miércoles, 22 de junio de 2011

La fiesta de Seix Barral

..
Chuches, lo que se dice chuches no hubo, ¿son chuches los chupa-chups?, me parece que sí, pero lo qie sí había era croquetas, muy ricas, chistorra, un poco indigesta para mi delicado estómago, tortilla de patatas y unas hamburguesitas, más bien filetes rusos, que no estaban nada mal. De la tarta nada supe... Y una vista impagable sobre la montaña de Montjuïch que imagino que pondría un poco melancólico a Marsé. Y bebida, toda la que quisieras, según la capacidad de cada cual; a destacar el vino blanco. Whisky con hielo, me parece que sólo lo tomó el autor de Últimas tardes con Teresa
..
De todas formas, a los cronistas de salones, al menos a los atípicos, como un servidor, lo que les gusta de estas cuchipandas es encontrarse con los amigotes y charlar. Sobre fútbol, por ejemplo, el Barça y Mourinho, cómo no, con Gonzalo Suárez, Vila-Matas, Masoliver, Turpin y Marsé. Con Sònia Hernández y Robert Saladrigas, que ya me parece que ha empezado a trabajar en un libro que le he encargado para Menoscuarto. Y con Ricardo Menéndez Salmón, a quien hacía un par de años que no veía. Anoche le presenté a Cristina Fernández Cubas, por lo que siempre podré presumir, a falta de otros méritos más sólidos, de haberlo relacionado nada menos que con Zúñiga y Cristina: dos de los mejores autores de cuentos españoles vivos. También andaba por allí Javier Tomeo, carrasposo y con bastón, los editores Daniel Fernández y Juan Cerezo, los críticos literarios Ayala-Dip y Javier Aparicio, y los escritores Carme Riera, Pere Gimferrer, Martínez de Pisón, muy solicitado en Alemania, Kirmen Uribe (con quien siempre recuerdo a nuestro querido Jon Kortazar), Enrique de Hériz, Álvaro Colomer, Sergi Bellver, Gabi Martínez..., además de agentes literarios varios, jóvenes editores, periodistas y fotógrafos del ramo, etc. (ni largo ni corto, simplemente etc.).
..
¿A quién eché de menos? Al maestro Alberto Blecua, a Alejandro Duque Amusco, que antes solía aparecer por estas cuchipandas, a Teresa Barjau y a Joaquín Parellada, y a Gonzalo Pontón, hijo, que vaya usted a saber por dónde andaría... Hoy seguro que están de resaca en Seix Barral. Y es que sí hay empresas que duran 100 años.  

2 comentarios:

xixe dijo...

Encontré este sitio a través de Isabel Barceló. Lo encontré muy interesante y quisiera seguir leyéndolo. Saludos.

Belnu dijo...

Parece que estaba todo el mundo! Fiesta histórica, que siento haberme perdido...