domingo, 2 de diciembre de 2012

Comienzo de mes en el callejón del gato

......
Nada mejor para empezar el mes que ponerle unas buenas dosis de humor a los absurdos disparates de la vida política española. ¡Qué partido le hubiera sacado Valle-Inclán al señor Mas, al coro de periodistas e intelectuales que lo jalean (los Salvador Giner, Àlex Susanna, Xavier Rubert de Ventós...), con la inevitable Rahola a la cabeza, a Rajoy, la enmantillada Cospedal y a Wert, metepatas por antonomasia, o a algunos actores de reparto, sea Junqueras, el coloreado Sala i (sic) Martín o la señora Sánchez Camacho! En fin, alguien debería inmortalizar en una tragicomedia a todos estos personajes que parecen sacados de un gabinete de maravillas. O mejor aún, en un esperpento, quizás el género más adecuado para tratarlos. Todos ellos resultan tan cóncavo-convexos, presentan tantas aristas, que quien se preste a escribir sobre ellos ni siquiera necesitará pasarlos por el callejón del gato... ¿Para qué deformarlos más?
.......
.....
“La primera vez que supe que no era un ser humano corriente, lo recuerdo bien, fue cuando ETA voló mi coche conmigo dentro. Salí de allí, envuelto en llamas, y pensé: ¿cómo es posible que haya sobrevivido? Nadie se lo explicaba. Los médicos no encontraban una respuesta, tampoco mi personal de seguridad. A todo el mundo le pareció… milagroso. Esa noche soñé con Dios. Era una luz, no tenía rostro, pero sí voz. Me iluminó con su haz y me dijo: “Jose Mari, si te he salvado es porque te necesito vivo para que lideres a la humanidad”. Me dijo un par de cosas más, pero son personales. Aquella experiencia me cambió, por supuesto. Desde entonces soy mucho más humilde”.
(Una amiga, profesora de Universidad, me manda este texto supuestamente sacado de las recientes memorias del expresidente José María Aznar. Si el texto es auténtico, no lo sé, porque no he leído el libro, aunque cuesta trabajo creer que alguien -incluido Aznar- lo haya escrito).
.....
PhotobucketPhotobucket
......
* Esta ilustración aparece incluida en el último número de El Jueves.
.....

10 comentarios:

Fernando Vicente dijo...

El texto de las memorias de José María Aznar que citas es un invento de una web (www.mimesacojea.com) y se ha extendido como cierto por toda la red. Será porque todos lo creemos plausible. En esa página podrás encontrar también una curiosa entrevista con Mas.

Saludos

Francis Black dijo...

De los nombres que citas el que me sorprende es el de Salvador Giner, lo recuerdo en un homenaje que le hicieron a Masoliver y no me da con el tono meapilas de Ciu.

Saludos.

Fernando Valls dijo...

Pues, allí aparece, en la famosa foto, en la puerta del Palau de la Generalitat, aplaudiendo a Don Mas. Se ha declarado votante de ERC, lo que no sé qué es peor.
Todo anda muy enturbiado, con Monzó anunciando el Banc de Sabadell..., como un tal don Camilo. En fin.

Francis Black dijo...

De Erc ya me suena más.

Anónimo dijo...

No sé si Aznar es el autor del fragmento o no, lo peor es que creamos que podría serlo. Ni siquiera en el Callejón del Gato encontraría acomodo tanto disparate, Fernando.
Este año, cada vez que abro un periódico, tengo que esforzarme para pensar que lo que cuentan no es un esperpento.
Un saludo

Pilar

manuespada dijo...

Con Aznar todo es posible. Mucho me temo que me va a tocar leerme este libro por trabajo, así que ya subrayaré las lindezas de José Mari. Por lo visto es un libro muy aburrido en el que no cuenta nada nuevo, un libro de esos de encargo por lo que le pagan un pastón por contrar cuatro anécdotas tontas. Eso sí, creo que no habla ni de la guerra de Irak ni el 11M, pero aún tengo que comprobarlo. Un abrazo.

Francis Black dijo...

¿El negro que la ha escrito las memorias es Chuck Norris ?

Rosana Alonso dijo...

Es verdad, no hacen falta espejos deformantes, ellos mismos son esperpentos de esta España de charanga y pandereta.

Y ahora en Madrid con Eurovegas y el todo vale... y mientras, la sanidad y la educación pública se reconvierten y nos quieren vender duros a pesetas que decía mi abuela.

Al menos EL Jueves nos pone un sonrisa, aunque sea torcida, pero sonrisa.

Sí, lo preocupante de Aznar es que nos parezca posible que esas palabras sean suyas. Desde luego, la prepotencia y el toque mesiánico lo tiene cada vez que abre la boca.

carmen peire dijo...

Me gustaría que alguien como Manu Espada se lea el libro de Aznar. Yo no pienso hacerlo, pero me cabe. Acordaros de un artículo que salió de Rajoy en un periódico gallego (es verídico) en el que opinaba que eso de que todos éramos iguales era una falacia de la transición hecha por los socialistas, que en realidad había seres superiores e inferiores. Lo de Aznar va en esa línea. En fin, lo que mejor nos representa, el esperpento, como ya se ha dicho.

Anónimo dijo...

Es increíble cómo se lanza la gente a compartir ese supuesto texto de las memorias de Aznar, sin averiguar su procedencia, para lo cual solo hay que hacer un mínimo rastreo en Internet. Nicolás Melini