lunes, 24 de febrero de 2014

PEDRO HERRERO

.......
El amigo del novio
......
El mejor amigo del novio rechazó ser el padrino de boda. En lugar de ello se ofreció para asumir el papel de fotógrafo oficial, en exclusiva, y argumentó que así tendría mayor libertad para cubrir todo el enlace en sus mínimos detalles, desde los prolegómenos hasta el banquete posterior. Por la mañana se plantó en casa de la novia y elaboró un minucioso reportaje de todos sus movimientos. No sin cierto recelo por parte de la familia, se quedó a solas con ella y -en la intimidad de su alcoba- se esmeró en captarla desde todos los ángulos posibles, incluyendo parte de su vistoso ajuar, provocando que al fin llegara tarde a la iglesia. También se empleó a fondo en los esponsales, y luego en el restaurante del hotel, convertido casi en una sombra de la feliz pareja. Los retrató comiendo, brindando, haciendo locuras en la pista de baile. Hasta llegó con ellos a la puerta de la suite nupcial, para no perderse el instante en que el hombre tomaba a su mujer en brazos. Luego siguió sacando fotos, como un poseso, durante el resto de la noche: encuadres oscuros, desenfocados, en los que no aparece nadie.
......

.......
* Pedro Herrero (Badalona, 1953) escribe microrrelatos desde el 2006. Sus narraciones han aparecido en antologías como Velas al viento. Los microrrelatos de La nave de los locos, de Fernando Valls, y De antología. La logia del microrrelato, de Rosana Alonso y Manu Espada, así como en la de la revista Confluencia, de la Universidad Northern Colorado (Estados Unidos). Su primer libro de microrrelatos, Los días hábiles, permanece inédito. Mantiene la bitácora Humor mío (http://humormio.blogspot.com), dedicada al microrrelato.
.......

20 comentarios:

Pedro Sánchez Negreira dijo...

No en vano la bitácora del Sr. Herrero, Don Pedro, se llama humor mío.

Esta pieza demuestra la destreza del autor para maquillar con un tono de sonrisa dulce el fondo oscuro -como los encuadres del protagonista- y agrio que produce el amor no correspondido. Sus micros suelen estar construidos por capas, como las cebollas. Son piezas que reclaman más de una lectura, suelen coger al lector por las solapas y no lo sueltan. Ahora bien, la virtud del autor radica en que también salen muy bien parados en una lectura rápida y no participativa.

Dicho esto, supongo que no es necesario que diga cuanto disfruto de las letras de mi tocayo.

Eso sí, dejo aquí mis aplausos para él y mi agradecimiento al patrón de la nave.

Abrazos,

Miguelángel Flores dijo...

Contento de verte por aquí, Herrero.
Un abrazo. Otro, Fernando.

Jordi Masó Rahola dijo...

Soy un admirador de Pedro (o "Pere", com se hace llamar en catalán). No me pierdo ni un solo microrrelato de su blog "Humor mío", son siempre una delicia. Que todavía ningún editor haya publicado sus textos en forma de libro es una de las mayores injusticias de la literatura española... Estoy seguro que llegará su momento, y mientras tanto seguiremos disfrutando de su arte a través de la red

Ximens dijo...

Historia triste en papel de regalo. Me gustan mucho los relatos de Pedro por esa naturalidad que da a los hechos, los conflictos, como si no pasara nada y sin embargo son cargas de emociones, sí, con un barniz de humor, muy suyo. 1953, buena gente nació ese año (jeje). Espero que publique pronto.

Manuel Rebollar Barro dijo...

Pedro, sutil donde los haya, preciso, nos lleva de imagen en imagen hasta encontrar un recoveco donde reside la verdad (in)apreciable de ese cuento. Visitable, siempre.

Un abrazo a los dos

Mei Morán dijo...

Los textos de Pere son reconocibles. Tienen un estilo propio. Con muchoss niveles, con humor y profundidad.
Enhorabuena.
Un abrazo también para Fernando.

Ángel Herrero López dijo...

Se apellida Herrero, escribe microrrelatos, su primer libro permanece inédito... creo que tendré que preguntarle un par de cosas a mi santa madre.

Saludos

Ángel.

Pedro Herrero dijo...

Muchas gracias por vuestros comentarios (Jordi Masó, por favor, no exageres) y gracias también a Fernando por darme acceso a La nave una vez más. Celebro que el texto sea de vuestro agrado. Mi reconocimiento hacia vuestro trabajo es igualmente sincero. Un abrazo.

David Vivancos Allepuz dijo...

Excelente texto, Pedro. Enhorabuena, maestro.

Un abrazo,

D.

Patricia Nasello dijo...

Una gozada (como ya aprendí que se dice en España)la lectura de este micro en claroscuro de Pedro Herrero.

Gracias por compartirlo, Fernando

Desde Argentina, mis más cordiales saludos para ambos

Araceli Esteves dijo...

Delicado, minucioso y sutilmente oscuro relato, muy en el estilo al que nos tiene acostumbrados Pedro.

Susana Camps dijo...

Un texto con sello propio, y que como de costumbre nos mantiene expectantes hasta el final. Sin fuegos artificiales, pero con sonrisa sostenida. Siempre es un placer leerte, Pedro.
Enhorabuena y un fuerte abrazo.

BB dijo...

Leer a Pere, es entrar a ese mundo de la fina ironía, que él maneja con maestría. Nunca sabes si se ríe de su personaje o de ti.
Es siempre una delicia transitar por esa prosa llena de sutil humor.

Un abrazo, el de siempre.

Rosa dijo...

Siempre es un gusto disfrutar de las letras de Pedro Herrero. Un humor ácido, corrosivo y casi siempre con un poso de tristeza que se te queda pegado al paladar. Enhorabuena, Pedro. Espero poder disfrutar pronto de tu libro en papel.
Muchas Gracias Fernando.

Saludos desde el aire

ANTONIO SERRANO CUETO dijo...

Los microrrelatos de Pedro son de una elegancia ya reconocible, que se mantiene en justísimo equilibrio con el humor y la ironía. Me ha gustado mucho esta historia del fotógrafo-sombra que acaba arrebatado en las sombras de la noche nupcial. Y seguimos esperando la publicación de ese libro, Pedro. Un abrazo.

Pedro Herrero dijo...

De nuevo gracias por tan cálida acogida. Os considero muy exigentes y por ello celebro que el texto no os haya defraudado. Confío en seguir mereciendo vuestra atención. Abrazos a todo el mundo.

Elysa dijo...

Un placer leer a Pedro Herrero aquí. Me gustan sus micros, muy trabajados y consiguen mantener el interés del lector. Tienen humor, una prosa elegante y en ocasiones cierta ironía que consigue que siga recordándolos tiempo después.

Besitos

Marta López ( Claudia Ravello) dijo...

Mantienes el interés de la lectura desde el principio hasta el final. Y también la sonrisa, a pesar de percibir la tristeza.
Me uno al aplauso Pedro.
Abrazos


Paloma Hidalgo dijo...

Los micorrelatos de Pedro dejan el sabor de las cosas bien hechas. Me gusta leerlos con calma, buscando ese alfiler que sujeta con maestría los pliegues en los que esconde, además de sun humor, historias que duelen.

Abrazos, a repartir.

Cristina Monteoliva dijo...

Un microrrelato genial y divertido, que no olvidaré en mucho tiempo. Enhorabuena, Pedro, y, por favor, sigue llenando de color tus escritos.
Tu amiga,

Cristina Monteoliva
www.laorilladelasletras.com