jueves, 5 de enero de 2012

ANTONIO CARVAJAL

.....
METAEPÍGRAFE O CONSIDERACIONES SOBRE EL GIRASOL FLOTANTE
                                             
                            A José Cabrera Martos
.....
Dijo Don Antonio Machado de sí en su autorretrato: "y amé cuanto ellas puedan tener de hospitalario". Por eso, huidas o destruidas las pequeñas patrias donde fui o me soñé feliz, me gusta sentirme flotar en la gran plaza abierta (aquí de Aleixandre) de la amistad, girasol flotante en que soy una pipa más, con mi interior goloso y mi cáscara desechable, "uno más entre todos porque no diferente". No diferente, pero sí distinto; cada pipa cascada suena y sabe distinta aunque la vista la iguale con las otras.
.....
Me gusta la metáfora del girasol flotante, que le debo a Don Emilio Lledó, porque encierra en sí varias de mis constantes poéticas: no es la menos importante, pero sí, la idea de la flor que flota y se convierte en  volandero pájaro enraizado. Es, con su cerca de llamas que defiende los apretados frutos, una representación cabal del huerto cerrado, del único espacio posible del amor: "mira que no hay jardines más allá de este muro"; por eso contiene en sí el paraíso inicial (el único) y las angélicas espadas que lo defienden. Y...
.....
Florece en la decoración de la alfarería tradicional granadina, no sé desde cuando, no sé por qué, en el centro y en las orlas de fuentes y cuencos, en la grávida panza de jarras y cantarillos, y en las maravillosos paneles de azulejos que ornan edificios sacros donde se permite resplandecer en madera tallada y dorada, como trasunto envolvente de la hospitalidad. "Granada será tu cruz" se cuenta que le dijo en sueños el ángel a Juan de Dios, una granada abierta que enseña los rubíes de la caridad contagiosa. Pero el girasol, redil de luz para un oscuro rebaño, no es la dura alcancía que muestra por la rendija su tesoro, sino un ostensorio solar con nostalgias de eucaristía. ¡Qué bello es llegar al fondo del lebrillo, agotado el manjar que contuvo, y encontrarse el dibujo de la flor que nos promete renovados alimentos!
.....
Y el alimento del alma son las palabras afectuosas, agua que las hondas raíces sorben con avidez o metal nocivo que se transmuta y nutre la fecunda gigantea radiante. 
.....
.....
* Este texto es un autorretrato en prosa bajo especie de paráfrasis del título del último libro de Antonio CarvajalSi el año empezó con un poema, los Reyes Magos acaban de dejarnos en La nave de los locos un texto del poeta granadino y universal. 
.....

6 comentarios:

Fco. Silvera dijo...

Antonio, Antonio, árbol nutricio de la lírica española actual... ¡Cuándo! ¡Cuándo!

Dionisio dijo...

Antonio Carvajal; muy interesante, sería estupendo que Fernando Valls publicara otros metaepígrafes... Parece un género fecundo.

JULIO/INMA dijo...

!!Qué suerte, Pepito, tu amigo Antonio te dedica este comentario...es como siempre directo, sentido, elevado...!! , pero yo también tengo otra suerte, escucharle en directo... siempre alegre, cercano,.....amigo, para siempre.

José Cabrera Martos dijo...

Después de un mes de sobrecogimiento y empacho reiterado de frutos flotantes de amistad etopéyica, me he decidido a seguir- en segunda plaza pública- agradeciendo los jardines exegéticos más allá de este muro.
la amistad, la amistad y no pensar en nada y ante todo.
Queremos más poemas en prosa.
Besos para todos

Perfecto dijo...

Hoy, en la Biblioteca Villaespesa, Almería, he tenido la gran suerte de conocer y oír a Antonio Carvajal, y ello, para un granadino de corazón, ha sido un doble gozo.
Me he comprado este último libro, y espero disfrutarlo en silencio. Ha sido un grato tiempo. ¡Qué gran poeta¡

Mónica Giménez Callejas dijo...

ME HE ALEGRADO SABER LA NOTICIA ESTA. DE HECHO LO ÚNICO QUE PUEDO DECIR Y DIRE DE ANTONIO CARVAJAL, ES QUE ES UN GRAN POETA, UN GRAN AMIGO, Y UN PEDACITO GRANDE DE LA PALABRA PAPA. YO TENGO EL ORGULLO DE HABERLO CONOCIDO Y DE HABERME PODIDO CRIAR CON EL. LO ÚNICO QUE LE DIGO QUE SIGA ASÍ Y QUE ME ALEGRO MUCHO POR EL PREMIO Y POR EL. UN CORDIAL SALUDO