domingo, 8 de julio de 2012

PATRICIA NASELLO, 1

........
Puerto
........
Para su sorpresa, la cama donde está acostado se transforma en balsa. Y el piso, en mar. El techo, en cielo abierto.  Sólo el frío y la oscuridad permanecen sin cambio.
Con cuidado para no voltearla, se arrodilla sobre esos troncos —tan precariamente unidos— donde ahora habita. De algún modo le recuerdan a Los Duraznos, la quinta de sus abuelos, los veranos de la niñez y aquel sol hecho jugo de fruta escurriéndose por los dedos.
En esta noche de hoy se inclina y cava en el agua. Busca angustiosamente. Desconoce qué: sólo intuye  que lo perdido era imprescindible. Fuera de ese gran hoyo que su frenesí va formando, no aparece nada. Una aguda sensación de extrañeza lo embarga,  según parece,  ese hoyo es su lugar de arribo.
Tampoco comprende dónde se acumula el mar que quita. De pronto sus manos se iluminan, están azules, por momentos también grises, o tan negras que sólo algún reflejo plateado permite verlas, están doradas, o  violentamente verdes. Si no fuera por este mal presentimiento, lloraría de emoción ante tanta belleza.
........
........
Uno sobre dos
........
Camina por las calles de Baltimore, busca una mujer joven que se le ha perdido. Y un escarabajo de oro. Si pudiera recordar quién es sabría dónde buscar, por eso camina sin rumbo.
—Todo lo que necesito es un mapa— dice con voz aguardentosa.
Hurga dentro de sus bolsillos. No los reconoce, como si las ropas que usa fueran ajenas. Introduce las manos temblorosas dentro de la camisa, palpa su cuerpo magro, frío como el de un muerto.
Ha bebido demasiado, ha bebido porque le gusta aunque también es posible que lo hayan obligado. Eso le pasa, si es que le pasó, por ser un pobre diablo. En Baltimore se sabe cómo los políticos sacan partido de pobres diablos como ése.
Las rodillas se doblan contra el empedrado pero logra apoyar las manos a tiempo para no golpearse el rostro. En esta noche oscura podría confundirse con un perro. Cuidadosamente, despacio, se recuesta. Siente que todo es una herida. Algo punza su mejilla derecha, una espina, un clavo, una piedra. Vomita cierto líquido amarillo.
—Encontré al escarabajo. Falta ella.
..........

.......
* Patricia Nasello (Córdoba, Argentina, 1959) obtuvo el título de Contadora Pública en la Universidad Nacional de Córdoba, profesión que nunca ejerció. Ha publicado un libro de cuentos, El manuscrito (2001). Coordina talleres literarios. Edita los blogs: Patricia Nasello microrrelatos, con textos propios, y Narrar en Córdoba, donde recoge cuentos y microcuentos de escritores cordobeses. El primero es inédito y el segundo, un homenaje a Poe, se publicó hace un par de años en su blog. 
.... 

31 comentarios:

Paloma Hidalgo dijo...

Siempre es un placer leer obras de Patricia. La fuerza de sus imágenes y la fluidez de sus textos, los convierten en unos de mis favoritos.
Gracias por traerla a tu nave.
Saludos

Elisa dijo...

Un enorme placer encontrar aquí a Patricia y leer estos estupendos textos.

Rosa dijo...

Es un placer leer a patricia. Te encandila con su prosa.

Besos desde el aire

Patricia Nasello dijo...

Muchísimas gracias, Fernando, es un gran orgullo encontrar mis palabras en tu bitácora. Has puesto sol, calidez, en este gélido mediodía invernal de Córdoba.


Un fortísimo abrazo

Isolda dijo...

Vaya dos textos buenos. No te conocía, Patricia y no sabes cuánto me alegra haber leído algo tuyo, gracias a Fernando.
Besos a los dos.

Cabopá dijo...

Llego hasta aquí para leer a Patricia Nasello, me encuentro con dos textos deliciosos, qué bien escribes, amiga.

Tus narraciones son envolventes como el mar, que cuando lo miras te ampara la mirada en su horizonte siempre indefinido, al menos para mi.

Besicos para el que publica y para la publicada...

Nedda González Núñez dijo...

Excelentes los textos de Paticia. Es un placer leerla. Gracias por compartir.

Nedda González Núñez dijo...

Excelentes textos los de Patricia Nasello. Es un verdadero placer leerlos. Gracias por compartir.

Lola Sanabria dijo...

La escritura de Patricia es un encaje que te atrapa en sus hilos de seda. Nunca defrauda.

Abrazos triples.

Rosana Alonso dijo...

YO descubrí a Patricia en el concurso de Minificcióbn.com y en seguida me llamaron la atención sus textos poderosos. llenos de imágenes y en algunos de ellos el toque filoso, casi cruel que contrasta con la dulzura de otros de sus microrrelatos.

Muy buena invitada

Enhorabuena Patricia, conocía el segundo texto y me gustaba por el homenaje y por lo inquietante, pero el primero me parece una belleza.

Iván Teruel dijo...

Me uno al sentimiento de satisfacción por ver a Patricia Nasello embarcar en la Nave. Quiero destacar, también, que, además de gran escritora, Patricia es una gran dinamizadora del género desde el otro lado del charco.

De los micros, destaco: las imágenes poderosas (fantástica la escena final de "Puerto"), la prosa aquilatada y lo bien recreada que está, en ambos micros, esa atmósfera desconceratnte en la que se mueven, ese estado de mengua de la plena conciencia, onírico o ebrio según el caso. Dos grandes piezas, sin duda.

Un abrazo a ambos, capitán y pasajera.

Gala dijo...

Hablar de tus textos es caer en la reiteración. Que puedo decirte que no te haya dicho ya Patricia?
A mi me tienen loca tus letras, esa imaginación que le pones y el arte de destilar literatura.
Hoy, como no quiero repetirme me he fijado en la foto...
Guapísima, no te habia visto nunca antes, y ahora ya te conozco si cabe un poquito mejor.

Besitos mediterráneos

Claudio Leonel Siadore Gut dijo...

Me adhiero a los comentarios acerca de mi querida Patricia y su obra!

Luna dijo...

Textos Nasellos. Una marca registrada.


Saludos admirada Patricia!

peregrino dijo...

Muy buenas tus creaciones Patricia, enhorabuena haberte encontrado.

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Es un auténtico placer encontrar a Patricia embarcada en la Nave.

La Sra Nasello es referente muy importante para todos aquellos que nos declaramos adictos al género; es -sin duda alguna- un espejo en el que mirarse.

Gracias por invitarla a subir, Fernando.

¡Enhorabuena, Patricia!

josé manuel ortiz soto dijo...

Patricia, siempre es una sorpresa placentera leerte.

Va un abrazo.

Susana Camps dijo...

Lo que más me gusta de Patricia es esta capacidad para crear una ambientación onírica o mítica en muchos de sus textos, y el hecho de que explore constantemente nuevas formas, longitudes y temas. Efectivamente, como ya han dicho, nunca defrauda; a mí me asombra cómo sigue su instinto y la enorme vitalidad de su trabajo, por lo que es un gustazo leerla hoy aquí.
Abrazos

Propílogo dijo...

"Tampoco comprende dónde se acumula el mar que quita"
Con frases así se construyen micros excepcionales.
Felicidades Patricia
Saludos
Gabriel

Yolanda dijo...

Fantásticos los dos micros, aunque me quedo con el primero, me ha dejado sin habla.

Enhorabuena, tus letras son GRANDES.

MJ dijo...

Enhorabuena, Patricia.
Tus maravillosos textos no se merecen menos.
Tu prosa es elegante y delicada. Y a mí me tiene absolutamente obnubilada.

Un abrazo.

Nicolás Jarque dijo...

Patricia, es uno de los grandes nombres de esta comunidad blogera literaria, y encontrarla en "La nave de los locos" es un gran alegría.

Conozco su gran labor en Triple C, en sus blogs y en demás fiestas literarias, siempre al servicio de las letras. Sin ella, no serían posibles.

Como muestra de la calidad de sus letras estos microrrelatos son testigos.

Un abrazo enorme.

Patricia Nasello dijo...

Compañeros, amigos, antiguos y recientes, Paloma, Elisa, Rosa, Cabopá, Nedda, Lola, Iván, Gala, Claudio, Luna, Peregrino, Pedro, José Manuel, Susana, Gabriel, Yolanda, Gracias mil por vuestros comentarios.

Isolda, creo "conocerte" de otra casa amiga, La Esfera Cultural. Puede ser?

Rosana, si vos sos mi descubridora, entonces yo tengo un ente celestial cuidándome: sólo así podría explicarse.

Fernando, a riesgo de ser reiterativa, de cansarte y aburrir, es que verás, no puedo dejar de repetirlo: GRACIAS.

Abarco a todos en un abrazo

Isolda dijo...

Es, Patricia, también ahora caigo. Un beso enorme.

Desde el otro lado del espejo dijo...

Enhorabuena , siempre aprendo algo interesante. Con tu permiso me gustaría incluir un link a tu blog en el mío, sería un honor. Te sigo leyendo. Un abrazo fuerte.
Eugenia Rico

Sandra Montelpare dijo...

Patricia:¡Una enorme alegría encontrarte aquí! Un referente imprescindible del género y una maestra muy generosa. ¡Abrazos admirados!

Patricia Nasello dijo...

MJ, Nicolás, vuestros comentarios se filtraron mientras estaba respondiendo. Gracias amigos!
Será un placer recibirte, Eugenia, y conocer tu trabajo. Besos.

Miguelángel Flores dijo...

Qué maravilla, Patricia. Qué maravilla estar en casa de Valls, pero sobre todo, qué maravilla de prosa. Esos troncos que parecen dedos me han dejado como ese borracho que con poca luz parece un perro. Qué gusto leerte.
Un abrazo de los grandes.

Yashira dijo...

Qué placer leer estos relatos de Patricia, cuánta imaginación y qué forma de expresar sensaciones tan inexpresables.

Felicitaciones. Un abrazo desde mi mar,

Sergio Cossa dijo...

Según detalla tu breve biografía, nunca tan bien ganado ese título de "contadora pública".

Una alegría leerte, Patricia.

¡Saludos desde el Imperio!

Patricia Nasello dijo...

Isolda, tu nombre es poco común en mi país, por tal motivo te recuerdo. En cambio vos, cuántas patricia conocés? ¿100? ¿200? jajja. Beso vuelve.

Sandra, esta vez te me filtraste vos, para generoso, tu comentario. otro gran abrazo para vos.

Miguel Ángel, Yashira, gracias por acercarse a compartir mi orgullo, mi felicidad.

Sergio, suelo bromear con las palabras "contadora pública". No se podrá negar que ambos somos cordobeses!