martes, 18 de febrero de 2014

Homenaje a Antonio Machado

.......

......
A un naranjo y a un limonero
.......
Naranjo en maceta, ¡qué triste es tu suerte!
Medrosas tiritan tus hojas menguadas.
Naranjo en la corte, ¡qué pena da verte
con tus naranjitas secas y arrugadas!.
......
Pobre limonero de fruto amarillo
cual pomo pulido de pálida cera,
¡qué pena mirarte, mísero arbolillo
criado en mezquino tonel de madera!
......
De los claros bosques de la Andalucía,
¿quién os trajo a esta castellana tierra
que barren los vientos de la adusta sierra,
hijos de los campos de la tierra mía?
....
¡Gloria de los huertos, árbol limonero,
que enciendes los frutos de pálido oro,
y alumbras del negro cipresal austero
las quietas plegarias erguidas en coro;
......
y fresco naranjo del patio querido,
del campo risueño y el huerto soñado,
siempre en mi recuerdo maduro o florido
de frondas y aromas y frutos cargado!
.....

4 comentarios:

CECILIA GUILLEN PEREZ dijo...

¡QUÉ GRANDE ES MACHADO!
SU POESÍA, CUALQUIERA QUE SEA, ENCIERRA ESE RESPETO POR LA LIBERTAD, POR LA RUPTURA DE CADENAS,POR MUCHOS DESEADA, POR POCOS CONQUISTADA, POR MENOS PELEADA.
NATURALEZA Y HOMBRE SE FUNDEN EN UNIDAD INDISOLUBLE, PORQUE EL MALTRATO DE LA PRIMERA CONDUCE SIN REMEDIO A LA DESTRUCCIÓN DEL SEGUNDO.
¡SI TAN SÓLO FUÉRAMOS UN POCO CONSCIENTES DE ÉSTO....!, OTRO GALLO NOS CANTARÍA,SÍ, UN GALLO EN LIBERTAD.

Beatriz AA dijo...

Me identifico mucho con la poesía de Antonio machado. Gracias por agasajarnos con sus recuerdos, los contrastes, y la belleza que describe.

Julia dijo...

Me encanta todo tipo de poesía, leerla me transmite paz, y cuando se trata de Antonio Machado, es uno de mis favoritos.

Pablo Jauralde Pou dijo...

Es un curioso ejemplo machadiano, como si se le homenajeara en lo que primero tuvo de vate modernista, ya que son dodecasílabos hemistiquiales, las dos primeras estrofas de ritmo par mantenido, y con otros juegos cantarines. Eso sí, siempre suena a Antonio Machado.
Abrazos, Fernando.