lunes, 13 de mayo de 2013

Monterroso (1921-2003): diez años después

.......
A Augusto Monterroso le debemos tres libros esenciales para entender la historia de las formas breves: Obras completas (y otros cuentos) (1959), La oveja negra y demás fábulas (1969) y Movimiento perpetuo (1972). Pero la obra del guatemalteco se entiende dentro de una tradición que pasa por Julio Torri, Alfonso Reyes y Juan José Arreola. Para los españoles su pariente más cercano sería el Max Aub de los Crímenes ejemplares. Toda esta espléndida literatura llegó muy tarde a España, muy pendiente casi en exclusiva de los autores del llamado boom, aunque en el 2000 se le concediera el Premio Príncipe de Asturias de las Letras. 
.......
Las primeras ediciones españolas de Monterroso datan del inicio de los ochenta, aunque eso sí, en la prestigiosa Seix Barral. Después, sus libros encontraron acogida en otras casas editoriales no menos significativas, como Alfaguara, Anagrama, Muchnik y Alianza, o en colecciones de clásicos como Cátedra. Pero estos saltos, de una editorial a otra, no favorecieron la difusión de su obra. En cambio, los géneros que cultivó, el cuento y el microrrelato, el aforismo y la fábula, han gozado de gran predicamento también entre nosotros. Por ejemplo, las fábulas las han cultivado también con fortuna, por solo citar dos nombres relevantes, Juan Benet y Luis Goytisolo, y han sido antologadas y estudiadas por Enrique Turpin, en su obra Fábula rasa (Alfaguara)........
 .... 
 ............
Su gran prestigio, sin embargo, se lo debe al cultivo del microrrelato, convirtiéndolo en uno de sus grandes maestros. Este nuevo género, que en España ha gozado de un auge progresivo en las últimas décadas, tanto entre escritores consagrados como entre jóvenes que se inician en la escritura, tiene a nuestro escritor como uno de los más leídos y venerados, como prueba el monográfico que le dedicó la revista Quimera, coordinado por Will Corral, en el 2003, inmediatamente después de su fallecimiento. Y entre sus estudiosos y valedores contamos con dos de primera categoría, como son Juan Antonio Masoliver Ródenas y Francisca Noguerol, quien le dedicó su tesis doctoral.
.......
Por desgracia, muchos lectores solo lo conocen por su célebre “El dinosaurio”, hoy por hoy inevitable paradigma entre nosotros del microrrelato, con lo que ciertos lectores poco informados no acaban de entender ni el prestigio del autor, ni el interés del género. Me imagino que al gran Monterroso este conocimiento tan atrabiliario y parcial de su obra lo hubiera irritado profundamente y de haber sido un cisne de engañoso plumaje quizá le hubieran entrado ganas de cortarle el cuello. En fin.
........       
........ 

8 comentarios:

PPK dijo...

Añadiría yo, en ese afán de jugar con la literatura, su afición a los palíndromos.
Saludos, Fernando.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Lo descubrí hace unos años y no deja de sorprenderme.
Para mí, su mejor micro es "Fecundidad"; en él veo desplegada toda su ironía, y con respecto a sí mismo además.
Y en cuanto a las fábulas, recuerdo su obsesión por las moscas.
Un abrazo.

manuespada dijo...

Una anécdota: El día de la presentación de "Mar de pirañas" en Madrid se cumolían diez años de su muerte.

Francis Black dijo...

Me gusta mucho Monterroso, creo que la única obra que me falta por leer es Los buscadores de oro. Os dejo una entrevista ( 43 min ) del programa "Palabra Mayor" es de 1992.

http://www.youtube.com/watch?v=ic15jkp2Q-8

Manuel Rebollar Barro dijo...

Creo que cuando alguien titula su primer libro de cuentos "Obras completas (y otros cuentos)" ya deja clara su impronta y su capacidad para mirar desde otra perspectiva. Aunque sus últimos ensayos y cuentos no estuvieran a la altura (él mismo se justificaba con eso de que hay que comer y ensalzaba la figura de Rulfo por haber dejado de escribir ya que ya lo había dicho todo [guiño a su zorro escritor]), creo que es el gran renovador del género, más allá de dinosaurios extintos.

Saludotes

Andrea Vinci dijo...

De este lado del océano los escritores mexicanos no aprecian demasiado al "paradigma del microrelato". Dicen que no lo es. Al resto de su obra la respetan más. Mi relato preferido: El concierto

Julia Otxoa dijo...

Admiro profundamente a Monterroso, lo que pocoa gente sabe es que la totalidad de su legado, la dejó su viuda en España, hace algunos años me lo cmentaba una catedrática de la Universidad de Oviedo, que Barbara Jacobs, había entregado a una de las profesoras o catedráticas de esa universidad , todo Monterroso ....me quedé impresionada ¿Donde estará ahora todo ello? Tal vez algún día le pregunte a esta amiga asturiana si recuerda el nombre de la profesora o catedratica destinataria de semejante legado!!!!

Alfredo J. Ramos dijo...

Uno de mis favoritos es "El eclipse", vale por toda una crónica de la (que diría Oski).