lunes, 19 de abril de 2010

Mireia Manzano, ganadora del Premio de microrrelatos `El Basar´

......
.....
Mireia Manzano, de Barcelona, con "El cangrejo", ha ganado el VI Premio de Microrrelatos ‘El Basar’, que convoca Montcada Comunicación y está dotado con 2.000 euros. La ganadora tiene 19 años, es estudiante de Humanidades en la Universidad Pompeu Fabra y de Antropología en la Universidad de Barcelona, y es la primera vez que participa en un certamen literario. El jurado, compuesto por los críticos Sonia Hernández, Juan Antonio Masoliver y Fernando Valls, ha elegido la obra ganadora entre las más de 1.400 que se han presentado al concurso en las cinco convocatorias mensuales, desde octubre del 2009 a febrero del 2010. Los finalistas han sido César Romero (Sevilla); Sebastià Munar (Mallorca); Patricia Díaz (Barcelona); Montse Gallés (Barcelona) y Juan Fueyo (Houston). Una selección de los microrrelatos que han participado en el concurso, ilustrados por el artista Juan Manuel Guisado, de Montcada i Reixac, se ha recogido en el volumen Dreceres (Atajos), formado por un total de 42 obras de autores de diversa procedencia. El libro ha sido editado por Debarris.
.............

.
"El cangrejo"
.....
Y me acosté pronto, y hojeé sin interés la novela, y me cepillé los dientes, y cené salchichas con un poco de la lasaña que sobró de ayer, y leí el periódico poniendo los pies encima del sillón, y me aburrí con los errores garrafales de los concursantes de Pasapalabra, y me desabroché la corbata con un suspiro de alivio, qué día de perros, y llegué a casa de mal humor porque no quedaba tabaco en el quiosco, y perdí los estribos en un atasco brutal, y tuve que quedarme hasta las seis porque a mi secretaria no se le había ocurrido nada mejor que no avisarme de la reunión hasta diez minutos antes, y estuve debatiendo sobre el nuevo fichaje del Barça con el nuevo de la oficina, que tiene pinta de ser un madridista rematado, y me distraje mirando por la ventana ahora que mi jefe ya apenas pasa por el despacho a revisar el trabajo que hacemos, y salí a comer un sándwich vegetal porque, definitivamente, desde que hablé con el doctor, estoy a dieta, y estuve ansioso esperando a que llegara la hora del almuerzo, abrasándome de calor ahora que nos han quitado el aire acondicionado a los que estamos en la primera planta, y mandé unos correos un tanto desagradables a un par de clientes morosos, y le pedí a mi secretaria un café, bien caliente y con dos de azúcar por favor, Charo, y telefoneé a mi exmujer para saber si podría encargarse ella esta tarde de ir a buscar a la niña al colegio, ya está bien, siempre me haces lo mismo y hoy te tocaba a ti, yo esta noche pensaba ir al cine con Sergi y no puedo hacerme cargo, se lo diré a mi madre y vamos a ver qué hacemos, y llegué a la oficina enfadado por culpa de una maldita moto que se saltó el ámbar en un cruce, y me vestí a toda prisa, y desayuné un cruasán reseco y un poco de café frío del día anterior, y me desperté con la almohada pegada a la mejilla porque seguramente anoche lloré un poco antes de acostarme, y me di cuenta de que necesitaba volver a empezar porque, desde hacía días, mi vida parecía estar funcionando al revés.
.....
* En la primera foto aparece Mireia Manzano, la ganadora; y en la segunda los finalistas, con el crítico y escritor Juan Antonio Masoliver.
.....

10 comentarios:

Pilar dijo...

Muy bueno. Enhorabuena a la ganadora, que es además jovencísima.Me recuerda a los mejores relatos del libro Si te comes un limón sin hacer muecas, de Pamiés.
Pilar Galán

Raúl dijo...

De lo más efectivo.

Víctor dijo...

No leí los otros finalistas, pero éste micro me pareció bueno, merecedor del premio.

Un saludo y enhorabona a la guanyadora!

Jordi Masó Rahola dijo...

Felicidades a la ganadora, un buen micro. Aunque mi preferido entre los finalistas era "Reloj de arena" de César Romero, que era una joya.

Pedro Herrero dijo...

El uso acertado de la primera persona carga de subjetividad esa frase final que el lector espera, para cerrar lo que hasta ese momento ha sido un relato objetivo de gestos y situaciones. La primera persona también distingue este texto de “Un feliz regreso”, de Francisco Corrales, en el que la marcha atrás de los acontecimientos era narrada por una voz omnisciente (justificada también en relación al argumento).

Muy buenos augurios para esta joven autora, y mis mejores deseos de que este primer premio dé paso a futuros y merecidos galardones.

Pablo Gonz, autor de "Libertad" dijo...

Mis felicitaciones por tu premio, Mireia. Y gracias por el cuento.

Antonio Serrano Cueto dijo...

Mi enhorabuena para ella por este relato de ida y vuelta. Y un abrazo para el capitán de la Nave.

siempreconhistorias dijo...

Precioso relato. La marcha atrás, la repetición de las íes, el uso de las comas creando frases que se me antojaron musicales... Todo me gustó. ¡Muchas felicidades a la autora! Un abrazo para el capitán.

Gabriel dijo...

He encontrado tu blog, me ha parecido irreal la entrada en la que los relatos se parecen tanto unos a otros; luego he llegado a esta entrada, he leído el relato de Mireia y me ha recordado a uno mío de hace años (http://www.elmundo.es/especiales/2002/05/cultura/ferialibro/finalistas/terror/02junio.html)

Sólo se parecen, pero ¿quién me dice que el mío no se parecía también a otro?
Y me gusta más el suyo.

Arancha C. dijo...

No le sobra ni le falta nada al relato. Lo he leído sin respirar hasta el final...