miércoles, 1 de agosto de 2012

BEATRIZ ALONSO ARANZÁBAL

.......
EL CAMBIAZO
.......
Durante las rebajas vio un par de sandalias elegantes, y de su número, sobre el estante de la abarrotada zapatería. Se las probó, dio unos pasos con ellas y dudó por un momento si podía permitírselas. Resignada, se calzó sus modestas zapatillas y, al salir de la tienda, la empleada  fue tras ella y le espetó que devolviera el calzado y que se llevara las sandalias caras con las que había entrado. No supo si alegrarse o no. Ahora camina con más garbo, pero le duelen mucho los pies.
..

.....
PROSPERIDAD
........
En un pueblo remoto había un pozo al que los aldeanos echaban monedas para que se cumplieran sus deseos. Solo lo hacían en contadas ocasiones, cuando estaban verdaderamente necesitados, y a los pocos días su suerte cambiaba. Sin embargo, la fama del pozo empezó a atraer a curiosos, turistas y toda clase de avariciosos, que llegaban en coches y autocares. Todos pedían el mismo deseo, y el pozo se agotó. Pero nadie en el pueblo quiso desvelar a los forasteros que las monedas iban a fondo perdido. Simplemente les recibían con una sonrisa.
.....
.....
METRO DE MADRID
.......
Jugaban a las cuatro esquinitas. Una, dos y tres. Apertura de puertas. ¡Ya!
La del bastón se quedó sin asiento.
.......
.......
* Beatriz Alonso Aranzábal (Madrid, 1963) es psicóloga y dirige un Centro de día para personas con enfermedades mentales. Ha trabajado como realizadora de varios cortometrajes; el último, Papiroflexia, fue emitido por TVE. Es autora del blog: http://cartas-sin-sellos.blogspot.com. Estos microrrelatos son inéditos.

* El cuadro es de Lola Valls. 
......

8 comentarios:

Lola Sanabria dijo...

La sencillez del lenguaje nos llega directo con sus cargas de profundidad.

Bien hallada, Bea, loca navegante.

Abrazos dobles para la visitante y el anfitrión.

Ximens dijo...

En estos tiempos de miles de blog y microrrelatista, es un placer que nos proporciones estas breves historias de autores que al pasar por tu criba son garantía de calidad. Enhorabuena, Beatriz, por "abrevar" nuestra sed de buenos micros.

Propílogo dijo...

Qué poco te prodigas, Bea. Y qué bien cuando por fin apareces. Me ha gustado ese juego de fortunas en la zapatería.
Abrazos
Gabriel

Rosana Alonso dijo...

Bea, me alegro de haber podido leer tus micros antes de perderme por los bosques segovianos.

No me vas a tomar en serio, pero tienes un estilo, una voz particular y un humor siempre elegante, una ironía que muestra un poco y deja el fondo y siempre tu mirada observadora y profunda( y comprensiva de lo humano) en los márgenes del texto.

Abrazos per tutti

Beatriz AA dijo...

Buenas noches, quiero agradecer a Fernando Valls poder compartir mis micros, y a Lola, Ximens, Gabriel y Rosana que me hayan acompañado en el pozo sin fondo de la escritura. Besos

Pedro Herrero dijo...

El narrador omnisciente de “El cambiazo” está tan cerca del personaje, que fácilmente ese relato se habría podido escribir en primera persona. Pero Beatriz parece alejarlo un poco, lo justo para aumentar el efecto que causa esa lógica contradicción de los hechos. Es una ironía muy fina, como ya se ha dicho, apenas sugerida y, por ello, de agradecida lectura. Besos a la autora.

manuespada dijo...

Un tono y un estilo muy elegantes los que consigue Bea, con una forma de narrar que me recuerda mucho a los cuentos clásicos. Un abrazo.

Beatriz AA dijo...

Lo que me gusta de escribir micros es que parece que cuentas una cosa y estás contando otra. Pero solo te das cuenta al final. (¿Será el inconsciente?).

Gracias Pedro, Manu, besos.