miércoles, 19 de mayo de 2010

El diario de Juan Gracia Armendáriz

.........
¿Cómo surge el Diario del hombre pálido?
Mi propósito con este diario es consignar mi experiencia de la enfermedad y de la literatura, que, en el fondo, no deja de ser otro mal. Belén Galindo me propuso colaborar en la revista digital La casa de los Malfenti. Se publicó la primera entrega y ahora se ha convertido en un proyecto más ambicioso. Por su parte, la editorial Demipage, trocea las entregas y las muestra semanalmente en su blog.
..
¿Quién cuenta en el diario?
Trato de zafarme de los disfraces prestigiosos de la ficción. El tema ya lo traté en mi novela La Línea Plimsoll (2007), pero ahora aspiro a la claridad. Quisiera cortarle la respiración al lector, pero provocarle una sonrisa en la línea siguiente. En el diario no hay apenas inventiva, ni muestras de ingenio expresivo. Lo importante es la mirada: directa, pero profundamente compasiva.
..
¿Cómo es el proceso de trabajo? ¿Es diferente al modo en que afronta una novela?
Cada entrega narra las vivencias de diez días, de modo que selecciono aquellas más intensas o conmovedoras. Me muevo con cierta soltura en los géneros breves y soy escritor intuitivo; la novela exige un trabajo de planificación, sostenido y paciente, como un guiso a fuego lento.
..
¿Qué le aporta este tipo de escritura frente a los formatos tradicionales?
Sobre todo, inmediatez. El trabajo de un escritor es invisible hasta que no queda plasmado en un libro. Con Internet, el escritor adquiere el don de la ubicuidad, pero eso no te hace mejor escritor, ni mucho menos.
..
¿Le resulta gratificante e, incluso, sorprendente los comentarios de los lectores internautas?
No deja de ser misterioso que mi mirada se vea reflejada en un desconocido. La escritura crea vínculos que uno nunca hubiera imaginado. Esto no es nuevo; pero sí lo es que el lector subraye, tache o haga un comentario en el margen de la página, al día siguiente de haber sido escrita.
.....

.....
¿Es Internet, en gran medida, el futuro de muchos escritores?
Internet ofrece cauces de distribución nuevos, pero el futuro de los escritores seguirá dependiendo de su talento y de su capacidad de trabajo.
..
¿Podrá sustituir la red al placer de pasar las páginas de papel de un libro físico?
Rotundamente, no. El olor a goma seca y arena antigua de una vieja edición de bolsillo es adictivo. No me imagino esnifando la pantalla de plasma de mi ordenador, por muy bueno que sea el texto que en ella se ofrezca.
..
También están empezando a implantarse los libros electrónicos en las librerías, ¿qué opinión le merecen?
Si, como dicen, será posible conservar y trasladar en un dispositivo de lectura del tamaño de un cuaderno trescientos o cuatrocientos libros, yo me apunto. Imagino que ambos soportes convivirán sin problemas, según las necesidades de cada lector.
..
¿Qué otros proyectos tiene?
Estoy empezando una nueva novela que escribo sin prisa pero sin pausa. El personaje es un Robinson que malvive en un polígono industrial, rodeado de ratas que parecen hombres y hombres que parecen ratas. El título me resulta misterioso: Una perla brillante.
..
(De la entrevista que Ana Oliveira le hizo a Juan Gracia Armendáriz en el Diario de Navarra).
......
* En 1981 Juan Gracia Armendáriz (Pamplona, 1965) se trasladó a México, donde tocó en una banda de rock y escribió, aunque no fue hasta años después cuando publicó su primer libro, el poemario Como si al otro lado latiera. Después llegaron una colección de microrrelatos: Noticias de la frontera; una de cuentos: Queridos desconocidos (1999), y dos novelas: Cazadores, 2001, y La línea Plimsoll (2008), con la que obtuvo el Premio Tiflos. Además, es profesor en la Universidad Complutense.
......

5 comentarios:

Jordi Masó Rahola dijo...

En la biografía de Armendáriz falta su excelente libro "Cuentos del jíbaro", uno de mis libros de microrrelatos preferidos.

Fernando Valls dijo...

Jordi, tienes razón. Me alegro que nos lo recuerdes, porque también es el libro suyo que aprecio más.

Hiperbreves S.A. dijo...

La reflexión sobre internet y su impacto en la literatura me ocupa la memoria RAM en no pocas ocasiones... Y siempre digo que los escritores actuales somos unos privilegiados en la historia de la humanidad. Basta con tener un blog o una web y se puede publicar un texto que, de forma inmediata, pueden leer miles de personas en España, México, Argentina, Rusia, Chile, Canadá, China, Australia, Tahití o las Islas Feroe... el mundo a nuestros pies, y en tiempo real. Ni los más grandes escritores tuvieron esa posibilidad hasta hace unos años.

Otra cosa es que luego se llegue a la gente o se sepa aprovechar con un mínimo de rigor.

Anónimo dijo...

De este autor sólo conozco Los cuentos del Jíbaro que me gustaron mucho y también nacieron como un experimento con la editorial Demipage.

No sabía nada de este nuevo reto,me haré con el libro.

Un saludo

Rosana A.

Ada dijo...

He leído parte del diario en las entregas semanales, pero estoy deseando leerlo al completo.
Hay en ese diario una mezcla apasionante de realidad dura,de sueños adheridos a una llamada de teléfono, de días que se suceden en la monotonía de vivir un día más 'enganchado' a una máquina, que horroriza y nos salva, de otras vidas que se asemejan a la nuestra creando un tiempo y un espacio común. El baile con la enfermedad siempre es difícil, siempre hay algún paso que se nos atraganta, pero el desafío y la lucha hace que el tango se vea perfecto.
Un saludo