martes, 16 de febrero de 2010

Ángel Basanta, presidente de la Asociación de la Crítica

......
La Asociación Española de Críticos literarios, tras unas elecciones, ha elegido nueva junta directiva (Pilar Castro, Javier Goñi, Carlos Galán, Enrique Turpin y FV, en los cargos directivos), encabezada por Ángel Basanta, como presidente, en sustitución de Miguel García-Posada. Basanta es catedrático de instituto, de Literatura española, y crítico literario en el suplemento El Cultural, del diario El Mundo. Pero es también uno de los mejores conocedores de la narrativa española de las últimas décadas, y un enamorado de Cervantes, a quien ha dedicado diversos trabajos, entre ellos ha editado el Quijote, y diversos artículos sobre su influencia en la narrativa española actual, y de su paisano Gonzalo Torrente Ballester, sobre quien hace tiempo que nos debe un libro. Basanta es, sobre todo, un crítico independiente y ecuánime, con un excelente olfato y mejor gusto literario. No me cabe la menor duda de que la Asociación, que necesita renovarse, dirigida por él, está en las mejores manos posibles.
El Premio de la Crítica, que se concede en las cuatro lenguas oficiales españolas, tanto en poesía como en narrativa, se falla este año en Barcelona, durante el segundo fin semana de abril.
.....
......

8 comentarios:

Hiperbreves S.A. dijo...

Un buen camino para mejorar sería esta sencilla fórmula:
Autocrítica para los críticos.

Fernando Valls dijo...

Sí, la autocrítica nunca viene mal, suele ser un ejercicio sano. Pero, Raúl, tras muos años tratando a críticos y escritores, la impresión que tengo es que necesitan más hacer autocrítica los segundos. Lo curioso, y perdonad por la generalización, es que cuanto más modestas son las obras literarias, más humos suelen tener los artistas.

Hiperbreves S.A. dijo...

Seguro que tienes razón... tú tienes mucha experiencia con ambas especies. Sólo era una apreciación no demasiado vinculada al post y pensando, sobre todo, en esos críticos que tanto critican lo que ni siquiera han leído o al menos no con atención. A los buenos profesionales, la autocrítica, como el valor, se les presupone.

Respecto a los escritores, ¿qué decirte? ¿quizá que hay demasiados? Jejeje.

J.J. dijo...

Es posible, también, que cuanto más modestas son las críticas literarias, más humos suelen tener los críticos. Es justo y necesario. Cada vez más escritores que no saben escribir, cada vez más críticos que no saben leer.
Muchas veces se nota (esto mucho más en los críticos no modestos que en los modestos) que ni siquiera han leído el libro. Pero es cuando lo leen es mucho peor.

Fernando Valls dijo...

Pues, sí, J.J., tanto en los mejores diarios como en las más modestas bitácoras se encuentra de todo, lo mejor y lo peor parecen convivir en armonía.
En el libro reciente de Víctor Moreno, `Fuera de lugar. Lo que hay que leer de críticos y escritores´, publicado por Pamiela, se citan numerosos ejemplos, aunque -a veces- su autor peca de lo mismo que critica.

J.J. dijo...

Suele suceder. Este es el gran defecto de los que escribimos (yo también lo hago, aunque a una escala más que modesta, en la más extrema humildad). Cometemos los mismos errores que aquellos a los que criticamos. Por eso hay que intentar mirarse en el espejo de la autocrítica. Pero la autocrítica comienza en la vida, ¿no?, antes que en la literatura. Difícilmente una persona que no sea autocrítica consigo misma en lo más profundo de su vida, podrá ejercer la autocrítica en el terreno literario. Quizá creerá que lo hace, y lo estará haciendo al revés. Para darse cuenta de esto basta con leer los artículos de los más encumbrados autores españoles en sus respectivas secciones de sus respectivos periódicos.
Por otra parte, me pregunto si en España hay algo que leer de algún crítico. Y no sólo de algún crítico, sino también de algún escritor. En España, como supongo que en todas partes, bajo la etiqueta de “literatura” se publican libros impresentables, literalmente indigeribles, mientras que las dos últimas novelas del mejor escritor del mundo todavía no se han publicado. Me imagino que saben ustedes quién es el mejor escritor del mundo, con una abismal diferencia respecto a sus inmediatos perseguidores, ¿no?
Enhorabuena por el blog.

Fernando Valls dijo...

J.J., me parece que en España hay buenos críticos y excelentes escritores. Hay mucho donde elegir.

J.J. dijo...

Supongo que sí. Estoy deseando saber a qué excelente escritor español (o en español) hay que leer, y de las críticas de qué crítico hay que estar pendiente. He abierto muchos libros, con las mejores intenciones, deseando que ese escritor fuera aquel al que hay que leer, pero no tardo en abandonarlos. Y no creo que sea por falta de paciencia.
Están quienes practican el amor universal, y están en su derecho, y están quienes cuando abren un libro se muestran dispuestos a dar pero también a recibir. Creo que depende, en primer lugar, de lo que se exija uno a sí mismo, más que de lo que se exija a los demás. Y también de lo que se haya leído, y de cómo se haya leído.
Perdón por ser tan pesado.