jueves, 27 de octubre de 2011

JOSEFA PARRA

...
EGOÍSMO Y MISERIA
...
Dame un sorbo de ayer, una mirada,
los restos de un naufragio
a los que sujetarme. En el contorno
de tu cuerpo de antiguas caracolas
quiero recuperar un turbio instante
donde el escalofrío y el asombro
ganaron la partida y me alcanzaron.
...
Regálame las sobras de tus noches;
ni siquiera el amor ni la ceguera:
una migaja, un mínimo relámpago
de turbación.
No sé cómo olvidarme
de mí. De la que fui cuando me amabas.
..
.   
* Josefa Parra nació en Jerez de la Frontera, es licenciada en Filología Hispánica y trabaja en la Fundación Caballero Bonald, donde es subdirectora de la revista de literatura Campo de Agramante. Ha publicado los siguientes libros de poemas: Elogio a la mala yerba (Visor, 1996), Geografía Carnal (Diputación de Cádiz, 1997), Alcoba del agua (Quórum, 2002), Caleidoscopio de Venus (César Sastre, 2005), Tratado de cicatrices (Calambur, 2006) y La hora azul (Visor, 2007), el álbum ilustrado Oficios imposibles junto al pintor Carlos C. Laínez (AE, 2007) y Habitación de hotel, con Mercedes Escolano (La Compañía de Versos, 2010). Ha sido galardonada con el Premio Internacional de Poesía Loewe a la Creación Joven 1995 y con el Premio de Poesía Unicaja 2006. Sus poemas han sido traducidos al portugués, al francés y al árabe. Este texto forma parte del libro inédito Materia combustible.

9 comentarios:

Tomás dijo...

De todos los libros que se presentaban al Setenil el más malo, malo me parecía el de David Roas. Me parece increíble que compitiendo
libros como "Los pobres desgraciados hijos de perra", de Carlos Marzal, o "Vidas prometidas", de Guillermo Busutil, se lo hayan dado a ese libro corrientucho. Que el presidente del jurado fuese además el que había firmado el texto de la contraportada de dicho libro, nos hace una idea bastante clara de en qué ha consistido el premio este año...

ANTONIO SERRANO CUETO dijo...

Me alegro de ver aquí a mi querida amiga y estupenda poeta Pepa Parra. Es única mostrando las turbulencias que nos arrastran al abismo del amor. Un beso para Pepa y un abrazo para ti, Fernando.

Rosana Alonso dijo...

A parte de felicitar a Josefa por su poema, no puedo dejar de entrar para suscribir lo dicho por Tomás punto por punto. El Setenil también degenera por lo que veo...
Ya, que entre los finalistas no estuvieran ciertos libros, tenia delito pero que el ganador sea un libro cuyos relatos en muchas ocasiones están faltos de pulso narrativo, en otras, a pesar de las buenas ideas, están terminados como con prisas y de cualquier manera y hasta algún fallo de estilo patente se ha escapado...

Lo dicho ya no es lo que era.... qué penita.



Saludo a todos

Arte Pun dijo...

Me encantó el poema, su lenguaje claro, su profundidad, ese juego entre egoísmo, miseria y amor o tal vez sólo pasión.
Estaremos pendientes de ese libro.
Gracias Fernando.
Gracias Josefa. Saludos.

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Gran poema de una poeta grande. Coincido en todo lo dicjho por Antonio Serrano.
Esperemos qu salga el libro para hacernos con él.
Un abrazo.

Rosana Alonso dijo...

Disculpas esta entrada es para Josefa y entrab a comentarla pero he visto el comentario de Tomás y no he podido evitarlo.

Yo no soy experta en poesía y solo puedo decir si me llega y cómo me llega. Me gusta sobre todo la última parte:
No sé cómo olvidarmede mí. De la que fui cuando me amabas...
Espero que ese libro inédito vea la luz.

Otro saludo

MARIA FABIANA CALDERARI dijo...

Bellísimo. Felicitaciones para Josefa.

Un cordial saludo para Fernando.

Propílogo dijo...

Qué buena relectura tiene este poema, y qué coja aprecio mi cultura lírica.
Qué imagen -mísera, lo dice- de ruego de migajas, de sobras. Y demoledor remate, como antítesis, igual de doloroso, de aquél de Sabina, de añorar lo que nunca jamás sucedió.
Saludos
Gabriel

ángel dijo...

Irremediablemente me atrapas, Pepa. Incombustibles tus versos como siempre.