jueves, 29 de septiembre de 2011

Microrrelatos en la biblioteca de Barberá del Vallés


En la Biblioteca municipal Esteve Paluzie, de Barberá del Vallés, pueblo de la provincia de Barcelona, situado junto a la Universidad Autónoma, se inaugura hoy "lamicrobiblioteca" (www.lamicrobiblioteca.com), la primera  especializada en el microrrelato, al crear y mantener un fondo especial dedicado a este nuevo género literario, con el objetivo de fomentar la lectura, difundirlo y convertirse en referencia para sus aficionados. Para empezar, han convocado un concurso (el jurado estará compuesto por Flavia Company, Ginés S. Cutillas y Joan Pinyol) y organizan unos talleres de creación. El primero, dedicado al microrrelato, lo impartirá el autor de Un koala en el armario.


24 comentarios:

AGUS dijo...

Me parece una iniciativa estupenda, Fernando. Y me alegra que sea aquí, tan cerca. Ojalá se contagie la idea.

Abrazos.

Propílogo dijo...

Tiene buena pinta, la verdad.
Si a uno le tiemblan las manos al entrar en Tres Rosas Amarillas, ¿qué puede pasar aquí dentro de un par de años?
Reitero mis agradecimientos a los implicados en la iniciativa.
Saludos
Gabriel

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Esta es una iniciativa excelente que ojalá fuese imitada en otras bibliotecas a nivel nacional.

Lamentablemente corren malos tiempos, no sólo para la lírica.

Un saludo.

Rosana Alonso dijo...

Me alegra mucho y me ilusiona mas. Yo también espero que otras bibliotecas se sumen a ésta iniciática a nivel nacional.

Un abrazo

Ginés S. Cutillas dijo...

La verdad es que iniciativas de este tipo son de agradecer. Me consta que el personal de la biblioteca lo hace con ilusión y la contagia a la gente que hemos tenido la suerte de aportar un poquito a la causa.
Ya tengo ganas de ver ese fondo.

manuespada dijo...

Qué buena iniciativa para promover el género. Creo que el siguiente paso sería que algún ayuntamiento o institución emulara al Ayuntamiento de Molina de Segura y creara un Setenil de microrrelatos, ya que la presencia de este género en el Setenil, como todos sabemos, es meramente testimonial. ¿Alguien se anima? Un abrazo.

Ximens dijo...

Creo que Internet va a cambiar el concepto del microrrelato. Las editoriales tendrán que dejar de considerarlo género no comercial. Ya se podrán localizar en las bibliotecas. Buena iniciativa.Nos vemos y leemos.

Araceli Esteves dijo...

Celebremos cualquier iniciativa que coloque al microrrelato algo más cerca de provocar el interés que sin duda merece.

ANTONIO SERRANO CUETO dijo...

Ya los felicité en su momento y lo hago también ahora. Iniciativas como esta en tiempos de recortes en cultura son aire fresco. Si consiguen perseverar, podrían convertirse en unos años en una biblioteca de referencia. No estaría mal que los autores les enviásemos un ejemplar de nuestros libros dedicado, para echarles una mano con el proyecto y que no se quede todo en palabras.

Rosana Alonso dijo...

Fe de ratas (es lo que tiene escribir desde el dichoso teclado minúsculo del Chungophone) más e iniciativa no iniciática...

Me alegra mucho y me ilusiona más. Yo también espero que otras bibliotecas se sumen a ésta inciativa a nivel nacional.


Saludos más

Odys 2.0 dijo...

Se nota que están organizados y que inician andadura con ilusión y energías. Además, se trata de un proyecto novedoso, y ya se sabe que quien da primero...

Mis mejores deseos para la Microbiblioteca.

Saludos,

Alberto.

Jordi Masó Rahola dijo...

Una excelente iniciativa, tanto la biblioteca como los talleres. En cuanto al concurso, yo ya he empezado a afilar los lápices... ¿quién más se anima?

Nicolás Jarque dijo...

Fernando, me encanta esa iniciativa y que le des su publicidad. Ojalá se extienda y pueda llegar a otros rincones como por ejemplo Valencia.
Por cierto aprovechando ese espacio y por ser tú quien eres, no sé si podrías contestarme a esta pregunta: ¿Crees, como me dijeron no hace mucho, que los microrrelatos es una moda pasajera que no interesa al público en general?
Un abrazo.

Fernando Valls dijo...

Nicolás, quien te dijo eso era un analfabeto, porque microrrelatos escribieron Juan Ramón Jiménez y Ramón Gómez de la Serna, Borges y Max Aub, Juan José Arreola y Julio Cortázar, Ana María Matute y Rubén Darío. ¿No te parece que para ser una moda ocasional viene de demasiado lejos y durá demasiado? Saludos.

Pablo Gonz dijo...

Me gustan mucho las bibliotecas. Me gustan mucho los microrrelatos. Por tanto, una biblioteca llena de microrrelatos me parece una bendición.
Abrazo esta iniciativa y a sus difusores,
PABLO GONZ

Javier Perucho dijo...

Fernando,

a esa biblioteca dono unos ejemplares de mis libros sobre el microrrelato mexicano. Me parece una excelente idea y será una forma de apoyarla. A quién me dirijo para enviárselos.
Enhorabuena, animadores del proyecto.

JP, desde Axolotitlan

Nicolás Jarque dijo...

Fernando, eso pienso yo que ha tenido, tiene y tendrá su importancia. Pero a veces se quiere ofender con comentarios así.
Gracias por la respuesta. Saludos.

Miguel A. Zapata dijo...

Magnífica idea, sin duda. Un abrazo y enhorabuena al amigo Ginés, que participa en exclusiva de los fastos del evento.

PD: cabe recordar, al hilo de algún comentario anterior, que también se habló del invento de los hermanos Lumiére como una moda pasajera que no podría sustituir a los teatros de varietés o el music hall.

Arte Pun dijo...

Pues está bien. Sí, parece que fomentar, en los tiempos que corren, es positivo.
Al hilo de algún comentario que pregunta a Fernando sobre el género, y reconociendo previamente mi poco autorizada opinión, yo no veo muy claro que el libro sea el formato ideal del género. O por así decirlo, leerme de una mínima sentada diez o quince microrrelatos (supongamos que estupendos), cada uno independiente del siguiente y del anterior, cuya única hilazón son las costuras físicas del libro, me crea cierto vértigo. Para mi el género tienen mucha mayor profundidad que la mayoría de las novelas que pueden leerse actuales, pero no está bien tratado.
¿Y concursos? Pero qué chollo, coño. Mire usted, mándeme sus mejores microrrelatos que yo si me parece bien le voy a dar de premio una palmadita en el hombro, hala, y por supuesto original, y pito pito pito.
Bueno no me hagáis mucho caso, por ejemplo sólo me acerco a la tele para ver teledeporte o la 2, y ninguna es líder de audiencia.

Pedro Herrero dijo...

Querido Antonio: no te preocupes. Tu libro "Fuera pijamas" se halla dignamente incluído en ese fondo editorial, junto a los premios del Basar de Montcada y las antologías de Fernando. También figura el libro de Manu Espada, los crímenes de Max Aub, el último de Ana Mª Shua y muchos más, que no tuve tiempo de ojear ya que preferí sentarme en una de las butacas Art-Decó que montan guardia frente a la estantería, y saborear el silencioso aroma de una biblioteca recién estrenada.

La lectura que siguió a la inauguración del fondo congregó a cuatro gatos mal contados, en una sala espaciosa y acogedora, dedicada al recuerdo de Salvador Allende. No faltó la regidora de cultura del Ayuntamiento, el buen oficio de Guri como impulsor y coordinador del acto, y las fotos espontáneas de la gentil Rossella Cascone (que llegó tarde por culpa de la RENFE pero que no tardó nada en recuperar el tiempo perdido). Y en un ambiente familiar, más cercano a la jam session que a los ritos oficiales) se rindió tributo a Pere Calders (ayer hubiera sido su 99 cumpleaños) y se dejó constancia de que, antes de convertirse en grandes hogueras, los pequeños fuegos nacen al calor de la esperanza.

La idea de rematar la lectura con unas cervezas fue de Fernando Clemot, que supo leer los pensamientos de todos. Eran las ocho tocadas y hacía algo de frío en Barberà del Vallès. Y las cervezas, más que frías, parecieron salir de un iglú del Polo Norte. Pero calentaron lo suyo y demostraron que el microrrelato está más vivo que nunca. Y que en cualquier lugar de nuestra geografía hay comandos dispuestos a activarse en favor de la causa que nos une y que (por cierto) siempre nos lleva a hablar de esa paella que tenemos pendiente, y que alguna vez (soñar no cuesta nada) podría sentarnos a todos en la misma mesa.

Te eché de menos, Antonio. A ti, a Fernando y a tanta gente que por culpa de la distancia no pudo hacer acto de presencia. Susana Camps fue tan amable de acercarme a la estación, desde donde tuve que llamar a mi mujer para que viniera a recogerme, ya que la RENFE (ayer, de huelga) seguía haciendo la puñeta. Pero eso fue lo de menos. Esta noche me ha costado dormir. Aunque cuando he logrado cerrar los ojos, he soñado que nevaba y que yo salía a pasear en mangas de camisa.

Elysa dijo...

Es una iniciativa estupenda, quizás se contagie a otras bibliotecas y comunidades.
Es bueno publicitarlo y que se extienda por la red, tal vez las editoriales empiezen a mirar al microrrelato con mayor interés.

Gracias.

Besitos

Hiperbreves S.A. dijo...

Me parece una deliciosa iniciativa. Ya me he comprometido a promover su plagio en Tenerife, a ver si alguien me escucha predicando en el desierto. ¡Qué grande la Microbiblioteca!

ANTONIO SERRANO CUETO dijo...

Querido Pedro, ¡cómo me hubiera gustado asistir! Ya sabes que Cádiz está en el culo de España, para lo bueno y para lo malo (lo malo afecta sobre todo a los viajes). Me alegro mucho de que "Fueras pijamas" y otros textos nacidos al calor del concurso de Montcada estén allí, así como los libros excelentes de otros escritores. Ya tengo esa biblioteca en mi ruta catalana, para cuando vuelva por allí. Me he prometido regalarme un viaje a Madrid cuando Fernando presente "Mar de pirañas". A ver si allí, a media distancia, podemos vernos y tomarnos una cerveza juntos. Un fuerte abrazo.

XUS dijo...

Per si us interessen els meus microrrelats i comentaris
http://elogidelescorpi.blogspot.com/