veces, me canso, pierdo mi apetito y abandono en cualquier rincón mi postre, que se deshace y corrompe en larvas al pasar los días. Con cierto desdén. Con desidia. Con el hastío que procura la fragilidad de la carne.
......

.........
* Miguel A. Zapata (Granada, 1974) es escritor y profesor de Geografía e Historia en la Comunidad de Madrid. Ha recibido diversos premios de narrativa breve y publicado tres libros, el primero de cuentos y los dos últimos de microrrelatos: Ternuras interrumpidas (fabulario casi naïf), Baúl de prodigios y Revelaciones y magias. Sus textos han sido incluidos en diversas antologías. También cultiva la crítica literaria en medios digitales, como Spejismos y Comentarios de Libros. Forma parte del Colegio Patafísico de Granada y es miembro de la Asociación Española de Artistas y Escritores.
......

9 comentarios:

manuespada dijo...

Me encantan los micros de Miguel Ángel, tienen un universo propio y personal mágico, entre la prosa poética y los micromundos fantásticos. Desde luego, una de las voces más personales del mundo del micro y a quien tuve el gusto de conocer hace poco en la presentación de "Velas al viento".

...Carmen... dijo...

Qué agradable sorpresa encontrar al zar por estos lares. Buena elección, señor Valls.

Jesus Esnaola dijo...

He leído algunos micros de Miguel Ángel y me gustan mucho.
El que nos ha dejado hoy me deja un mal rollo singular por ese ascenso, me pone del lado de ella, supongo que el contexto de violencia doméstica me hace pensar en la justicia del encargo de asesinato, y luego un descenso a los infiernos más del lector que de la protagonista, un descenso que viene dibujado por esos prejuicios que nos hacen tomar posición sin justicia.
Soberbio.

Un abrazo Miguel Ángel, como siempre, gracias Fernando.

Pedro Herrero dijo...

Parece un diálogo entre la piel del personaje femenino (vejada, quemada y escupida) y la del personaje masculino (primero congelada y luego abandonada hasta su total destrucción). El amor y el crimen, la seducción y el desprecio, tan cerca el uno del otro como Eros y Tánatos. Estoy de acuerdo con vosotros: Miguel crea un universo propio, atractivo y lleno de misterio.

AGUS dijo...

Es un micro fantástico. Una radiografía certera del miedo. Ella encarga su muerte, no es capaz de asesinarlo con sus propias manos. Una vez muerto, en cambio, no tiene reparos en descuartizar el cadáver y guardar sus trocitos. Ese acto de canibalismo, más allá de la venganza, es un recuerdo del miedo. Un no poder o incluso un no querer separarase definitivamente de su verdugo. Lo dicho: un micro fantástico.

Saludos a Miguel y Fernando.

Ernesto Calabuig dijo...

Enhorabuena, Miguel Ángel. Brutal, salvaje y eficaz como otros tuyos que he tenido la suerte de leer y hasta de escuchar. La lectura de este micro a la luz de un "ajuste de cuentas" de una criatura con su Creador (Él), da para muchas lecturas. Un abrazo.

Rosana Alonso dijo...

Coincido con Manu. Los micros de MAZ tienen luz propia y un lenguaje particular. Una visión nueva sobre cualquier cosa.


Un saludo

Herman dijo...

Desde que leí "Baúl de prodigios" (libro de microrrelatos que recomiendo con fervor), tengo a Miguel Ángel por uno de los escritores de brevedades con más talento. Tanto su prosa (de alto voltaje poético), como su capacidad fabuladora, logran siempre hipnotizarme. Una delicia leerlo otra vez.

Ginés S. Cutillas dijo...

Sorpresa agradable encontrarme al amigo y hermano patafísico Zapata aquí.
Corroboro lo que dice Herman. Zapata, un escritor a tener muy en cuenta.

Abrazos,
Ginés