miércoles, 23 de enero de 2013

PEDRO SÁNCHEZ NEGREIRA

.....
LLANTO......
Sentada en la mecedora a los pies de la cuna y oculta en la oscuridad taciturna de la habitación, ella se consume en un balanceo vesánico acunando en sus brazos el vacío. En sus anhelos, el niño aún llora.
......
PREGUNTAS ABIERTAS.......
En el instante en que le doy la espalda –después de un polvo subrepticio en el cuarto de los manteles del restaurante donde celebra la comunión de su hija pequeña– con el vestido aún arrollado alrededor de su cintura y el tanga en el suelo –enganchado al tacón de su zapato de fiesta– me pregunta, en un susurro como de letras minúsculas, si la amo de verdad o lo hago sólo por joder a su marido. Su marido –conviene aclararlo– no es otro que el cabrón de mi jefe........
Me vuelvo y tomo su cara entre mis manos, mientras dejo que mi mirada se pasee por su piel percudida en un falso moreno, como de cartón antiguo.  Me acerco dos pasos hacia ella hasta notar el roce de sus pezones en mi camisa.  Al tiempo que cuelo mi muslo entre sus piernas, acerco mi boca a su oído con el único fin de que mi perfume se pegue a sus dudas. Entonces la miro a los ojos y sonriendo le respondo: "¿Tú qué crees?".
.....
 photo SanchezNegreira_zps9f6f04f5.jpg
.......
* Pedro Sánchez Negreira (Montevideo, Uruguay, 1966) es un gallego del Río de la Plata. Cursó el Associate in Arts en Ciencias Políticas en el Broward College, del Estado de Florida, EE.UU. Desde 1989 reside en La Coruña, donde trabaja como Director Provincial de una mutua de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales de la Seguridad Social. Declara ser un lector que escribe. Su acercamiento al microrrelato –género del que hoy se confiesa adicto– se produce en el Taller virtual La Terraza de Arequipa. En la actualidad trabaja en su primer libro de microrrelatos al tiempo que mantiene el blog “Entre nunca y quién sabe” (www.entrenuncayquiensabe.blogspot.com). Estos microrrelatos son inéditos.
.........

58 comentarios:

Lola Sanabria dijo...

Me gustan los dos microrrelatos de Pedro, aunque mi favorito es el segundo. Provoca un calorcito que entona el cuerpo en estos días de hielo.

Abrazos de enhorabuena al anfitrión y al visitante.

David Moreno (No Comments) dijo...

Qué gusto encontrar a Pedro aquí. Ya tardaba.
De muestra, de su valía, estos dos ejemplos. Uno reflejo de un drama maternal. El otro subidito de tono y muy perspicaz.
Enhorabuena Pedro.

Un saludo indio
Mitakuye oyasin

Puri dijo...

Enhorabuena, Pedro, por estar por aquí. Grandes relatos estos que nos trae Fernando. Me ha impresionado Llanto , con sus pocas palabras tan precisas, que generan tanto sentimiento. El acunar el vacío nos llena de pérdida, sin duda.

AGUS dijo...

Me consta que Pedro es de los que no tienen prisa, afán, por escribir, y eso ya es algo excepcional en estos tiempos que corren. Creo que dicha mesura se nota en sus textos y, especialmente, en su esmero y cuidado por el lenguaje. El primero me parece excepcional.

Un placer leer a Pedro, gracias Fernando.

Abrazos.

Sara Lew dijo...

Dos grandes microrrelatos. Enhorabuena, Pedro.

Un abrazo.

Petra Acero dijo...

Una alegría leer a Pedro en esta nave (tan cuerda) llena de locos. Estupendos micros que insinúan, que sugieren y elevan al lector a crear, a disfrutar, a imaginar que acierta, que desentraña la historia. Con la obra de Pedro siempre me pasa: me gusta sentir las alas del ¿será?.

Un abrazo.

Susana Camps dijo...

Me gusta mucho la pulcritud de Pedro, sus palabras bien calibradas. A mí, como a Lola, también me gusta más el segundo, sobre todo porque no le conocía este sesgo de malicia (sólo su imagen de chico bueno).
Abrazos a ambos.

tecla dijo...

A mi me gusta el segundo. Me deja el vestido en movimiento.

Rocío Romero dijo...

Felicidades Pedro,
cómo me alegro de leerte aquí.
Me gustó mucho el segundo con sus acotaciones de película y ese final en el aire. Pero yo -sin duda- me quedo con la angustia del primero, con ese niño que llora sin estar, tremendo.
A todo esto felicidades por ese primer libro de microrrelatos del que acabo de tener noticia ¡bien!
Un abrazo para ambos

Yolanda dijo...

Enhorabuena Pedro, te prodigas poco pero cuando lo haces, compensas tus ausencias.

Los dos micros son fantásticos, pero el segundo me ha gustado más.

Un abrazo.

Anita Dinamita dijo...

Dos relatos impactantes. Se nota su sello en el cuidado lenguaje, y que son relatos que van directos a la yugular.
Enhorabuena a Pedro por venir y a Fernando por traerlo.
Abrazos

Manuel Rebollar Barro dijo...

Es lógico que Pedro se declare como un lector que escribe, porque se nota que disfruta de ambos lados del espejo. Como lector, haciendo acertados comentarios en un sinfín de blogs donde su huella mejora lo escrito, y, como escritor, porque se toma el mundo del microrrelato como un manjar que paladear letra a letra, palabra a palabra, frase a frase...
En estos tiempos que corren (y que corren más que nunca), Pedro aporta el sabor de la literatura tomada con calma.

Un placer encontrarle por aquí.

Saludos para los dos

Raquel dijo...

Pedro, como siempre, haciéndonos sentir, lo mismo tristeza, malicia, que un calentón, pero sin duda eligiendo las palabras adecuadas.

Enhorabuena, Pedro, te mereces estar aquí!!!

Rosa dijo...

Un placer leer a Pedro. Gracias por traernos estas dos joyas Fernando.

Besos desde el aire

Yashira dijo...

Muy buenos los dos micros de Pedro. Enhorabuena.

Elena Casero dijo...

Nunca me deja indiferente los relatos de Pedro. Me alegra verlo por aquí. Me quedo con el segundo relato, sin descartar el primero por la cruda tristeza.

Enhorabuena Pedro.

Un abrazo grande

Arte Pun dijo...

Me gusta ver por aquí a Pedro, es un navegante ejemplar.

Sobre los micros me gustó más el primero, lo dice todo con tan poco. Y qué sobriedad, genial.

Gracias. Abrazos

Bee Borjas dijo...

Ya le he dejado a Pedro mi comentario en su blog. Esta distinción es absolutamente merecida. Enhorabuena por el!
Fernando:
Creo que nos hemos cruzado en el blog de Mucha de la Torre. De todas formas, con su permiso me quedo por aquí disfrutando de su espacio. Un placer conocerlo. Le dejo mis saludos!

ESPERANZA dijo...

Pedro, qué bien encontrarte aquí. Me quedo con el segundo, muy visual y muy puñetero. Me ha gustado.

Enhorabuena por tus letras y por tus proyectos.

Abrazos,

Horacio Beascochea dijo...

Muy buenos los dos micros, no sé con cual quedarme. Felicitaciones!

L.P. dijo...

Pedro, dos micros de primera. Te sienta muy bien estar entre letras. Las seduces y haces que se conviertan en historias intensas. Enhora buena.

Abrazos
L.P.

manuespada dijo...

Me gusta ver a Pedro en La Nave. Es un escritor muy ingenioso al que hay que leer entre líneas, como demuestran estos textos que dan buena muestra de su excelente trabajo.

Nieves Torres dijo...

Me encantan, tan distintos y tan bien construidos los dos. Enhorabuena, Pedro, por navegar aquí con estos relatos impecables. El primero me ha encogido el corazón y me parece técnicamente perfecto.
Un abrazo

Elysa dijo...

Me alegra y mucho ver a Pedro por aquí. Excelente marino para una gran Nave.
Alguien que como Pedro mima y cuida el lenguaje, trabaja con rigor los micros que presenta en su blog merece estar en este blog.
Muy buenos ambos micros, el primero con las palabras precisas para mostrarnos el dolor y la perdida. Y el segundo muestra de una manera certera la escena para mostrarnos sin sutilezas la verdad de esa relación.

Gracias, Fernando. Enhorabuena, Pedro.

Besitos

Mei Morán dijo...

El segundo me gustó especialmente. Me dejaste muy curiosa con lo de tu libro de microrrelatos.
Un abrazo Pedro

Sandra Montelpare dijo...

Una alegría enorme encontrarte por aquí.
En los dos textos puede apreciarse tu oficio de escritura, un cuidado por la palabra con estilo propio. "Llanto" me parece estupendo.
Saludos van del otro lado del océano y del otro lado del charco.

Anna Jorba Ricart dijo...

Poca cosa me queda por decir.
Un par de relatos excelentes cada uno en su estilo.Me gustan los dos.
Y un extraordinario comentarista sembrando la blogosfera de letras de calidad.
Saludos

silviaginesta dijo...

Pedro, soy la uruguaya más antigua del grupo, silvia, la abuela. Me encantaron tus micros, y todo lo que escribes, te felicito, me da mucha alegría.
hasta el otro
sivia ginesta

Luisa Hurtado González dijo...

Pedro nos lee a todos, nos comenta y mucho pero... estamos faltos de su escritura, así de simple.
Para muestra los dos micros

Aldabra dijo...

Dos micros de quitar el hipo pero es a lo que nos tiene Pedro acostumbrados.
Me encantó el segundo. Es que es una escena de película tal cual. Con pocos detalles nos conforma el mundo de los personajes.

biquiños,

Propílogo dijo...

A mí me vais a perdonar ser un poco menos eufemístico, alejarme de lo del cuidado de la palabra y lo medido del lenguaje, y reconocer con entusiasmo y humildad que yo también consulto en DRAE con dos de cada tres micros de Pedro. Y me gusta, me enseña, aprendo, y me pone más en mi sitio.
Dejando de lado el profundo amor por mi Uruguay homeopático y los frutos que nos da, me gustaría destacar que Pedro ha entrado en el mundo del blog de micros con paso firme y honesto, leyendo muchísimo y dejándose leer, con detalles como los que muestra en el primer micro, dibujando un mundo no dicho a través del uso preciso de la palabra anhelos.
Eso, que me he puesto un poco místico.
Saludos
Gabriel

Ximens dijo...

Enhorabuena, Pedro, por embarcar en La nave con "aparejos" de primera clase. Para mi es lógico y justo que estés en este referente de Fernando Valls, junto a los grandes. Navegarás hasta donde te propongas pues tu prosa enamora, conmueve, divierte, hace pensar, etc. Es, en una palabra: Literatura.
Felicidades también a Fernando, pues con su catalejo sabe identificar y recoger los mejores náufragos que navegan por la red, seguro que para llevarlos a buen puerto.

Nicolás Jarque dijo...

¡Enhorabuena por la publicación Pedro!

Eres un escritor al que une sabe que cuando lo va a leer no se va a decepcionar. Los dos microrrelatos que aparecen aquí dan muestra de ello.

El segundo me ha erizado la piel por la historia, como se cuenta y por ese final abierto a muchas interpretaciones.

El primero en cambio te trastoca el cuerpo por esa imagen de esa madre que no lo es pero que en su fuero interno se lo cree.

Sigue así y ahora que sé que estás preparando un libro de microrrelatos, guardame un ejemplar.

Un fuerte abrazo.

Araceli Esteves dijo...

Qué alegría ver a Pedro por aquí.
No sólo es un excelente autor de microrrelatos, también es un atento y cariñoso lector.Un todo en uno, vamos.

David Vivancos Allepuz dijo...

Don Pedro,

permítame que sea yo quien esta vez le felicite por su sabio uso de la palabra.

Aparecer aquí no es poco. Y usted lo merece.

Un abrazo, amigo,

D.

Esteban Dublín dijo...

Ver aquí a Pedro es una alegría inmensa. Sus micros, excepcionales.

Rubén Rojas Yedra dijo...

El primero suena muy bien en voz alta; el segundo, más entrecortado. Aún así, dos buenos ejemplos de la sutileza con que hay que tratar la materia oscura. Así se hace, enhorabuena.

Saludos.

Laura dijo...

Entre nunca y quién sabe, creo que has encontrado esta nave de locos, o la nave te ha encontrado a tí, Pedro. Mi enhorabuena por embarcar y por tener esa brújula que te hace navegar en un mar de palabras bien ordenadas.

El segundo me parece una muestra evidente de cómo contar lo tantas veces dicho de otra forma. Ese acercamiento pausado para finalizar en esa pregunta, es como una escena de película bien articulada por tu cuidada prosa.

Y si además me entero de que estás preparando un libro de micros, pues ¡¡¡que ya te hago la transferencia para que me lo envíes personalmente firmado y dedicado!!, jajaja.... ¿que no lo has terminado? ..no te preocupes que ya espero.

Un abrazo para Fernando por esta nave y a tí, por no necesitar un flotador para navegar con rumbo.

Besos.

Paloma Hidalgo dijo...

Qué bueno encontrarte aquí Pedro. Un par de botones de muestra que me atan más a tus letras. Ese toquecito perverso del segundo, es otra de tus genialidades.
Un abrazo.

Patricia Nasello dijo...

Una alegría enorme encontrar aquí a Pédro, a quien estimo y admiro a la distancia.
Ambos micros hablan de su talento.

Abrazos!

Xesc dijo...

No me extenderé ni repetiré cosas que ya han dicho otros con mucho acierto, salvo lo de felicitarte. Sin más, un abrazo, Pedro.

Rosana Alonso dijo...

Yo, como Xesc, te doy la enhorbuena que engloba todo, los micros, el estar aquí, el libro en proyecto. Me gusta mucho el primero.

Bágoas dijo...

Me alegra ver a Pedro por aquí, quien sin duda merece mi más sincera felicitación.
Y no solo por verse mencionado e incluido en esta gran "nave", si no además por los micros -los cuales encuentro muy visuales, con ese desenlace final tan característico- y, cómo no, por el proyecto en el que parece embarcado.

Sin duda, los microrrelatos presentados tienen gran calidad en su base, y Pedro no lo ha desaprovechado, sino que ha sido quien de explotarla al máximo, dando forma a dos pequeñas historias que en muy poco cuentan todo lo que se esperaba -o más-.

Confío en que después de haber salido a la superficie del mundo literario a una velocidad tan asombrosa y de haberse visto invitado a subir a bordo -como un pasajero más- su propia obra llegue a buen puerto.

Mi más sincera enhorabuena, Pedro.
Un saludo.

M. dijo...

Impresionantes los dos relatos. Quizás el primero me ha gustado más. Denso, breve y exacto. Te deja angustiado por lo que dice sin pronunciarlo.

Un saludo y felicidades.

Miguelángel Flores dijo...

Felicidades, Pedro, por este crucero de lujo. Eso lo primero. Segundo, Preguntas Abiertas está tan minuciosamente bien escrito, que se disfruta en el durante tanto o más que en el final. De todo me quedo con dos imágenes: el susurro como de letras pequeñas y la piel percudida como de cartón antiguo. Jo, una delicia leerte siempre.
Un abrazo.

Pedro Herrero dijo...

Con evidente retraso me pongo a la cola de tan merecidos parabienes. Creo que las dos muestras que Pedro nos deja evidencian un rigor destacable a la hora de plantear de qué manera el autor desea sacudirnos. Breve e intenso el primer relato, del que yo destacaría el equilibrio entre el llanto insondable y el balanceo de la pérdida. Y un segundo texto donde no esconde un lenguaje tosco que parece aliarse con la indefinición del título para presentar un juego de engaños sin límite. Repito lo que ya habéis dicho: ya era hora ver a Pedro por aquí.

checha dijo...

El llanto ante una cuna debe ser negro, como la pez, como la noche.
No así el llanto desde la cuna (o desde la cuna sobrevenida), ¡ese es pétreo, daña a nuestros asombrados ojos!

Roberto LopezGarcia dijo...

Me gusta las imágenes y la certeza de palabras que Pedro escoge para describir situaciones.

David Figueroa dijo...

¡Enhorabuena, Pedro! Dos microrrelatos brutales, una pequeña gran muestra de su buen hacer literario, de se escritura cuidada, de encontrar las palabras justas que enriquezcan el texto. Mis aplausos admirados, Pedro. Mi agradecimiento a ti, Fernando.

María Eva Ruiz dijo...

Felicidades Pedro, dos magníficos micros en los que una vez más nos demuestras tu maestría.

Me ha encantado el primero.

Un abrazo grande,

Eva.

Cabopá dijo...

Pedro, un placer siempre leerte.

Dos micros sensacionales, que bien escribes,amigo.Los dos me han gustado.
LLanto por su ternura y por lo que guarda,lo que describe y lo que se intuye.
Preguntas abiertas, por la descripción magnifica, muy visual y muy irónico.
Tus letras siempre llegan,amigo.
Enhorabuena por esta publicación en este espacio tan "cuerdo"
Besicos

CDG dijo...

Si mis aplausos escritos sonaran como mis enhorabuenas dichas, verías que estruendo.
Lo dicho.
A seguir esribiendo, leyendo y abriendo las alas.

PMPilar dijo...

Me inclino por el segundo, por más que los dos micros me parecen extra.
En cualquier caso, enhorabuena por ambos
Saludos

Rosy Val dijo...

El desasosiego con el primero está garantizado. El segundo me deja descolocada, amén de otras sensaciones... me imagino que ¡como a la protagonista!.
Gracias por hacernos participar de ellos.
Saludos.

Carlos de la Parra dijo...

Que agradable ver que se te otorga éste merecido reconocimiento.
Concuerdo en la simbiosis que existe en lector que escribe.
Las letras pasan con magia en tu óptica y las aquimizas con genio.
Sigue en tu ascenso al infinito con ésta calidad.

Humberto Dib dijo...

Me gustaron los dos, pero mi corazoncito tira para el primero, pues con gran economía de palabras, describes perfectamente lo que puede sentir una mujer insana.
Un fuerte abrazo.
HD

PONFIEL PONFIEL dijo...

Podría decirte personalmente que el segundo me ha provocado una sensación de buen gusto en la boca, ese lado humano que a veces nos disgrega haciéndonos ser verdaderos duendecillos malévolos. Sin esa pizca el micro lo perdería todo, es lo que le da todo el sabor, suficiente para sentirnos llenos los que lo leemos.
Un placer que estes por aquí, aunque haya llegado tarde.

Un saludo.

Miguel Urda Ruiz dijo...

Don Pedro.

Veo que llego tarde, muy tarde a esta nave de los locos, pero me voy con un gran sabor de boca al ver como tu literatura progresa a pasos agigantados.

Dos micros y no me decanto por ninguno. El primero deja un sabor de boca amargo y pensativo mientras que el segundo es tu estilo. Jugando y dejando que el lector interprete.

Un placer leerte, Don Pedro. Un verdadero placer.

Miguel