sábado, 22 de mayo de 2010

Aprendiendo a escuchar

.......
"No hay mejor homenaje al pasado que estudiar sobre el pasado, que dejar que hablen los que saben, no hay mejor ejercicio que contener la opinión si uno no sabe muy bien de qué está hablando. Debemos ser capaces de callarnos un rato y escuchar, escuchar a quienes tienen información de primera mano. Decía Fernando Fernán-Gómez que el pecado de España no era la envidia, sino el desprecio. Hay, desde luego, una actitud de desprecio en quien juzga al otro sin escucharle, y hay también desprecio en quien se lanza a opinar sin estar mínimamente informado".
(Elvira Lindo, "Progres y fachosos", El País, 9 de mayo del 2010)
.....

.......

6 comentarios:

República Barataria dijo...

Ya se ha dicho:

...desprecian cuanto ignoran.

Francesc Cornadó

sigma dijo...

Me alegro que menciones el artículo de Elvira Lindo, aquí lo comentamos casi con deleite, desde luego que ya va siendo hora de que podamos escuchar todas las opiniones, lo mismo hasta aprendemos algo, y discutir libremente sobre lo que sea.

Hiperbreves S.A. dijo...

Hay un razonamiento erróneo muy extendido: si te callas, pareces ignorante; si hablas mucho, pareces más inteligente.

Jorge Ampuero dijo...

El desprecio que es además hijo de la soberbia o conocimiento intelectual, es lo que limita nuestra humanidad toda.

Saludos...

Mita dijo...

Me ha gustado mucho la foto de Elvira Lindo, hacía años que no la veía.
Sí, lo de que dice es algo natural y evidente. Y se aprende mejor y más oyendo a "tu enemigo".
Hoy he leído el artículo de Javier Marías de este domingo. Nunca pensé que escribiría algo así. Me pareció un cinismo, la verdad. Y he de decir que lo admiro muchísimo. A poco le faltó decir, dejad que los muertos descansen en paz.

luiz dijo...

Yo también leí el articulo. Lo suscribo. Más Lindo. Menos Millán. Menos Pájaros Flauta. Y, a veces, por desgracia para los que lo apreciais, menos Marías. Más desmitificación de tantos lugares comunes....Menos cultos....Más rigor, más razón. Menos corazón, menos visceras....Menos trincheras. Menos, digamoslo, sin miedos, menos País.