miércoles, 12 de octubre de 2011

ARACELI ESTEVES

...
MALOS HÁBITOS
...
Hace 20 años que dejé el tabaco, pero en mis sueños todavía fumo. Trazo blancos caminos de humo y aspiro profundas caladas. A veces sueño que canto y fumo. O resucito a mi primo ahogado para hablar con él de tonterías, para reírme y dar golpecitos nerviosos a un cigarrillo como si retirara ceniza inexistente. También fumo con mi madre muerta y, escondidas entre humo azul, diluimos culpas antiguas. Vuelvo a la universidad y contesto alguna pregunta incierta de un delirante examen oral de lingüística. Mientras intento hilvanar las frases que me permitan conseguir el aprobado, mi desamparo fuma ducados, una marca que siempre he detestado.
Cuando por la mañana abro los ojos, debo darme mucha prisa. Antes de despertar a mis hijos tengo que lavar y frotar bien mis dientes. Ya se han quejado más de una vez del intenso olor a nicotina de mis besos.
...
...
CONCURSO
...
Enhorabuena, ha sido usted seleccionado por ser el primer lector de este relato. Le ha tocado, es el elegido. Esto le convierte en un ser especial, alguien bendecido por la varita de la suerte. Vamos, siga leyendo un poco más, no lo va a dejar ahora. Puede decidir su premio y disfrutarlo en solitario o en compañía. ¿Prefiere viajar o llevarse un fantástico coche? Sólo tiene que llamar al 806898989 y responder a una pregunta. El premio es suyo, le está esperando al otro lado del teléfono. ¿Por qué no deja de leer? ¿Acaso nos está provocando? Sepa que le observamos. Vamos, cobarde indeciso, llame ya. O juega o pierde, así es el juego. ¿A qué espera? Si aún no ha llamado y sigue leyendo es que es usted un inútil, un estúpido. ¿Piensa que no tenemos nada más importante que hacer? Somos una empresa seria, que goza de prestigio, y un mequetrefe como usted no va a arruinar nuestra reputación. Bien, usted lo ha querido, ciertamente es demasiado tarde, no hay nada que hacer. Nadie puede salvarle ya de este inevitable punto final. 
...
...
* Araceli Esteves (Barcelona, 1960) tras haber residido en Londres y Bruselas, vive en Mallorca, donde es profesora de inglés. Mantiene el activo blog El pasado que me espera, y tiene un libro inédito de microrrelatos. Estos textos son inéditos.
..
* El cuadro es de Javier Calvo. 
..

18 comentarios:

Nicolás Jarque dijo...

Me han encantado estos dos microrrelatos, que son mágicos pero reales, o viceversa. He leído poco de Araceli, pero lo que he leído me ha gustado mucho. Se detecta un estilo muy personal y fluido. Me gusta mucho.
Un saludo.

AGUS dijo...

Me gusta del primero el desdoblamiento entre realidad y sueño, y la línea confusa, si existe, que separa o delimita ambos mundos. El final, ese poso amargo, me parece espléndido. El segundo es una divertida reflexión del género, toda una propuesta para mantener en vilo al lector. También una acertada crítica de nuestro tiempo y del sistema económico imperante. Admiro de Araceli su precisión con el lenguaje, su ironía y la poesía que impregna sus piezas.

Un placer verla en La Nave. Gracias Fernando.

Abrazos.

Propílogo dijo...

Coincido con Agus en la descripción que hace del escribir de Araceli, que equilibra ironía y poesía, sentimientos comunes descritos con aparente universalidad. Ese fumar siempre aunque ya no se fume, no poder separar la adicción pasada de los recuerdos que la acompañaron...
"Mi desamparo fuma ducados" es una frase como para no dejar de fumar nunca.
Saludos
Gabriel

Pedro Herrero dijo...

"Malos hábitos" parece poner en sincronía el vicio de fumar y la tendencia a soñar episodios que justifiquen el humo del recuerdo. Mucho en común tienen los sueños, que no podemos dejar voluntariamente una vez iniciados, y aquel cigarro que no siempre nos trae placer sino que a veces detestamos, por no detestarnos a nosotros mismos. Me parece redondo ese final que invoca la higiene matutina, no para empezar el día con una sonrisa sino para limpiar el sentimiento de culpa.

Como siempre, un placer leer a Araceli. Ojalá no haya que esperar a que acabe la crisis para hincar el diente a su libro inédito de microrrelatos.

manuespada dijo...

Estupendos los dos microrrelatos de Araceli. En el primero, convierte algo irreal en algo real, fuma en sueños pero le queda el sabor real de la nocotina, que se convierte de esta manera en una metáfora sobre la vida. Nunca la nicotina había tenido mejor función. El segundo me ha recordado a las pestañas que salen continuamente en Internet diciendo que te ha tocado un coche o un sueldo. Una parodia divertida llevaba al terreno metaliterario.

Pedro Sánchez Negreira dijo...

No conocía a Araceli y esta presentación me ha llevado directamente a su blog y a quedarme por allí para no perderme sus letras. Por lo cual, gracias por el regalo, Fernando.

Ximens dijo...

Malos hábitos: Narra especialmente bien la adicción y los recuerdos asociados. Algunos recuerdos, como la nicotina no se pueden dejar.
Concurso: Es un desafío al lector. Una metáfora de la vida, seguir leyendo y aprendiendo o aceptar el dinero fácil.
Buenos relatos para abrir boca.
Gracias por traer autores para mí desconocidos.

Arte Pun dijo...

El humo, hilo conductor de sus sueños, le permite enfrentarse a ciertos miedos casi perpetuos y a ocasiones perdidas. Creo, glosando a los entendidos, que tiene muchos puntos de fuga, que hacen eso, fugarse.
Espero que la ministra de turno no lea este blog, o acabará prohibiendo soñar.

Saludos

Gemma dijo...

El primero es una pieza que dota de realidad la naturaleza presuntamente engañosa de los sueños, pues es cierto que ellos a veces tienen la textura de lo real en mayor medida que ciertas experiencias. El segundo me ha recordado, en la línea de Manu, la agresividad y pesadez publicitaria de ciertas compañías que se revisten de amabilidad y buen servicio como Jazztel, la gran pesadilla de todo internauta que se precie.
Abrazos fuertes, Araceli

Jesus Esnaola dijo...

Estupendos los microrrelatos de Araceli, como siempre. Escritos desde un fino sentido del humor me gusta esa suciedad que le viene a la narradora en Malos Hábitos, que la hace sentir culpable por no poder librarse de su adicción que subsiste en el subconsciente y que al final es la verdad.

Me gusta la crítica social que hay en Concurso, en un tono más lúdico pero no menos lacerante.

Me gustan los dos.

Enhorabuena, Araceli; gracias, Fernando.

Isabel dijo...

Lo que más me gusta de Araceli es que siempre me sorprende con sus geniales micros. La sigo y me alegro de verla de nuevo aquí.

Beatriz AA dijo...

Me han gustado mucho ambos relatos, quizás más el primero, cada frase tiene su gusto, regusto.

Saludos y abrazos

Olga Bernad dijo...

Me encanta leer sus relatos y me encanta verla aquí. Excelente elección.

Elysa dijo...

Un placer ver por aquí a Araceli de la que soy seguidora, me gusta la manera tan precisa que tiene de usar las palabras y la ironia que impregna muchos de sus relatos.

Rosana Alonso dijo...

Araceli añade muy bien sin recargarlos lirismo a sus textos.
Me ha gustado mucho el primero, mucho. Las frases que indica Propi y el inicio, el durante y el final como un cigarrillo apurado hasta el filtro.

El segundo efectivamente cripsa como esas páginas en las que saltan continuamente anuncios que ralentizan la visión deseada o esas llamadas impertinentes que nos respetan horarios.

Saludos cordiales

Lola Sanabria dijo...

Me gustan los dos. Sí. Pero el primero es mi preferido porque tiene perlas diseminadas por el texto como ese desamparo que fuma ducados.

Besos volados.

Melquiades Villarreal Castillo dijo...

Excelente micro relato.
Captó mi atención. El Concurso, dejó una víctima en Panamá, pues aunque sabía el final, terminé la lectura, sin llamar, sucumbiendo ante la gravedad de un punto final

Belnu dijo...

Me ha encantado "Malos hábitos", todo un descubrimiento, Araceli Esteves. Muchas gracias por ponerla aquí.