domingo, 18 de noviembre de 2012

La escritora Isabel Núñez ha muerto

.........
........
Tras una larga enfermedad, ha muerto la escritora y traductora Isabel Núñez. Había nacido en Figueras (Gerona), en 1957, aunque residía en Barcelona. Estudió Ciencias de la Educación y ejerció como profesora de Traducción en la Universidad Pompeu Fabra. Había traducido, además de a Andy Warhol, a autores como Dorothy Parker, Patricia Highsmith y Richard Ford. Era autora de dos libros de relatos: Crucigramas (2006) y Algunos hombres... y otras mujeres, que editamos en Menoscuarto, en el 2008. Un año después, publicó en Alba Si un árbol cae. Conversaciones sobre la guerra de los Balcanes, recogiendo testimonios de las víctimas de Sarajevo y Kosovo.
Cultivó el artículo y la crítica literaria en revistas y diarios, sobre todo en La Vanguardia, y mantenía un blog titulado Crucigrama (http://isabelnunez-zbelnu.blogspot.com.es/). Os aconsejo que leáis sus últimas entradas.
En el 2007 se dio cuenta de que el azufaifo que se alza en la calle Marimón, de Barcelona, semejante a los que recordaba de su infancia en Figueras, corría peligro pues iba a ser derribado el edificio de cuyo jardín formaba parte, con lo que inició una campaña ciudadana de denuncia, en la que implicó a numerosos amigos, logrando detener el derribo y concienciando a la gente de la importancia del respeto al paisaje junto al que había crecido. Esta experiencia se completó con la publicación de un libro, La plaza del azufaifo (Melusina, 2008), prologado por Enrique Vila-Matas.     
......
A comienzos de septiembre, al volver de una estancia en el extranjero, le escribí, interesándome por su salud, que sabía quebrada, y me contestó lo siguiente: 
Querido Fernando:
La verdad es que no estoy bien, estoy con un cáncer y batallando para salir; es una pesadilla y nunca pensé que me pasaría a mí. Ojalá logre salir de ésta porque me gustaría seguir aquí..., mientras, leo, veo películas, escribo y recibo a los amigos, aparte de mis tratamientos y mi disciplina y las miserias de este cuerpo nuevo que habito. Sobre eso intento escribir, ya sabes que sólo se escribir desde lo que me ocurre. Me alegro de recibir tu mensaje y de que vosotros sigáis bien. Yo me doy cuenta ahora de la felicidad que era simplemente andar por ahí con una salud aceptable y tener movilidad y tantas cosas que no solemos ni advertir hasta que no las perdemos.
Un abrazo
Isabel
......
Isabel era una mujer inquieta, de trato afable y sonrisa generosa, que en la madurez había empezado a gestar una atípica e interesante obra cultural y literaria, tanto en el campo del ensayo como en el de la ficción. Era, además, no quiero dejar de recordarlo, visitante asidua de esta nave, donde había dejado numerosos y siempre sensatos comentarios. Para nosotros, la gente de Menoscuarto, fue una gran satisfacción que nos ofreciera su último libro de cuentos, que inmediatamente aceptamos y publicamos con placer. Descansa en paz, querida Isabel. Vamos a echar de menos tus opiniones, tu valor y tu capacidad para fabular partiendo de la realidad que mejor conocías.       
......
.......

34 comentarios:

Luis Vea dijo...

Una irreparable pérdida a nivel humano. A nivel literario creo que todavía tenía muchas cosas que decir. Y hay esa novela pendiente que decía haber terminado. No sé, reflexionando sobre sus escritos me doy cuenta de que también su blog es un material literario de primera calidad y que podría convertirse fácilmente en un libro.

José Manuel Benítez Ariza dijo...

Conmovedora necrológica. El blog que aludes es estremecedor; y merece publicación, como lo merecieron, en su día, los diarios de César Simón. Mi pésame a quienes la conocíais y queríais.

ANTONIO SERRANO CUETO dijo...

Maldito cáncer. Descanse en paz.

Beatriz AA dijo...

La conocí en Facebook por amistades comunes y me sorprendió por su entrega hacia las personas que contactaban con ella, por su forma sincera de expresarse, por compartir su mundo con el mundo. Adquirí entonces su libro de relatos en Ed menoscuarto, y lo reservé para disfrutarlo en vacaciones, hace un año. También la encontraba por aqui, Belnu. Las últimas entradas de su blog son un testimonio directo de su lucha y coraje, pero a la vez, visto el desenlace, produce una gran consternación.

Lola Sanabria dijo...

Una pesadilla estas muertes prematuras. Y una pena porque quiebran una vida fructífera.

Abrazos solidarios.

kynikos dijo...

es terrible conocer a alguien y la obra de alguien por heraldos así.
se atormentan en la cabeza todos los condicionales de...
terrible, y muy hermosa entrada.
abrazos y pésames que pesan.

Alfredo J. Ramos dijo...

Cuánta muerte por todas partes. Y cada una diferente. Sin posible resumen ni intercambio. Un homenaje cierto y útil: mantiene su memoria. La leeré.

Isabel dijo...

Yo no la conocía personalmente, pero a una persona se la puede conocer y querer por lo que escribe y cómo lo escribe.
Eso me ha pasado, y he sentido un gran pesar de que se haya ido para siempre quedándole tanto por decir.

Yo supongo que ella, que decía lo había dejado todo preparado, habrá dado instrucciones sobre su escritura, a mí esto me produce un gran respeto.

Saludos cordiales.

Arte Pun dijo...

Gracias por la reseña Fernando.

Me gustó conocer un poco a Isabel, descanse en paz.

Un abrazo

alberto tugues dijo...

Fernando, comparto tu comentario sobre Isabel Núñez en mi Facebook, lugar virtual donde a veces nos encontrábamos. En una de esas ocasiones, escribí "paradas del Mercado de la Boquería", con mi castellano de Barcelona, y ella me corrigió "puestos del Mercado de la Boquería".

fra miquel dijo...

La leí durante un tiempo en su otro blog; POLIS, donde seguí su cruzada por salvar por el azufaifo y otras luchas similares. Intercambiamos comentarios en nuestros blogs respectivos, respecto a esos temas, durante un tiempo.
Luego supe de su enfermedad en CRUCIGRAMAS. Blog que fui siguiendo sin comentar.
También recomiendo la lectura de sus últimas entradas
Ahora, descanse en paz.

Gracias, Fernando, por tu necrológica.
Un abrazo

Isabel Mercadé dijo...

Gracias, Fernando. Qué buen resumen de su trayectoria.
Un abrazo.

Paloma Hidalgo dijo...


Una mala noticia.Descanse en paz.

Diego Fernández Magdaleno dijo...

Lo he sentido mucho.
Abrazos,

Diego

Anónimo dijo...

Hermosa reseña, Fernando. Gracias por compartirla con nosotros.
Pilar

Ernesto Calabuig dijo...

Querido Fernando. Yo no conocía a Isabel en persona. Nos habíamos escrito a través de su blog, pues, aparte de ser compañeros de editorial, ella hizo un comentario muy amable en la prensa del libro de Clemens Meyer, "La noche, las luces" y de mi traducción. Lo he sentido de verdad y me ha impresionado la noticia, pues no sabía nada de su enfermedad. Descanse en paz.

manuespada dijo...

No conocía a Isabel, pero lo siento mucho. El fragmento que publicas del mensaje que te envió me ha llegado al alma. Un abrazo y mi pésame a su familia y amigos.

Emma dijo...

La seguía desde hace años, estoy en shock.

Javier Quiñones Pozuelo dijo...

Pues lo siento mucho, la verdad, aunque no la conocía, soy asiduo a Figueres y, lo que son las cosas, este verano, lo acabé a finales de agosto en las calas del Cap de Creus, leí su libro de cuentos, el que publicaste en la colección que diriges, Fernando.
Me uno al dolor de su familia y amigos.
Un abrazo, Javier.

FERNANDO CLEMOT dijo...

Un artículo muy bonito, Fernando.
No la conocía personalmente pero me uno a las condolencias.
Un abrazo.

César Romero dijo...

Vaya. Aparte de algunas traducciones, leí su libro sobre el azufaifo, un libro con buen ritmo, y una lucha incansable, y una rara capacidad para mostrar ese desasoiego interior que a veces invade a quien lucha sin fruto.
Gracias por la necrológica.

Icíar dijo...

Muy triste. Me cuesta mucho creerlo.

Antonio Tello dijo...

A pesar de la gravedad creí que saldría o quizás fue que me contagió su esperanza, después de la operación.
Cuando me enteré de su muerte por Isabel Mercadé, se me ocurrió ponerle su nombre a una palmera que está la Diagonal, frente al edificio de La Vanguardia.
Un abrazo, estimado Fernando.

Ginés S. Cutillas dijo...

Estuve en la presentación de su último libro de relatos. Aunque nunca la conocí personalmente, me causó muy buena sensación. Me transmitió el buen hacer y la paz interna tan inherente a las buenas personas. Me apena mucho esta noticia.

Miguel A. Zapata dijo...

Me sumo a las condolencias. Como dice Benítez Ariza más arriba, conmovedora necrológica, y lúcida también la percepción de Isabel Núñez (a quien no conocí) respecto a las limitaciones que le impondría su enfermedad. Una escritora que titula su obra "Algunos hombres... y otras mujeres" se señala como autora de fina ironía. Mi más sentido pésame.

Isabel Mercadé dijo...

A lo mejor, Fernando, te apetece leer esto que escribí en la ceremonia de despedida de Isabel: http://lispectortesis.blogspot.com.es/2012/11/adios-isabel.html
Gracias otra vez.

Rosana Alonso dijo...

Leí su libro y luego busqué su blog, sin conocerla ni literal ni virtualmente me produjo muy buena impresión.

A mí también me ha llegado su carta.

No hay que perderse lo que de verdad importa

Fernando Valls dijo...

Gracias, Isabel, y mi agradecimiento a todos por vuestros comentarios.

María dijo...

No conocí a Isabel, pero estos días leyendo su blog, Crucigramas, me ha impresionado su serenidad. Luego me he fijado que, en el lateral, aparecen los "blogs que sigo", que se renuevan implacablemente, incluso con la noticia (en Nalocos) de su propia muerte, la que ella pensó que todavía podía vencer. Me he estremecido.
Mi pésame a su familia y amigos.
Un abrazo y gracias

El Viejo Fettes dijo...

Siento una honda impresión. Mi más sentido pésame para todos sus amigos y lectores.

José Manuel Benítez Ariza dijo...

Con tu permiso, Fernando, doy difusión en Facebook a tu necrológica y al blog de la propia Isabel Núñez. Gracias.

Fernando Valls dijo...

Me parece muy bien, José Manuel. Gracias y saludos.

Deb dijo...

CONOCERLA FUE QUERERLA Y ADMIRARLA.

Elysa dijo...

No la conocía, pero leer su respuesta a tu carta me ha llegado al alma, entiendo muy bien esa expresión cuando habla de las miserias de ese cuerpo nuevo que habita, mejor no lo pudo decir.
Gracias por dejar el enlace a su blog, lo leeré, es un mínimo homenaje.

Besitos