jueves, 11 de junio de 2009

Los cuentos de Jardiel Poncela

....
......
La editorial Rey Lear está llevando a cabo una meritoria labor, editando la obra narrativa breve de Enrique Jardiel Poncela, quien curiosamente no aparece nunca recogido en las mejores antologías dedicadas al género. Esta Ventanilla de cuentos corrientes se publicó por primera vez formando parte de El libro del convaleciente, aunque antes habían podido leerse en la prensa, en la colección Hispania, de Zaragoza, en 1939, y no en Biblioteca Nueva, en 1930, como se afirma tanto en los créditos como en el prólogo. Y no podía ser porque era un libro compuesto para los combatientes, no en vano se subtitulaba Inyecciones de alegría para hospitales y sanatorios. Ya en 1955, la editorial GP, en su célebre Enciclopedia Pulga, incluyó este mismo volumen. En él se recogen las dos célebres piezas de Jardiel Poncela, escritas sin la letra e, "Un marido sin vocación", en la que un hombre acaba enloqueciendo, tras empeñarse en fastidiar a su mujer con una conducta tan antipática como estrambótica; y sin la letra a, "El chófer nuevo", en donde un chófer, antes bombero, no puede dejar de arramblar con todo lo que encuentra a su paso. Y todo ello, mucho antes de los experimentos del OULIPO. Pero, en mi opinión, la mejor narración del conjunto es "El domador y los dos ancianos", relato que no debería faltar en ninguna antología del cuento español de la primera mitad del siglo. Así, Jardiel se mueve como pez en el agua, entre el experimento lingüístico, el absurdo y las situaciones más disparatadas, siempre hilarantes. Un prólogo mejor, hubiera supuesto la guinda del pastel.
....

6 comentarios:

José Manuel Benítez Ariza dijo...

Tomo nota, Fernando, y se agradece la información. Creo que sabes que me gusta mucho la narrativa de "el otro 27", y algunas de sus obras las he comentado en mi blog.

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Estupendo. Los relatos los leí hace demasiado tiempo gracias a un amigo que me prestó el libro "pulga" y lo he buscado en librerías de viejo para tenerlo en propiedad. Coincido con la apreciación de José Manuel acerca de esta "otra" generación del 27; las dotes narrativas de Jardiel me parecen estupendas.
Gracias por la noticia.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias por la información. La labor es enorme, y Jardiel, eterno.

Antonio Serrano Cueto dijo...

Tomo buena nota. Y ya te diré.

Frikander dijo...

Cuando era pequeño, encontré por mi casa un libro con cubiertas de color rojo que contenía relatos cortos de Jardiel. Si no me equivoco, se titulaba Para leer en el ascensor. No recuerdo su contenido, estoy seguro sin embargo, de haber leído en ese libro los relatos sin la letra a y sin la letra e (por cierto, en el primero se le coló la palabra volante).
¿Sería ese libro el de la Enciclopedia Pulga?

Frikander dijo...

¡Lo encontré!
¡Este es el libro que leí en mi infancia!

http://www.todocoleccion.net/jardiel-poncela-para-leer-ascensor-ilustrado-coleccion-crisol-aguilar~x17308684