martes, 5 de febrero de 2008

RAÚL QUINTO

"Elegía"

No digas piedra, di ventana
Eugenio de Andrade

.
No dirijas tu voz a la quietud del muro,
en el aire persisten
.........................las vendas en los ojos
del maniatado contra el musgo,
el vaho de los fusiles
como una enredadera
de nieve estrangulando la mañana,
el horizonte roto
por la estampida de los pájaros,
y ningún grito,
ninguna historia sino el miedo.

Frente a la desnudez del paredón
no digas piedra, di ventana
como quien dice herida
y abre los ojos al sonido,

como quien rompe un cristal
entre los dedos para ver la sangre
recorriendo las líneas de la mano
y encuentra la respuesta
al óxido, el pulso enfebrecido
de las tinieblas;
..................di la pólvora
y ciérrale los párpados
a la literatura.


.
"En la ópera del ruido"

Alguien señala con el dedo
la dirección a un precipicio,
escribo el vértigo;
escribo la caída
...................de este verso
al vacío, la página
arrancada del libro.

Desde el espacio en blanco
que divide el silencio de tus ojos,
desde la helada boca del revólver
besándote la nuca
y el corazón diseccionado
de los siameses,
desde el latido que los une
y el bisturí que los separa;

escribo el alarido.
Escribo que no hay nada
dentro de las palabras
como tampoco hay nada en las pupilas
del que observa la nieve,

y desde aquí,
desde este extremo de la niebla,
desobedezco.


* Raúl Quinto (Cartagena, 1978) es licenciado en Historia del Arte por la Universidad de Granada. Ha publicado los libros de poemas Grietas (Dauro, 2002; reeditado junto a Poemas del Cabo de Gata, La Garúa, 2007) y La piel del vigilante (Premio Andalucía Joven 2004; DVD, 2005) . Aparece en numerosas antologías y ha sido traducido a varios idiomas. Co-dirige la revista electrónica Oniria www.revistaoniria.com y la colección de poesía de La Garúa Libros. Estos poemas inéditos forman parte de La flor de la tortura, libro con el que obtuvo el I Premio Internacional Francisco Villaespesa, que publicará la editorial Renacimiento próximamente.

* Foto de Edward Burtynsky.

1 comentario:

alba alpha dijo...

el horizonte roto
por la estampida de los pájaros,
y ningún grito,
ninguna historia sino el miedo...di la pólvora
y ciérrale los párpados
a la literatura.
..................................
Desde el espacio en blanco
que divide el silencio de tus ojos...y desde aquí,
desde este extremo de la niebla,
desobedezco.
...................................
Bellísimos poemas.
saludos
Alba