miércoles, 9 de abril de 2008

FEDERICO PATÁN

....
"Intertextualidad"

Huyó de If. Se hizo del tesoro. Lo invirtió en distintos negocios. Las ganancias le quitaron toda preocupación por el futuro. Se daba todos los caprichos. Se aburría. Viaja o lee, fue el consejo de un amigo prudente. Visitó La Mancha, estuvo con los del Liguria, acompañó a Nemo, habló con los cuatro hijos de Fiodor, té con Virginia en su habitación, una pinta de cerveza en un pub dublinés. Sin prisas fue llegando a viejo, ayudado por otras aventuras. Poco a poco se llenó de nostalgia. Supo entonces, por boca de un príncipe, de un país del cual jamás había regresado viajero ninguno. Sonriendo para sí, decidió visitarlo.
.
.
"Atractivo"
..
Lo he afirmado siempre: la belleza real es compleja, hecha como está de lo interno y de lo externo. Pero voy más allá: el cuerpo siempre cede ante lo espiritual. Cuando éste domina, lo meramente físico queda en puro sostén, gancho donde colgar lo que sinceramente importa. En consecuencia, guiado por mi creencia, espero. Así, me adentro en la plática de una chica para decirme enseguida: aún no. Sigo esperando ideas que me deslumbren en lo que expresan y en su modo de expresarse. A veces, tanta vigilia es un agobio. ¿No existirá la belleza real? Y de pronto un día cualquiera, quién sabe de dónde, aparece esta muchacha cuyo modo de andar…
.
.
"El poeta se levanta"
.
El poeta se levanta del lecho:
-¿Cómo dijiste que te llamabas?
-Beatriz.
-Ah sí, claro.



* Federico Patán forma parte de la llamada generación de escritores hispanomexicanos. Desde 1969 es profesor de Literatura Inglesa en la UNAM y durante veinte años fue crítico literario del suplemento Sábado. En 1986 obtuvo el Premio Xavier Villaurrutia con su novela Ultimo exilio y en 1994 el Premio Universitario a la Creación y la Difusión de la Cultura. Entre sus libros más recientes están las novelas El rumor de su sangre (1999), Esperanza (2001), Angela (2001) y Casi desnudo (2008); el ensayo También Virginia Woolf (1999); los libros de poemas Arboles hay y ríos (2000) y Es el espejo un agua rigurosa (2008); así como el volumen de cuentos Encuentros (2006), por el que obtuvo el premio José Fuentes Mares 2006. Como traductor tiene en su haber versiones de Shakespeare, Hawthorne, Mark Twain, Melville, Stephen Crane y James Baldwin. Acaba de aparacer un volumen de ensayos literarios en inglés que él mismo seleccionó, tradujo y prologó.
.....

2 comentarios:

Apostillas literarias dijo...

Conozco a Federico Patán desde hace muchos años, aunque también hace tiempo que no le veo. Es, además de talentoso, un amor de persona.

Un excelente texto.

alba alpha dijo...

El que me ha gustado más es "Atractivo". Nos damos razones para todo y de pronto de forma inexplicable algo sucede.

Abrazos
Alba