sábado, 29 de noviembre de 2008

¡Atención! Últimas revelaciones sobre el doliente JG

....
No pudiendo superar el disgusto que le supuso la concesión del Premio de las Letras Españolas, Juan Goytisolo, tras aparecérsele Valente, con sonrisa burlona, en forma de pájaro solitario, compadecido de verlo lloriquear tanto, y consultar con Blanco White, ha decidido rechazarlo, pero rechazando también caballerosamente la cantidad de dinerito que conlleva. No a la manera burda de Jean Paul Sartre o Joan Corominas, que no quisieron el Nobel y el Premio de las Letras Españolas, pero sí la pasta que lo acompañaba. Sabemos también que la vieja puta Celestina, tras consultar con Don Julián, le ha aconsejado al oído que no lo haga; mientras que Juan Ruiz, sí, el arcipreste de Hita, se ha atornillado el dedo en la sien, diciéndole que aceptara el premio, puesto que ello no le impedirá seguir quejándose por no haber recibido aún el Premio Príncipe de Asturias, el Cervantes y el Nobel. Sus incondicionales de siempre, todos los incomprendidos narradores más o menos experimentales, encabezados por el monaguillo Ferré, quien balancea el incensario, a los que tanto ha jaleado en los últimos tiempos, aunque con el mismo éxito que siempre, ninguno, le han preparado procesiones bajo palio en Brown y Marrakech, donde sí lo comprenden y aprecian como se merece. Aunque estos últimos desfiles no parecen confirmados.
...
......

10 comentarios:

hombredebarro dijo...

Está bien esto de sacudir las mantas y airear los cuartos. Es saludable.

Fernando Valls dijo...

No a todo el mundo, Hombredebarro, le parece saludable. He recibido varios comentarios despreciativos e insultantes. Aunque, eso sí, amparados en el anónimo.

Francisco Casoledo dijo...

El dolor padecido por el doliente esta semana no obedece al temporal de frío y tampoco al premio Nacional, sino a la proximidad de éste con el Cervantes. Está claro que, habiendo recibido uno, poco lugar quedaba para recibir el otro. Y tal constatación le produjo una contractura cervical cuyos efectos se han hecho evidentes para todos. Le deseamos una pronta recuperación para que siga iluminando nuestras conciencias. Y al bueno de Marsé, un consejo: ya que es tan amigo de la escritura lenta y la precisión verbal, podría sustituir el "mujeres y vino" por "cierta clase de mujeres y vino". Quedaría menos cateto.

Fernando Valls dijo...

Hombre, Francisco, no te lo tomes tan al pie de la letra... Me parece que no es cuestión de precisión, sino una leve variante jocosa del clásico `champán y mujeres´... Si hubiera respondido, como propones, `cierta clase de mujeres y vino´, la frase no hubiera tenido sentido alguno.

siempreconhistorias dijo...

"Copita de coñá y mujeres en cueros" decía hace un par de décadas un amigo andaluz. Me gusta Marsé. Me alegro de su premio y de tus comentarios. Exquisita capacidad la que tienes para despellejar a veces y rendir homenaje otras (a distintas personas, claro). Gracias por tus informaciones y opiniones.
Una copita de vino a la salud de Juan Marsé.

Fernando Valls dijo...

Izaskun, intentaré despellejar lo menos posible, pero a veces me lo ponen muy difícil. Te advierto, de todas formas, que hacerlo no me resulta un plato de gusto.

Tomás Rodríguez dijo...

Fernando, me sorprende que hayas dedicado varias entradas a condenar la actitud y parte de la obra de Juan Goytisolo. En ocasiones, tienes razón: el rechazo absoluto de su persona y de su obra en este país lo ha llevado a sentirse una especie expulsado único en la Reconquista; pero también es indudable que le iría mejor a la literatura de estos momentos si surgiese algún escritor con la calidad de su prosa y con la inteligencia que posee como lector omnímodo. Sus lecturas de la mística sufí o sus posturas ante el mudejarismo en la obra de Ruiz, Cervantes, Rojas o Galdós, sus penjetraciones en el ámbito de la lingüística no son baladíes ni motivo de mofa alguno. Evidentemente, cada cual con sus gustos y preferencias.Saludos.

Fernando Valls dijo...

Tomás, tienes el inmenso mérito de ser el primero en salir en defensa de JG sin tener que insultarme y amenazarme, como ha ocurrido estos días en varias ocasiones. Gracias.

Tomás Rodríguez dijo...

Si consideramos las opiniones contrarias como motivos de guerra es mejor abandonar el diálogo.Lo digo en referencia a esa lluvia de anónimos amanazadores.
Por este motivo, tengo muy en cuenta tu opinión sobre JG, a pesar de discrepar en muchos aspectos y razones. Es curioso ,en alguna ocasión me vino a ocurrir lo mismo con un autor peruano que se llama Vargas Llosa. Defendí sus cualidades como narrador, su uso de las técnicas narrativas como un ejemplo magnífico para los que se inician en la escritura. Algunos malhechores entendieron esto como una defensa de la derecha española y del conservadurismo, cuando jamás mencioné nada de política y cuando jamás mezclo un análisis literario con un análisis politico y cuando no comparto ninguna postura con Vargas Llosa.
Saludos, Fernando.

Fernando Valls dijo...

En fin, Tomás, tampoco yo estoy de acuerdo con los méritos que tú le atribuyes a la obra de JG, pero ahora eso ya es pecata minuta... Suscribo, en cambio, tu defensa de la narrativa de Vargas Llosa, un novelista a años luz del JG posterior a 1986. ¿O es que JG ha escrito alguna novela, después de esa fecha, comparable a `La fiesta del chivo´? Ya lo hablaremos en privado, con detenimiento, la próxima vez que coincidamos. Saludos cordiales.