martes, 5 de noviembre de 2013

'Escena de familia con fantasma', de JULIA OTXOA

.....
Escena para establo......
......
En el escenario, una estación; sentados en un banco, dos hombres esperan la llegada del tren......
HOMBRE NATIVO: Parece usted extranjero. ¿Cómo es el paisaje de su país?.....
HOMBRE EXTRANJERO: Primero está la cloaca y a continuación el intestino grueso; vienen luego las partes ciegas del intestino, el intestino delgado, el ansa duodenal, el páncreas y la molleja, junto con el proventrículo, el hígado y la vesícula biliar, y finalmente tendríamos el buche, el esófago, la lengua y la boca.....
HOMBRE NATIVO: Pero ¡Dios Santo!, ¿de qué me está usted hablando? Le he preguntado por la geografía de su país, no por la anatomía de la gallina......
HOMBRE EXTRANJERO: Observo con agrado que conoce usted el prodigioso mundo de las gallinas......
HOMBRE NATIVO: No era difícil adivinarlo.....
HOMBRE EXTRANJERO: Percibo en usted un cierto escepticismo hacia mis palabras.....
En ese instante, el hombre extranjero se levanta y, dirigiéndose al hombre nativo, le dice indicándole el resplandeciente huevo blanco que brilla ahora sobre el banco:....
HOMBRE EXTRANJERO: ¿Ve? Mientras hablaba con usted he puesto un huevo. ¿Comprende ahora la idiosincrasia de la geografía de la que procedo?....
HOMBRE NATIVO: Algo comprendo......
El hombre extranjero recoge el huevo, se lo guarda en el bolsillo, y vuelve a sentarse mientras cacarea suavemente. El nativo se levanta y toma apresuradamente un tren cualquiera, el primero que pasa en ese momento.....
La escena termina; baja el telón. De nuevo, como viene ocurriendo desde hace más de un mes que se estrenó la obra, todo el teatro se halla absolutamente vacío.
....


....
Lámpara suiza....
....
Cada mañana el señor oscuro se ocupa de  la disección del lenguaje sobre la gran mesa de madera de la cocina, bajo la potente luz de la  lámpara suiza. Desnudo, peinado y perfumado, cubriendo gran parte de su níveo cuerpo  con el  acostumbrado delantal azul ultramar, embutidas sus manos en  guantes de látex hasta la mitad de sus brazos, armado de cuchillos, cinta métrica y báscula, y teniendo muy cerca de su mano derecha la bandeja con el instrumental de disección: bisturí, pinzas, tijeras... da comienzo al diario ritual de la metamorfosis,   abriendo  en canal los párrafos y las frases, deshuesando, con extrema delicadeza, nombres, verbos y adjetivos, desangrando  los profundos cauces de su sentido hasta dejar los significados vacíos y pálidos como paisaje de venas  tras el paso de un vampiro. Viene luego el tiempo del limado, limpiado y abrillantado de cada fonema, con el mismo esmero y mesura con los que se maquilla a un muerto.
......
Las palabras, entonces, ya anodina masa inerme, linaje de la morgue, pueden ser troceadas al gusto, sus minúsculas partes se unen luego con otras desconocidas surgiendo así sonidos  turbadores, extraños, que nadie entiende  pero que engalanan a quien las pronuncia con una suerte de aureola de misterio y sabiduría.
 
* Julia Otxoa es poeta y narradora. Estas dos piezas forman parte de su nuevo libro de textos narrativos breves que acaba de publicar la editorial Menoscuarto. 
...... 

3 comentarios:

Jesus Esnaola Moraza dijo...

Me alegra mucho que al fin llegue el nuevo libro de Julia, que llevo esperando un buen tiempo. Me gusta mucho de las dos piezas que nos sirve de aperitivo, elfino sentido del humor, la crítica poco velada. Tanto en estas piezas como en otras que he tenido la suerte de leer, veo un pequeño fondo de rabia, de enfado, de actualidad. Cómo evitarlo ¿verdad?

Enhorabuena Julia, gracias, Fernando.

CECILIA GUILLEN PEREZ dijo...

Siento curiosidad por saber el color del huevo. ¿Blanco fantasmal como esas palabras trituradas, diseccionadas por un carnicero sin escrúpulos?.
Es maravilloso el lenguaje, hablado, escrito, insinuado, inventado, incluso diseccionado, capaz de inventar nuevas palabras y nuevos significados para ellas.
Pero, y si el lenguaje cambiara de función, y si de tanto triturarlo se convirtiera en masa informe autista, aislante, sangrante..?

Carlos de la Parra dijo...

Se nota el esfuerzo en textos que implican tanto trabajo aunado al ingenio especial de la autora.
Se ubica dentro de un catálogo sui generis en la pirámide cultural.