lunes, 5 de noviembre de 2012

Microrrelatos en Berlín

.........
.......
En la sala de conferencias de la Biblioteca del Instituto Iberoamericano, de Berlín, donde se celebró el VII Congreso Internacional, con Bolívar amparándonos, de izquierda a derecha aparecen Isabel Mellado, Julio Prieto, Carmen Valcárcel, Javier Perucho, Ginés S. Cutillas, Ángeles Encinar, Laura Pollastri, Irene Andres-Suárez, Gemma Pellicer, Rose Seifert, Raúl Brasca, Antonio Serrano Cueto, FV, Esther Andradi, Juan Armando Epple, Gabriela Espinosa, Jorge Gómez Vázquez, Graciela Tomassini, Darío Hernández, Basilio Pujante, Lauro Zavala, Kristian Trinav e Isabel Cortijo. El VIII Congreso Internacional tendrá lugar, probablemente, en los Estados Unidos.
.......     

7 comentarios:

ANTONIO SERRANO CUETO dijo...

Mi enhorabuena a ti, Fernando, y a los demás organizadores por tan estupendo congreso. Fue para mí una gozada pasar esos días en tan gratísima compañía y aprender de vosotros. Un fuerte abrazo.

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Ha de haber sido una experiencia muy gratificante.

¿Como podemos acceder a más información, Fernando?

Un abrazo,

Fernando Valls dijo...

Quizá alguno de los participantes, o yo mismo si me llega la inspiración, se anime a contar algo más del congreso y sus alrededores.

Alí Reyes H. dijo...

Buenísimo hermano. Por cierto, tomé de tu blog para hacer una entrada y te pongo en las fuentes, pero tú todavía no la has visitado. Se trata del Muro de Berlín y está ahorita en la página principal de tigrero. Me gustaría que la visitaras y de ser posible que opinaras
Saludos desde Venezuela

Angeles dijo...

Supongo que a Berlín también te llegarán las noticias desde España, ¡como los flamantes Premio Setenil y Premio Herralde!

Ginés S. Cutillas dijo...

Un verdadero honor haber asistido al congreso. El cariño entre los participantes se palpaba en el aire. Creo que todos estuvimos muy a gusto. Sin duda hay que repetirlo.

Abrazos a todos los asistentes.
Ginés

P.D. Fernando, te copio la foto en mi blog, que no la tengo.

Fernando Valls dijo...

Pues, sí, Ginés, los congresos tienen una parte científica y otra personal, no menos importante. Creo que en esta ocasión, por fortuna, todo salió a pedir de boca. En suma, que aprendimos cosas, los pasamos bien y estrechamos la amistad.