miércoles, 27 de febrero de 2008

Trece consejos para escribir microrrelatos, por Orlando Romano



Como llevo 35 largos años vinculado al género de la brevedad (nací hace 35 años en un parto muy prematuro) ofreceré 13 consejos para los que se inician en el arte de escribir microrrelatos.

1. Imagina que tu historia, mientras es leída, aferra al lector por la garganta. Lo que significa que si la historia es innecesariamente larga, el lector muere por asfixia.
2. Acción, acción, acción. Sólo los genios conciben micros eficaces empleando la inmovilidad. Si no eres un escritor de genio, y no puedes resistirte a la inmovilidad, dedícate a la poesía, la pintura o la fotografía; o a construir edificios, que es más rentable.
3. No ames la brevedad como a tu novio/a. Ámala mucho más. O corres el riesgo de dejar de amarla.
4. El título es tan importante como el micro. A veces más.
5. Nunca te propongas escribir un microrrelato que complazca a todo el mundo. Tu meta será complacer a unas poquísimas personas: Francisca Noguerol, Lauro Zavala, Fernando Valls, José Díaz, Clara Obligado, Laura Pollastri, David Lagmanovich, Edmundo Valadés, Juan Armando Epple, Violeta Rojo, María Tena, Guillermo Samperio, Dolores Koch, Antonio Fernández Ferrer y a Miguel Gomes.
6. Debes leer, de rodillas, a Ana María Shua, Raúl Brasca, Luisa Valenzuela, Julio Torri, Juan José Arreola, Gabriel Jiménez Emán, Marco Denevi, Pía Barros, Rafael Pérez Estrada, Ramón Gómez de la Serna, Enrique Anderson Imbert, Virginia Vidal, Luis Mateo Díez y Augusto Monterroso.
7. Cuando, vanidoso, sientas que tus creaciones han alcanzado una cima inalcanzable para otros, lee a los autores citados en el punto anterior. Un microrrelatista debe tener los pies sobre la tierra. Respeta al maestro, y aprende.
8. Si algún periodista te formulase la original pregunta: "¿Qué libro se llevaría usted a una isla desierta?", responderás con orgullo y aplomo: la Antología de cuentos breves y extraordinarios, de Borges y Bioy Casares. Alguien que sienta verdadero aprecio por su formación literaria no haría otra cosa.
9. De ninguna manera leerás los microrrelatos de Max Aub.
10. El microrrelato es enemigo de la repetición superflua, que (salvo brillantes excepciones) frena la historia, quitándole agilidad. Como si ahora yo dijera: no leas los micros de Max Aub.
11. Este consejo se lo debo a Bioy Casares: "Joven, al carajo con el suspenso".
12. Cortar, reducir, abreviar, sintetizar. Máximas fundamentales del microrrelato. De ahí que estos 13 consejos queden en 12.




* Orlando Romano (1972) nació en Tucumán (Argentina) y es periodista y escritor. Algunas de sus obras más destacadas son: Cuentos de un minuto (microrrelatos, 1999), Perro-diablo (novela, México, 2007) y Escritores preferidos de nuestros escritores (entrevistas, 2007). Sus microrrelatos están incluidos en diversas recopilaciones, como la de Laura Pollastri, El límite de la palabra. Antología del microrrelato argentino (Menoscuarto, Palencia, 2007).

* La primera foto es de Elliott Erwitt, 1954; la segunda, en la que aparecen los escritores argentinos Orlando Romano e Ildiko Nassr, está tomada por Gemma Pellicer en Buenos Aires, durante el 2006.

10 comentarios:

Bigardo dijo...

Hola,

los seguidores de los microrrelatos también están de enhorabuena pues Merino se ha llevado el Salambó por La glorieta de los fugitivos. Aunque la lotería de los premios no es algo de fiar, al menos se reconoce un libro atípico en la producción del aburrimiento patrio.

Por cierto, no estoy de acuerdo en un punto. De la Serna no escribía microrrelatos, escribía ramonrrelatos.

Saludos.

Juan Carlos Márquez dijo...

Yo no soy muy devoto de decálogos y consejos, pero reconozco que este tiene mucho interés. Aprovecho también para sumarme a las felicitaciones a Merino.

Saludos.

Fernando Valls dijo...

Gracias Juan Carlos por la visita. Aprovecho para felicitarte por el Premio Tiflos. Espero que el libro se vea, que la distribución sea buena.
Saludos

Anónimo dijo...

Me gustaron mucho los consejos. Lo de Max Aub lo entiendo como una broma, un llamado a acercarse a su lectura, sobre todo a sus Crímenes ejemplares. Entre los autores a leer, yo añadiría a Cortazar. Buenos consejos, bien, bien, bien.
Lobo estepario.

Fernando Valls dijo...

Tendría que explicarlo Orlando Romano, pero espero que sí, que lo que dice sobre los Crímenes ejemplares, de Max Aub, sea una broma... Y, en efecto, podría añadirse Cortazar, otro de los maestros del microrrelato.

Juan Carlos Márquez dijo...

Gracias. Dios te oiga, Fernando, o mejor, que te oiga el editor.

Saludos

Anónimo dijo...

Lo de Max Aub, obviamente es una obra. Una invitación encubierta para que el novel salga corriendo a leer, sobre todo, sus Crímenes Ejemplares. Orlando Romano

Dharma dijo...

Gracias por los consejos. No es nada fácil llegar al lector en tan poco.
uN ABRAZO

DANIEL SÁNCHEZ BONET dijo...

gran texto.

Enhorabuena a quienes fomentan el género.

Añado la entrada en mi nueva sección FOMENTO DEL BUEN MICRORRELATO

Rayco dijo...

Muy buenos consejos Orlando.
Te invito a que sigas incentivando a la gente a escribir estas pequeñas piezas de literatura.

Saludos!