viernes, 18 de diciembre de 2009

Cómo vender un libro...

.....
El correo electrónico es una mina de disparates sin fin. Ahora el periódico Factual me tortura con un artículo diario, penoso, de la subdirectora de la publicación. No hay manera de librarse de estos envíos, ni siquiera lo ha logrado Arcadi Espada, el director, a quien he apelado. ¿No han encontrado en Factual una mejor tarjeta de presentación para captar lectores? Seguro que en cualquier revista escolar darían con una periodista mejor.
Pero vamos a otra cosa de más interés. Hace unos días recibí un correo en el que se anunciaba la aparición de una nueva novela. Lo transcribo más abajo, tal cual me llegó, sólo prescindo del nombre del autor, que parece llevar la voz cantante, dirigiéndose al posible lector, en un tono -digamos- coleguil... Lo primero que se me ocurrió pensar es que si la novela era la mitad de disparatada que la publicidad que me enviaban, por no hablar del título de libro, que se las trae, seguro que merecía la pena leerla. En fin, hay que ver los argumentos peregrinos de los que se valen las editoriales para vender un libro, aunque cuesta pensar que con estas sinrazones lo consigan; deben de dirigirse a un público muy limitadito...
......
.....
Joven,
Que quería yo hacerle partícipe de que, en mi audaz carrera hacia ninguna parte, acabo de publicar una nueva novela. Se titula Mediohombre, es histórica (y, sin embargo, bien escrita) y va sobre el heroico Blas de Lezo y sobre cómo, casi con lo puesto, se enfrentó a un inmenso ejército inglés.
La editorial es tan amable que deja leer un capítulo gratis. Luego, ya si eso, va usted y se la compra. O le pide a su bibliotecario de cabecera que lo haga, siendo el resultado el mismo: usted se la lee, pero el que paga es otro.Y si todo esto le importa un pimiento (cosa harto probable) sépame perdonar la intromisión.

Le dejo con la ficha de libro:

Sinopsis:
Al almirante Blas de Lezo, con sólo tres mil hombres y seis navíos a su cargo, se le ha encomendado la defensa de Cartagena de Indias. Frente a él se prepara el desembarco más audaz de todos los tiempos: Inglaterra ha enviado doscientas naves y casi treinta mil hombres para arrasar la ciudad. Cualquiera en su sano juicio se habría rendido de inmediato. Cualquiera excepto Lezo.
Blas de Lezo es Mediohombre, el estratega más genial de todos los tiempos. Esta es su historia y la historia de una defensa heroica y singular: el Sitio de Cartagena de Indias.
......

13 comentarios:

Antonio Serrano Cueto dijo...

Más interesante la carta de presentación que el capitulito de la novela. Sobre todo el arranque: "Joven, que quería yo..." Una vez más, Fernando, esto suena a cachondeo. Empiezo a pensar que los programas de cámara oculta televisivos tienen en la red una réplica en cosas como ésta. En fin.
(Para los artículos de la susodicha periodista, activa un filtro anti-spam y dale sus datos. Yo lo he hecho con envíos semejantes y me funciona bien).
Un abrazo.

Eva dijo...

Fernando:
Empiezo a sospechar que tienes una relación un tanto surrealista con las nuevas tecnologías.
:)
Yo acostumbro a leer un par de veces al día Factual y registré mi mail pero no he recibido nada, lo que puede querer decir que les importo un bledo como lectora. Si me hubieran bombardeado como a ti no me habría quedado callada, a mí también me exasperan los e-mails no deseados. Espero que tengas éxito, y piensa que al margen de esa excéntrica y ególatra subdirectora y algún colaborador poco deseable, ese medio no está mal del todo.

Y en cuanto a la publicación del libro, parece una broma, pero tan mala que consigue el efecto contrario. A veces mejor ceñirse a los sistemas clásicos y tradicionales. Eso nunca falla.

Por lo demás, esto del e-mail es una condena, queramos o no todos los días nos toca hacer de basureros. Suerte en lo de Factual, a ver si te dejan tranquilo...

manuespada dijo...

Esta forma de presentación que tiene el autor es bastante cutre, como si se lo enviara a algún amiguete en plan de broma, no me parece nada acertado, infantiliza una obra que seguramente le haya llevado muchos meses de trabajo serio. Dicho esto, yo soy de los que cree que se puede hacer publicidad sobre Literatura de otra manera, sobre todo más atractiva, utilizando los medios audiovisuales, al estilo de lo de "Leyendario" de Sipán que publicabas en tu blog hace poco. Es elegante y no es lo de siempre, una voz en off engolada y antigua presentando una historia nada atractiva. Por otro lado, una cosa que me saca de mis casillas son las fotos de los autores con cuello alto y delante de una estantería llena de libros. ¿Pero es que las editoriales no pueden cuidar un poco la imagen del autor y hacer que no parezca un rancio que lleva quince años sin salir de la mesa camilla de su casa?

Fernando Valls dijo...

De acuerdo, Manu. Un presunto superventas no puede promocionarse lo mismo que una novela de Javier Marías, pero tampoco hay que tratar al lector como idiota, aunque la novela sea de usar y tirar, si es que es el caso, que no lo sé.
Lo grave, en efecto, es que a estas alturas las editoriales no se han enterado todavía de las posibilidades inteligentes de promoción que les proporciona la red. ¿Hasta cuando?

Ernesto Calabuig dijo...

Yo doy fe de qué esas crónicas de Factual, firmadas por C.F, existen. Las leo y pienso en por qué creerá C.F que los chismes de redacción acerca de unos personajes que sólo ella conoce y sólo a ella le hacen gracia, son exportables y universalizables. Ni siquiera llegan, pienso, a secretos de taller, aunque entiendo que tengan un pequeño público snob, también "coleguil", cómo diría: muy a la elegancia del erizo.

Caminante dijo...

Yo... por si te llega a interesar...

AUTOBOMBO 2:
* diciembre 18, 2009. Pico Almanzor (2592m) J.O. Gredos: 1/5/2005
(Texto confeccionado -por mí- en su día y recuperado ahora. Las fotos son de Félix, Javier y Josele. Si las clicais... crecen. PAQUITA)

Son las siete cuando comenzamos a andar, vamos bien de tiempo. Los principios cuestan, al menos (...)

Porque no quiero que se te/os pase desapercibida mi crónica ... a mí me gusta. PAQUITA

Sergi Bellver dijo...

En una charla Constantino Bértolo dijo que, alguna vez, la manera en que el autor había redactado la carta de presentación de un original ya le bastaba (o, por lo menos, le predisponía) para rechazarlo.

El ejemplo sirve en este caso.

A ver cuándo inventan el detector de estupideces para la bandeja de entrada.

Abrazos.

Julia dijo...

Fernando, observa la dulce modestia de este escrtor madurito (en edad). Pásmate del original tema de su OBRA... Qué partido le están sacando a la Guerra Civil de Nunca Acabar.
Estos informes me llegan con frecuendia. Comunidad de alegrías.

Queridos amigos, queridas amigas: Permitidme que os haga partícipes de la alegría que me produce esta primera crítica, firmada por ... en la prestigiosa revista ... extra de Navidad 2009, a mi novela. No está mal para empezar, teniendo en cuenta que mi narración no es precisamente cómoda para las tendencias actuales de esta temática, más bien proclives a la "equidistancia " entre unos y otros, frente al espinoso fenómeno de la guerra civil y del franquismo.
Aprovecho también para felicitaros las Pascuas.

(Perdonad si os llega más de una vez este mensaje, pero tengo un pequeño lío en mis archivos que no sé todavía cómo arreglar)

Anónimo dijo...

Me parece que no es la editorial la que promociona el libro sino el propio autor. No le conozco de nada pero mantiene un blog de crítica poética algo destemplado de tono, cuya dirección apunto aquí para los curiosos (http://www.elsindicatodelmonodegollado.com/). Tampoco he leído la novela pero el título es el sobrenombre del personaje histórico -totalmente real- que la protagoniza. Insisto en que no conozco al tal personaje pero no me he resistido a aportar la información. Es el vicio de buscar blogs que hablan de literatura.
Saludos cordiales:
JL Piquero

Bel M. dijo...

Éste es el periódico del que comentaba hace unos días que me había borrado a causa de las "newsletter" (así las llama ella) de su subdirectora.
A mí me resultó fácil, si los tienes aún en la bandeja de entrada, en el segundo o tercer comunicado había un enlace en el que, siguiéndolo, conseguías llegar a un lugar donde cancelar esos envíos.
Saludos, Fernando.

Angeles dijo...

Tan sólo un ¡ay! muy sentido. ¿Por qué será que la mayor parte de mi dinero para lecturas -y gasto mucho- va destinado a clásicos?

Justo Serna dijo...

Fernando, yo conseguí darme de baja del pesadísimo mail nocturno de 'Factual'. Un correo firmado por una persona que no conozco y que me trata con campechanía es la cosa que más detesto. Yo lo conseguí, Fernando.

Saludos, JS

Fernando Valls dijo...

¿Y cómo lo has hecho, Justo? Ayer puse en práctica el método que recomendaba Antonio. Mañana sabré si ha funcionado. Lo triste es que andemos en estas, sobre todo con un diario que podía habernos interesado de haber hecho las cosas bien desde el principio.
Gracias.