miércoles, 10 de febrero de 2010

Semana fantástica de Lucía Etxebarria

.......
1. La información literaria de los periódicos y revistas suele moverse entre la sensatez, el azar, el nepotismo y las conveniencias propias del medio. O sea, que hay un poco de todo, aunque se echa de menos un criterio, una cierta política literaria coherente, y sobra falta de conocimiento que se ampara en el todo vale.
......
2. El 5 de febrero, apareció en el diario El País, p. 2, un anuncio dedicado a "La esperada novela de Lucía Etxebarria", titulada Lo verdadero es un momento de lo falso, editado por Suma de letras, ocupando la cuarta parte de una página.
........
3. Ese mismo día y en el mismo diario se publicaba una entrevista con la escritora, a tres columnas, de arriba abajo en la página 42. En esta ocasión el habitual bla, bla, bla de la autora servía para que nos enteráramos de que su novela, desde el mismo título, estaba inspirada en el pensamiento situacionista de Guy Debord, con lo que cabe esperar que, en justa correspondencia, el pensador francés se levante de la tumba envuelto en una sábana y la atormente todas las noches... Pero como todo lo dicho hasta ahora no es suficiente moderno, Lucía E se arrima al afterhumo y nos cuenta que ha creado un personaje, que lleva el ridículo nombre de Pamuki, al que le ha creado un perfil en el Facebook. El caso es que, nos confiesa, ella misma se ha desdoblado en un cantante veinteañero, interactuando en el espacio como tal. El desdichado Pamuki, además, es autor de la canción "Coge palomitas", de título no menos cursi, con el que se ha hecho un videoclip que ha sido colgado en Youtube. Y como no podía ser de otra manera la malvada LE lo ha matado, dejando conmocionados a los 3.013 (ni uno más, ni uno menos) amiguitos con los que ya contaba en la red.
.....
4. Un día después, el sábado, 6 de febrero, el suplemento Babelia se cerraba con una página entera anunciando el esperado libro, ¿por quién?, de la dicharachera escritora.
.....
y 5. Pregunta de tonto de capirote, de esos que andan por la nave de los idem: ¿dos y dos siguen siendo cuatro o en la posmodernidad globalizada las cuentas se hacen de otra manera? ¿Será Lucia E la próxima académica de la Lengua? En fin, ya me diréis, si os queda humor, que es lo que no debe faltar nunca, y en grandes dosis, para sobrevivir entre tantas fieras ¿literarias?
.....
......

27 comentarios:

David Pérez Vega dijo...

Hola Fernando:

Ésta es la primera vez que participo en tu blog, aunque lo sigo desde hace tiempo, y lo primero que me gustaría hacer sería felicitarte por él.

Respecto a LE: me resulta fascinante o extraño o desconcertante, o todo a la vez, que a una autora que ya la han acusado dos veces fundadas de plagio la siga apoyando tanto el mercado (editoriales, periódicos, y público).
Quizás le ha pillado tarde la postmodernidad, tenía que haber puesto la fuente del texto pagliado y haber dicho que era un sample, con hace Fernández Mallo, que así te ahorras escribir tú y queda como muy moderno.

Por cierto, me gustó bastante la entrada sobre el "afterhumo", justo estaba leyendo Nocilla experiencia y no podía estar más de acuerdo con la sensación de vacio y superficialidad que transmitía el texto.
Hice un comentario del libro en mi blog, por si te apetece echarle un vistazo.

saludos

Antonio Serrano Cueto dijo...

Fernando, me he reído de lo lindo. La cosa es que ese Pumuki me suena mucho; a ver si va a resultar que ya existía y ella lo ha "reinventado". Claro que la moza no es tonta: con los pumukis seguro que se gana a la adolescencia, que no será muy lectora, pero es harto consumista. En fin, en esta España ya no sorprende nada. Ni siquiera la caída libre el El País.

Jorge Ampuero dijo...

Mmmm...vericuetos del marketing?

:)

norberto dijo...

Hola Antonio, aprovecho que te veo por aquí para felicitarte por el micro en el blog de Tráfico, porque aunque dejé tag, hoy no funcionaba.
MI enhorabuena y un abrazo.
Y con respecto a esta muchacha: leí la charla que tuvo con los lectores y es deplorable, creo que Maradona o Belén Esteban podrían dar respuestas si no más inteligentes más divertidas. Como escritor siento vergüenza ajena con estos engendros del marketing.
Un saludo y gracias, fernando.

Antonio Serrano Cueto dijo...

Gracias, Norberto (permíteme, Fernando, que abuse de tu Nave). En cuanto a LE, sigo dándole vueltas a lo de Pumuki. Es de los mejores esperpentos que ha dado la clase escritora (que no la Literatura, por fortuna) en los últimos años. Sólo se me ocurre pensar en lo mucho que ha llovido desde que Latino de Híspalis dijera a Max Estrella aquello de "Cráneo privilegiado". Qué pocos quedan en el oficio literario.

Antonio Serrano Cueto dijo...

Claro, el Pumuky de Ellis Kaut. Qué original LE. Tanto me ha gustado tu entrada, Fernando, que te he puesto en mi blog un enlace y otro a la entrevista del El País.

Juan Carlos Márquez dijo...

A veces me pregunto cómo me es posible vivir en el vacío que existe entre el último libro de Espido Freire y el siguiente de Lucía Etxebarria. Las dos escritoras vizcaínas han conseguido eclipsarnos con su talento al resto de paisanos.

Isa Glez dijo...

Jamás he leído nada de esta mujer. Creo que hay que estar muy seguro de uno mismo para hacer este tipo de márketing. En mí, provoca el efecto contrario. Es decir, que no me apetece leerla. Pero bueno, ¿hemos de escandalizarnos por esto? La prensa mala, la publicidad chunga, los oportunistas existen en la Literatura y en otros muchos campos. No merece la pena malgastar el tiempo con estos engendros. Por cierto, leí 'Nocilla experience' y no me gustó. Me pareció que no añadía nada al primero. Es más, creo que machacó la capacidad sorpresiva del primero. Debería haberlo dejado en uno. Vale, vale. Ya sé que para la mayoría de vosotros, en ninguno. Besos.

Fernando Valls dijo...

Como vizcaíno, vizcaíno, lo tienes mal, Juan Carlos, la competencia es muy fuerte..., pero siempre nos quedará el Atletic...

Fernando Valls dijo...

Me tranquilizas, Isa, me tenías preocupado... Besos.

José Miguel Domínguez Leal dijo...

Pumuki era un dibujo animado, alemán me parece, un niño con mucho pelo y de punta. A lo mejor es uno de los referentes literarios de esta escritora. Saludos.

Eva Peña dijo...

Fernando:
Muy bueno, sigue así de afilado y además propongo que hagas una entrada a modo de manual para detectar afterhumos antes de que caigamos en sus garras.
(Lo digo porque a mí me llegó a gustar una novelita de Espido Freire: Diabulus in música, lo siento... me debió pillar con la guardia bajada).

hugo dijo...

Hola Fernando:

Después de leer tu entrada y todos los comentarios me asalta una duda existencial y hamletiana ¿quién fue antes La Nocilla o Lucía E.?
¿Pumuky o Fernández Mallo?

Tal cómo decía la canción de un grupo de los 80,creo que "Siniestro Total",
"Menos mal que nos queda Portugal" ...o quizá ya ni siquiera eso.

Imprimí copias de Afterhumo para amigos, no amigos,conocidos y para algún "sintecho" de escrituras varias. Durante una semana pensé en pegar una copia en la puerta de algunas agencias literarias, pero mi doble vida, con la que dialogo a menudo, me sugirió desistir "porque esa gente lee mal y poco".

Fernando,gracias por volver a la aartillería de la Nave.

salut,
hugo

Velda Rae dijo...

Sin ánimo de herir más sensibilidad que la de algún cuerpo celeste, me prgunto por qué ese empeño en convertirnos en moscas, ya sabéis: "Come mierda..."

Isabel González dijo...

Hola Fernando, de entrada me pareció duro tu post, me parece tan difícil escribir una novela que me merece respeto todo aquel que lo hace, puede gustar o no. A mí particularmente no me gusta mucho, leí de ella "De todo lo visible..." y no la he leído más. Comparto desde luego eso sí, que en este mundo consumista más vale "ser gracioso" que " tener gracia", y que sin uhn marqueting que puede llegar incluso al absurdo no se venden libros mediocres ya los realmente buenos no necsesitan ese tipo de publicidad "chuminosa".

Opino humildemente, no soy una entendida.

Un saludo,

Isabel

Fernando Valls dijo...

Isabel, lo duro no es mi entrada, sino el montaje editor/El País, LE. No nos confundamos, por favor, a cada uno lo suyo.

César Romero dijo...

Antes de nada, enhorabuena por su blog. Lo sigo habitualmente, y creo que lo más valorado,o valorable, es que da voz a gente con poco eco y descubre escritores que merecen la pena y tienen poca prensa. Por eso esta entrada sobre Etxebarria me ha dejado un poco desconcertado. A pocos lectores de su blog les interesará la susodicha, y aunque lo que denuncia es el apoyo de periódicos y editoriales que se tienen por "serios" a semejante engendro, al final el foco se lo lleva ella y no "El País" -cómo va cayendo en picado, por cierto- o "Suma de letras", los mantenedores del negocio o la marca, pues al fin y al cabo este tipo de escritores (y otros con más renombre pero igual de malos) son ya pura marca.
Sí me pareció muy acertada la entrada "Afterhumo", porque los nocilleros están ganando un "prestigio" literario que, la verdad, aún no me explico.
Y, por cierto, para algunos comentaristas: el personaje dice Pamuki, no Pumuky. Al bueno de Pumuky, que acompañó más de una infancia, dejémoslo tranquilo.
Nada más, saludos para todos.

María dijo...

Hola Fernando.
Estoy de acuerdo en que el problema (y lo sorprendente o lo indignante, según el estado de ánimo que tengamos) no es que haya malos escritores, sino que encuentren el apoyo de medios prestigiosos (teóricamente) y de personas e instituciones influyentes.

Habría que prestar atención al interesante y revelador título: lo verdadero sería esta denuncia en la Nave, ya que ocupa un pequeño momento dentro de lo falso ¿?

Bien está empezar por reconocerlo, lástima que no se cumplan los principios de la ética socrática.

Un abrazo

Fernando Valls dijo...

César, lo que me ha llamado la atención no son las gracietas de LE, sino la relación presencia/publicidad. Eso es lo verdaderamente importante, dado el medio en que se produce, no si Pamuki le alegró la infancia a alguien, o si la novela de la susodicha es buena, mala o regular.
Y aprovecho para volver a recordar que NO publico ANÓNIMOS.
Gracias a todos por vuestros aleccionadores comentarios.

Anónimo dijo...

Perdón Fernando es que se me va la mano porqu en otros sitios comento con esas siglas. De todas formas no cuelgues el comentario tampoco era sesudo. Sólo que me parece que Pumuky(porque es Pumuky no Pamoky) el personaje del autor infantil que cita Antonio S. Cueto me parece que tiene más credibilidad que los personajes de Lucia Superstar(lástima...)
Un saludo
Rosana A.

Nicolás Melini dijo...

Hola, Fernando, me gustaría saber si tienes alguna opinión sobre el acuerdo de google no sé si con editores, sociedades de autores, cedro, distribuidores, por el cual están colgando nuestros libros íntegra o parcialmente en google, escaneados con más que dudosa calidad.

http://books.google.com/intl/es/googlebooks/agreement/

En mi caso me lo han hecho con 2 libros.

Un abrazo
Nicolás

Fernando Valls dijo...

Nicolas, ¿los han colgado sin tu permiso?
Me acabo de negar a que cuelguen uno de mis libros, pero porque no tengo vocación de pionero y tampoco acabo de ver claro en qué me beneficia; aun que quizás haya hecho mal. De ello puedes deducir que estoy a la expectativa, como casi todo el mundo.

Lara dijo...

A mí me han colgado uno también, pero me acabo de enterar, o sea: sin permiso.
Esto se va un poco de las manos, como LE, como Pomuki. Ay.

Un abrazo

Nicolás Melini dijo...

en la columna de la izquierda especifican que la editorial les ha dado permiso para hacerlo. Sin embargo, la editorial no sólo no tiene mi permiso, es que el contrato de edición con ellos era de 3 años, para edición en papel, y esos tres años ya pasaron. Además, hace cosa de un año comenzaron a vender mis libros como e-book, algo que tampoco he firmado con ellos. He estado renegociándolo todo durante los últimos 3 meses, sin resultados, así que, como comprenderás, me estoy asesorando legalmente, con Cedro, con Ace y con abogados independientes.

En cuanto a lo de Google: el escaneado es horrendo, pone una leyenda que reza algo así como que el texto está protegido por derechos de autor (¿protegido de quién, habría que preguntarse), de la novela han puesto la mitad, nada menos, 60 páginas, y cuando vas a unos links que ponen para comprarla, ¿crees tú que te encuentras con tu novela? No, es un link a Casa del Libro o El Corte Inglés en el que te encuentras con las novedades de las principales editoriales del país. La gracia es que Google admite, en su presentación de su gran acuerdo con el mundo editorial, que en realidad pasará algún tiempo hasta que los tribunales dictaminen sobre el asunto. O sea, que lo que tenemos ahora es, entiendo, por decirlo de algún modo, mientras tanto, ¿aprovechando el vacío legal?

De verdad, yo agradecería mucho que cualquiera que esté informado del tema nos ilumine un poco.

un saludo

Nicolás Melini dijo...

ay, Fernando, no sé, no sé, esto de que alguien se pueda leer 60 páginas de tu novela (en unas condiciones tan tan lamentable, además) y cuando vaya al Link de La casa del Libro en vez de encontrarse con tu novela se encuentre con una de... Lucía Etxebarría, o con un libro que se titula LA GALLINA DE LOS HUEVOS DE ORO: PUEDES SER TU: APRENDE A AHORRAR , A INVERTIR Y A MULTIPLICAR TU DINERO
A ver si consigo que los bajen.
un saludo

Fernando Valls dijo...

Nicolás, la Asociación de escritores tiene abogados expertos en estos temas (al menos, la de Cataluña, a la que pertenezco, los tiene), ponte en sus manos.

Xuan dijo...

Sí, sí, pero a pesar de todo, y aunque ya no la leamos, seguimos hablando de ella.