sábado, 5 de abril de 2008

Rafael Chirbes y Chantal Maillard obtienen el Premio de la Crítica

Hilos, libro de poemas de Chantal Maillard, publicado por Tusquets, y la novela Crematorio, de Rafael Chirbes, editada por Anagrama, han obtenido el Premio de la Crítica, fallado hoy en Huelva.
.
En lengua catalana, el poeta y arquitecto Joan Margarit, con Casa de Misericordia, ha conseguido el de poesía; y L´home manuscrit, de Manuel Bauxauli, el de narrativa.
...
En euskera, ha obtenido el premio de narrativa, Jokin Muñoz, con Antzararen bidea (El camino de la oca), y el de poesía, Jon Gerediaga, con el libro de poemas, Jainkoa harrapatzeko tranpa (Trampa para cazar a Dios).
..
Por lo que se refiere a la lengua gallega, Luís Rei Núñez ha ganado el premio de narrativa con O señor Lugrís e a negra sombra, novela sobre la vida del pintor Urbano Lugrís, y Helena de Carlos ha conseguido el premio de poesía con Vigo.
....
...
...
No se lo tomen a broma, si les digo que parece haberse producido un idilio entre los organizadores del premio en la ciudad de Huelva, el equipo de la Diputación Provincial, encabezado por el escritor Francisco Silvera, y los críticos literarios, ya que de mutuo acuerdo, con el consentimiento de la diputada provincial de cultura, han decidido declarar la ciudad sede permanente (o al menos preferente) del premio, hasta el punto de que es muy posible que el próximo año vuelva a fallarse en Huelva. No sería la primera vez que tal cosa ocurriera, puesto que en diversas épocas se falló en repetidas ocasiones seguidas en las ciudades de Zaragoza, Sitges, Montcada y Madrid. Además, Miguel García-Posada, presidente de la Asociación de Críticos Literarios, ha anunciado que en las siguientes convocatorias del premio habrá una mayor presencia de mujeres en el jurado. ¿Pero quiénes? En narrativa se me ocurren dos nombres: Ana Rodríguez-Fischer y Ángeles Encinar, aunque ésta última no haga crítica literaria de actualidad conoce bien la narrativa española de las últimas décadas. Y Pilar Castro, que en anteriores convocatorias ha formado parte del jurado. ¿Y en poesía? Se admiten y agradecen sugerencias. En esta ocasión, de los diecisiete miembros que lo componían, sólo tres eran mujeres: Julia Uceda, Juana Castro y Mª. Xesús Nogueira.
...
Pero quizá, para mí, lo más significativo haya sido la aparición en las consideraciones del jurado, con indiscutible fuerza, de dos nuevos autores que podrían obtener el premio en el futuro: la poeta Mercedes Gómez Blesa y el narrador Ricardo Menéndez Salmón.
....
* Urbano Lugrís, "Habitación del viejo marinero", 1946.

8 comentarios:

Herman dijo...

Tuve la suerte de que Chantal Maillard me diera clases de filosofía en la Universidad de Málaga. Eran clases extraordinarias, por su intensidad y por su hondura. Celebro de veras que le hayan concedido este premio.

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Casa de misericordia es un gran poemario. Tuve la suerte de leerlo en catalán antes de que apareciera en bilingüe, gracias al poeta Juan Manuel Romero, sevillano en Lérida, que me lo regaló. A la poesía le va bien adivinar las palabras que no se conocen completamente: qué delicia para un castellanohablante adivinar un poco, intuir, la poesía escrita en gallego o catalán. O en asturiano, no se me enfaden los amigos Pablo Antón Marín Estrada, Martín López-Vega o Xuan Bello.

Anónimo dijo...

Pues a mí me había llegado el soplo de que José Carlos Llop lo tenía fácil en narrativa. De todas formas, enhorabuena a los señores críticos que, una vez más, han cumplido como jabatos con su tarea anual de impartir justicia poética.
Por cierto, ¿para cuándo el premio de la crítica para Luis Mateo Díez?

Fernando Valls dijo...

Gracias Herman y Antonio, por vuestros comentarios.
No me hace mucha gracia contestar a un ANÓNIMO, pero, en fin, hagamos una excepción. Creo que no descubro ningún grave secreto si digo que la novela de Llop tuvo sus valedores.
Luis Mateo Díez ha obtenido en Premio de la Crítica en dos ocasiones, con sus novelas La fuente de la edad y La ruina del cielo. Y aunque, año tras año, el jurado aprecia y elogia sus excelentes libros narrativos, nos parece que ya es suficiente con los premios que ha obtenido y es necesario llamar la atención sobre obras también muy valiosas de otros autores. El, a veces, malvado Vila-Matas le gusta repetir que el Premio de la Crítica es ese que todos los años gana Luis Mateo Díez...

jose dijo...

Me cuesta entender que el premio no haya sido para la novela de Marías "Veneno, sombra y adiós", no sólo por su calidad literaria, que puede ser similar a la de "Crematorio", sino por ser la excelente culminación de un gran ciclo novelesco, de los que nuestra literatura no anda muy sobrado. Además, casi todas las críticas al libro fueron extraordinarias. En fin: habrá que entender el fallo como un síntoma de buen momento de la literatura en castellano.¿Qué opina ud, sr. Valls?

Fernando Valls dijo...

Bueno, Jose, esa es la gran pregunta. En efecto, ambas novelas son excelentes y creo que si el premio lo ha obtenido finalmente la novela de Chirbes es porque Javier Marías ya lo había conseguido antes con Corazón tan blanco. Además, Chirbes había quedado en segunda lugar en varias ocasiones y el jurado se sentía en deuda con él. Pero, en suma, la novela de Chirbes es un magnífico Premio de la Crítica.
¿Pasa la narrativa en castellano por un buen momento? Sin duda, buena pruena de ello es que en el 2007, además de las dos novelas a las que ya hemos aludido se publicaron otras de calidad, como las de Luis Mateo Díez, José María Merino, Luis Landero, Justo Navarro, Almudena Grandes y Ricardo Menéndez Salmón.
Y algo similar podríamos decir sobre el cuento y el microrrelato.

Anónimo dijo...

Ambos son grandes artistas. Chirbes es uno de los mejores novelistas de nuestros días, no sólo por su novela Crematorio, que desde mi punto de vista es bastante regular respecto de las que son para mí sus grandes novelas: La caída de Madrid y la Larga Marcha.

No obstante, la crítica debe una especial atención a este escritor, que ha pasado en muchas veces desapercibido.

Las novelas y su calidad efectivamente no se miden en función del número de premios. Aunque en la mayoría de los casos los lectores nos guiamos por los criterios de los "expertos" de la literatura, que más bien son "expertos" en publicidad y mercadotecnia.

Pongo un ejemplo: se ha publicado como hace tres meses una novela extraordinaria, se titula El retrato de Sophie Hoffman, de Luis Quiñones, en la editorial Toromítico, y salvo una breve reseña en el ABC de las Letras, nadie ha prestado atención a este libro de un joven escritor. Se trata de una magnífica novela contada por diversas voces, narrada en diversos tiempos, empleando un lenguaje absolutamente soprendente en el panorama literario actual. Está funcionando bastante bien porque los lectores están apostando por ella al margen de los círculos comerciales, los premios y demás zarandajas.

Animo, pues a leer al magnífico Chirbes con independencia del premio, y la novela que recomiendo, de la que no se para de hablar por internet.

Un fuerte abrazo a todos los lectores de este blog, que visitaré a menudo.

Guillermo Torres, desde Valencia.
Os invito a una paella... jeje

Fernando Valls dijo...

A veces, Guillermo, no nos ocupamos de los libros porque no nos llegan, y es probable que haya ocurrido así en el caso de Luis Quiñones.
No te digo que no a esa paella. A ver si encontramos la ocasión.