viernes, 11 de abril de 2008

Tres rosas amarillas, una librería dedicada al relato



"Tres rosas amarillas"

I
¿Sabes cómo escribo cuando escribo? Remo
en el aire, cierro
las cortinas del cráneo-mundo, remo
párrafo tras párrafo, repito el número
XXI por egipcio, a ver
si llego ahí cantando, los pies alzados
hacia las estrellas,
.
II
Del aire corto
tres rosas amarillas bellísimas, vibro
en esa transfusión, entro
águila en la mujer, serpiente y águila,
paloma y serpiente por no hablar
de otros animales aéreos que salen de ella: hermosura,
piel, costado, locura,
.
III
Señal
gozosa asiria mía que lloverá
le digo a la sábana
blanca de la página, fijo
que lloverá,
.....................Dios mismo
que lo sabía lo hizo en siete.
.
Aquí empieza entonces la otra figura del agua.
.
GONZALO ROJAS



Que se inaugure en Madrid, (calle Vicente Ferrer, 34, junto a la Plaza 2 de mayo) una librería especializada en el relato es una gran noticia que contentará a los cada vez más numerosos seguidores del género. Con su nombre, Tres rosas amarillas, se homenajea al maestro Antón Chéjov y a quien seguramente ha sido su discípulo más aventajado, aparte del escritor de cuentos más influyente en las últimas décadas, al norteamericano Raymond Carver.

¿Relato? Me imagino que el concepto de relato, en su sentido más amplio, engloba también al cuento, e incluso a la tan a menudo olvidada novela corta. Espero que los libros de Páginas de Espuma, Thule o Menoscuarto, con sus catálogos especializados en estas distancias breves, sean tratados con especial mimo por los libreros. Contar en la inauguración con la presencia de José María Merino, Clara Obligado y Eloy Tizón, es una garantía y un arranque inmejorable. Por lo pronto, ya cuenta con el apoyo de blogs tan bien pensados como los de Miguel Ángel Muñoz y Juan Carlos Márquez. A nadie le molestará que a esta pequeña fiesta del cuento le añadamos un poema del chileno Gonzalo Rojas.

.



* En la foto de su esposa, la escritora Tess Gallagher, Carver nos muestra un par de salmones.

5 comentarios:

Juan Carlos Márquez dijo...

No pierdas la oportunidad de pasarte por la librería cuando viajes a Madrid, Fernando. Impresiona y alegra mucho encontrar a la vista todos los libros de relato que permanecen ocultos o semiocultos en las librerías tradicionales, incluso aquellos libros editados por instituciones o por editoriales muy modestas, aquellos cuya mera enunciación provoca las más de las veces un fruncimiento del cejo de los libreros, el primer síntoma de su negativa a buscarlos, encontrarlos y traerlos.

Antonio Serrano dijo...

Excelente noticia. Tan pronto como pueda, iré a visitarla. Le daré publicidad también desde "El baile de los Silenos". Saludos.

Anónimo dijo...

¡¡Dios mío!! Mil gracias por la entrada, Fernando. Y encima en Madrid... Qué bien me va a venir este local para mi tesis (y para la sed de miles de lectores madrileños: somos una minoría alegre e ilustrada (pre)dispuesta a gastar su dinero en negocios sensacionales como éste).

Invertir en libros es siempre la mejor opción. Un bonito eslogan sería: "Lee y deja leer" ("Lee y deja de joder" me pareció menos apropiado, aunque se le podría pedir a más de un político).

Saludos desde la capital y mis mejores deseos a los valientes empresarios.

R. Hurtado.

Humanoide dijo...

Pues vaya una cosa !!! Qué lástima que no pueda ir a visitarla.

Felicitaciones a la distancia.

Don Cogito dijo...

Me he pasado hoy. Efectivamente. Una librería maravillosa.