sábado, 10 de diciembre de 2011

Poe expulsado de Yale

...
Pensaba que los Hall of Fame americanos eran solo cosa del baloncesto, o del deporte en general, pero parece ser que no. En la tercera entrega del diario de Antonio Martínez Sarrión, titulada Escaramuzas (Alfaguara, 2011, p. 193), se cuenta que el presidente de la Universidad de Yale, algo así como nuestro rector, se ha negado a que el escritor E.A. Poe figurara en su salón de celebridades porque "Poe escribió como un beodo y fue un hombre que no acostumbraba a pagar sus deudas". 
Nunca me han invitado a Yale a dar un curso, ni siquiera una modesta conferencia, pero si por cualquier extraño azar de la vida me lo ofrecieran, tendría que pensar seriamente en rechazar tan inmerecido honor, de la misma manera que deberían abandonar tan rancia institución todos los profesores de filología inglesa, e incluso los del resto de las filologías, a poco orgullo y amor propio que tuvieran. ¿Qué pintan allí, si en sus muros no cabe Poe? Me congratula saber, en cambio, al menos es lo que cuenta la leyenda, que desde entonces una manada de cuervos le picotea a mister Hadley, el presidente de Yale, su hueca y puritana cabezota.
De todas formas, que sirva como aviso a todos los artistas, aunque hayan estado en el origen de la moderna narrativa policíaca y de terror o sean los mismísimos padres de la poética simbolista: ¡Si quieren pasar a la posteridad de Yale, ojo con las borracheras, con las deudas y con el señor Hadley! 
       

7 comentarios:

Ramón Puig dijo...

No es el único caso de expulsiones, en otros casos no sólo simbólicas sino también físicas: a Shelley se le expulsó de Oxford por la irreverencia de un escrito suyo.

Un cita de ese opúsculo, “De la necesidad del ateísmo”, se puede leer en una entrada de mi blog, que trata del cementerio que alberga sus cenizas:

http://ensondeluz.com/2011/08/17/el-cementerio-acatolico-de-roma-tras-la-piramide-cestia/

Antonio del Camino dijo...

Salvadores de patrias, entiéndaseme, hay por todas partes. A la vista está.

Un cordial saludo.

Susana Camps dijo...

Me gusta esa "manada de cuervos" picoteando la cabezota del presidente. Es lo que tiene la tradición inglesa: hay de todo, incluso justicia.

Fernando Martínez dijo...

¿A quién le importa Yale?

manuespada dijo...

La universidad de Yale es esa institución que se gasta cantidades enormes de dinero en estudios estúpidos del estilo Si no has bebido alguna vez Cocacola es que no eres humano. En fin, lo de Poe es otras estupidez de la colección de estupideces de Yale.

Pedro Sánchez Negreira dijo...

La diferencia entre Mr. Hadley y Don E.A. Poe es obvia, incluso para aquellos que quieren a Mr. Hadley y que serán los únicos que le recuerden cuando se haya muerto. De Mr. Poe se acordarán incluso aquellos que aún no han nacido.

Un saludo.

Ximens dijo...

Qué mejor forma de definir a un grande: "Escribir como un beodo (divino) y no pagar las deudas (humano)".